Llegó Diciembre

Ya está, tenemos a Diciembre a la vista, como corresponde viene con festejos,  y este año un poco más, Emociones que afloran y el deseo de encontrarnos con amigos, compañeros de la vida o el trabajo y el rito familiar del 24 y 31.

Y estas fiestas no serán diferentes a otras, probablemente repitamos ceremonias de manera automática: si hay que reunirnos, buscamos fecha y lugar; si vamos a beber, bebemos lo que la mayoría; a la hora de comer, nos ponemos de acuerdo y se hace en conjunto, lo habitual, lo esperado.

Son momentos que se viven con un alto tono emocional, difícil para una planificación “personal”, de lo que vamos a tomar, de la selección de alimentos, cantidades, etc.

Se suele pensar y decir que  durante las fiestas no hay que privarse. Estoy casi de acuerdo, aunque lo más recomendable (si tenés una enfermedad metabólica, o un exceso de peso o simplemente cuidar la salud de tu futuro yo), es que tomes las riendas, a conciencia de lo decidís que vas a comer y beber. O sea, vas a estar presente y saber de cada porción (o copa) que vas a llevar a tu  boca durante una comida, en reuniones, festejos.

El plan maestro es: comer lo que elegís en lugar de lo que “toca”. Pensar antes y comer lo decidiste, porque querés hacerlo. Comé algo que te guste en la cantidad justa, sin glotonería.

Ser diferente impone un reto, lo sé y te quiero con esa actitud desafiante. Los demás son los otros y tienen nuestro respeto por sus hábitos, cultura y familia.

Siempre podrás elegir, hay muchos alimentos que producen sensaciones placenteras, sin necesidad de llenarnos a tope la panza.

Disfrutá de cada bocado, tanto como de la alegría de ver al familiar que no veías, de compartir la ilusión de los chiquitines, de conversar con algunos parientes o “amigos” con los que tenés conflictos no resueltos. Recordá a los que no están y ahuyentá las malas vibras, los malos rollos (¡olé!).

Es Diciembre amig@s,  busquemos gestionar buenos hábitos emocionales y alimentarios Vamos por unas fiestas sin excesos y con inteligencia emocional, así podremos llegar al próximo año con el orgullo de haber tomado buenas elecciones.

5

  • Organizate y tené un registro de lo que vas a comer esos días.
  • Comé con conciencia. Elegí alimentos que te gusten y disfrútalos al estilo francés. Esto va a hacer que comas rico y  en porciones reducidas,  sabiendo que lo elegiste.
  • Poné atención: cuándo empezás y cuándo tenes que parar;  si estuvo bien, ya es suficiente.
  • Disfrutá de la reunión, de ver a los amigos, la  familia, de las charlas.
  • Si ese día estás en alguna emoción negativa, detectala y buscá a la persona “adecuada” para hablar de lo que te pasa. Ese alguien es quien escucha sin juzgar, y  no te “aconseja” (solo te escucha, está allí para vos).

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

Autor: Doctor Ugarte

doctorugarte es Alejandro Ugarte, Médico especializado en Nutrición y Diabetes. Profesor del Instituto Universitario CEMIC,, en la carreras de Medicina y de Nutrición. Aplica técnicas de Coaching Nutricional. Trabaja para difundir temas nutricionales por un especialista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: