Alimentos disfrazados, «saludables» que no lo son

Cada vez más personas toman conciencia del impacto que tiene la alimentación sobre la salud y eso estimula una mayor demanda de alimentos saludables.

Las empresas alimentarias, atentas a estos aconteceres, modifican sus estrategias para vender sus productos, ¿Qué otra cosa esperabas?

Lo que ocurre hoy en día es que muchas empresas usan engaños para hacer pasar por saludables alimentos que no lo son y para hacer creer a los consumidores que es necesario ingerir determinados productos para mantener un buen estado de salud.

¿Cómo es posible que ocurra esto?

Se utilizan frases en las campañas publicitarias para alabar las propiedades de un alimento, pueden ser de dos tipos: declaraciones nutricionales y declaraciones saludables. Las primeras hacen referencia a la energía o los nutrientes que el alimento proporciona (por ejemplo, “fuente de calcio” o “bajo contenido de azúcar”) que puedan ser utilizadas manteniéndose en ciertos límites. Por ejemplo, si se quiere declarar “sin azúcar”, el alimento debe tener no más de un 0,5% de azúcar. Por su parte, las declaraciones saludables se refieren a la relación de un alimento o de alguno de sus componentes con la salud (por ejemplo, “el calcio contribuye al normal mantenimiento de los huesos”). Para poder ser usadas, estas declaraciones deben estar respaldadas por evidencias científicas sólidas. Imaginate que hablamos de una empresa que fabrica yogur y quiere anunciarlo diciendo que las bacterias que contiene son buenas para reforzar el sistema inmunitario. Para poder hacerlo, primero debe enviar una solicitud al Ente Regulador de tu País, aportando las evidencias científicas en las que se basa su petición. Si estas son válidas, las autoridades aprueban la petición y la declaración podrá anunciarse (por ejemplo “la bacteria X contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario”). Pero en la gran mayoría de los casos no hay evidencias suficientes y las solicitudes son rechazadas (actualmente no te dicen que refuerzan el sistema inmunitario) ¿Qué hace entonces la empresa? A veces en un alarde de imaginación,  elabora campañas publicitarias para insinuar que su producto aporta beneficios, sin afirmarlo abiertamente. Es lo que hacen por ejemplo algunos productores de leche sin lactosa al sugerir que ese alimento es mejor para todo el mundo, cuando en realidad sólo presenta ventajas para las personas intolerantes a la lactosa.

De todos modos la empresa puede optar acudir al listado de declaraciones saludables que han sido aprobadas, elegir una de las sustancias que ahí aparecen y/o añadirla a su producto. Por ejemplo, si quieren decir que su yogur refuerza el sistema inmunitario, sólo tiene que añadir vitamina B6, para la cual sí está aprobada esa declaración. Esto mismo se puede hacer con cualquier tipo de alimento, así que los fabricantes pueden añadir esa vitamina a un alfajor o a un paquete de azúcar y promocionar sus «beneficios» para tus defensas. Así se disfrazan los alimentos no saludables y pasan por saludables.

Cuando leés que la vitamina B6 contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario te hará pensar que al ingerir el producto evitás resfríos o gastroenteritis,  de manera que cuanto más consumas, mejor sería el resultado. Sin embargo, esa declaración solamente significa que el sistema inmunitario necesita vitamina B6 para funcionar con normalidad. Tomar más cantidad de la necesaria no mejorará el resultado. Es como un buen remero. No va más rápido en su bote por contar con 8 remos. Pero es que además, una dieta normal es suficiente para cubrir tus necesidades de vitamina B6 o C, y lo mismo se puede decir de otras sustancias que con las que se suelen enriquecer los alimentos.

Por eso pensamos que unos cereales de desayuno enriquecidos con vitaminas y minerales son saludables. Mirás en su etiquetado nutricional y ves un montón de hierro, calcio, vitamina D, etc. en lugar de observar el producto con un poco de perspectiva para ver que se trata de un alimento temible, compuesto principalmente por harinas refinadas y azúcar. Así pues, la solución pasa por olvidarnos de los nutrientes y sus propiedades para centrarnos en el conjunto del alimento.

La Ley de Etiquetado Frontal

La Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, ya reglamentada, tiene como punto central la regulación del etiquetado frontal de alimentos, tendrá vigencia completa en mayo de 2023, momento en que los sellos de advertencia tendrán que aparecer.

Es una buena noticia. Argentina se debía esta regulación y la existencia del etiquetado es una herramienta para informar a los consumidores sobre los nutrientes críticos presentes en los alimentos.

Sin embargo, será necesario informar correctamente para que puedas, sin dejar de atender a los sellos negros, comprender el resto del valor nutricional de los alimentos; en particular, cuando corresponden a grupos recomendados por las Guías Alimentarias (verduras, frutas, legumbres, leche, queso, yogur), para que el etiquetado, gradualmente, conduzca a mejores elecciones, buenos reemplazos por alimentos más saludables y mejor calidad de la “dieta argentina”.

Fuente: blog Gominolas de Petróleo, del Dr. Miguel Ángel Lurueña

¿Te gustó?seguime:

Instagram: @doctor_ugarte  y  en Tik Tok: doctorugarte

Podés consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

En doctorugarte encontrarás info “con ciencia” frente a una Red saturada de información nutricional.

Nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Autor: Doctor Ugarte

doctorugarte es Alejandro Ugarte, Médico especializado en Nutrición y Diabetes. Profesor del Instituto Universitario CEMIC,, en la carreras de Medicina y de Nutrición. Aplica técnicas de Coaching Nutricional. Trabaja para difundir temas nutricionales por un especialista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: