Mitos sobre el comer emocional

Cada día leemos y escuchamos más sobre las emociones en el momento que vamos a comer. Eso está muy bien.

Por fortuna ya hay muchas personas y profesionales se han dado cuenta de que cuando te proponés  adelgazar  no basta con regular  “calorías consumidas/calorías gastadas”, que si bien en esencia es lo necesario, debemos ir un paso atrás,  para analizar por qué pasa. Y aunque parece fácil hablar de comer emocional,  no es tan sencillo.

Hoy es un asunto habitual que te encuentres con publicaciones hablando de comer emocional, a través de Instagram es el mejor ejemplo y me preocupa que se vanalicen conceptos, se confundan o se aprovechen de la gente que llega a creer en lo que se publica a del desconocimiento sobre los temas tratados. Es una estrategia “llamar la atención” para  conseguir seguidores.  Pienso que hablar de comer emocional es un asunto serio. Hay que ser un profesional y trabajar con ello. ¿Qué ocurre cuando no lo explicamos correctamente? : Se generan mitos y en este post menciono 6 mitos entorno al comer emocional.

MITOS DEL COMER EMOCIONAL

  1. Sólo ocurre con emociones negativas. Tenemos asociado al comer emocional con emociones negativas. Lejos de esta simplificación, el comer emocional es la relación entre un sentimiento y un alimento. El sentimiento no tiene porqué ser negativo y el alimento no tiene porqué ser no saludable.
  1. Es exclusivo en la población adulta. La publicidad, en su mayoría está dirigida a la población que consume “más pantallas” y los productos que se anuncian. Pero el comer emocional también se da en niños. Los premios, los castigos, los chantajes, el rechazo, etc. terminan en una relación saludable o no con la comida.
  2. Solo pasa en mujeres. Es más frecuente en mujeres, pero también la publicidad de alimentos está más dirigida a mujeres, los planes de adelgazamiento, los sentimientos en relación con la comida, etc. Aunque vos también amigo, en ese momento de tranquilidad, con tu cervecita bien fría, sin chicos a la vista, con tu partido o la peli en una gran pantalla. Ese momento de «felicidad-tranquilidad» es comer emocional.
  1. Siempre sucede en sobrepeso y obesidad. No tiene por qué suceder siempre. Puede existir sobrepeso u obesidad y no tener comer emocional (negativo) y viceversa. También se puede dar tener sobrepeso u obesidad y tener comer emocional pero emociones positivas.
  1. Es una relación negativa con la comida. Ya he mencionado en los anteriores mitos que el comer emocional se puede dar con emociones negativas pero también positivas.
  2. Solo se da con alimentos no saludables. Con alimentos saludables también se puede dar el comer emocional.

En tiempos de aislamiento las emociones se expresan de manera insospechada. Si te das cuenta de lo que te está pasando,  deja de ser un conflicto de magnitud; lo entendés y sabés que va a pasar en un rato.

Iremos tratando las emociones más comunes en particular y analizando sus detalle. Pronto…

Recordá que podés seguir contando con tus medic@s y nutricionist@s a través de telemedicina (whatsapp, mail, Skype, Zoom, etc.)  

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Envianos tus consultas por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o eldoctorugarte@gmail.com …y continuamos en contacto.

Seguimos juntos a partir de los medios disponibles. Estamos aislados, pero estamos muy comunicados!!

ADELNUT: ¿cómo hago una dieta adecuada, agradable y duradera?

Adelgazar: el éxito de la mayoría de los tratamientos que incluyen  una modificación de la conducta alimentaria depende, en gran medida, de tu capacidad de llevar estos cambios a la práctica diaria. Conseguirlo no es fácil y es posible que en muchas ocasiones no estemos preparados para ello. Nuestro principal adversario: la falta de adherencia al plan nutricional.

En Adelnut nos esforzamos en educar a nuestros pacientes para superar este desafío. Nos enfocamos en tu persona y en convertirte en protagonista del proceso, fomentando tu autogestión y enseñándote a adoptar una actitud positiva. Al mismo tiempo trabajamos para destacar la importancia de tener conciencia de uno mismo, responsabilidad, confianza y motivación.

Estas son las reglas de juego, que ayudan a definir cuál es el objetivo, mejorar los hábitos, superar la propia resistencia al cambio, aprender a valorar tus fortalezas y tus puntos débiles, controlar los excesos y en definitiva, a replantear tu estilo de vida de manera permanente 

  • Lo primero, lograr adherencia

Será lo mismo si estás en una hipocalórica, una baja en hidratos de carbono y alta en proteínas, o una dieta mediterránea. Independientemente del estilo, tu éxito dependerá de la facilidad que tengas para seguirla. Es decir, de lo “adherente” que se te haga una dieta, de forma que estés mucho tiempo siguiéndola. ¿Cuánto tiempo? Lo ideal sería siempre, algo que rompe con el paradigma “hacer dieta” para convertirse en un “cambio de hábitos”, que es de lo que se trata. Si afrontamos un cambio dietético, la idea es no iniciar nada a lo que no puedas comprometerte a cumplir por tiempo indefinido. En otras palabras, que hagas cosas que puedas sostener en el tiempo.

  • El cambio del peso no es lo que vas a medir.

Puede parecer un contrasentido que, si lo que querés lograr es bajar de peso, no midas el resultado pesándote. Pero no lo es. En este terreno, el éxito vas a buscarlo en el mantenimiento de nuevos buenos hábitos alimentarios. Al respecto, un elocuente documento de posicionamiento de la Academia Americana de Dietética sostiene que “las metas en el control del sobrepeso o la obesidad van más allá de lo que marque la balanza, de forma que tanto si el peso cambia como si no, el cambio de hábitos es el camino que te llevará al objetivo. En Adelnut recomendamos que te peses cuando venís a las consultas.

  • Pensá en alimentos o en grupos de alimentos.

Mejor no nos enfoquemos en gramos, calorías o nutrientes; el mensaje debe estar centrado en los alimentos que conocés. Como dice el epidemiólogo Dariush Mozaffarian,  “es conveniente rediseñar las más populares recomendaciones dietéticas y huir de aquellas basadas en agrupaciones simplistas de nutrientes que se relacionan mínimamente por una misma característica química [hipohidrocarbonada, hiperproteica, etc…]. Los postulados centrados en nutrientes son frecuentemente utilizados por la industria para crear confusión en una población completamente mediatizada y consumista. Es hora, por tanto, de dirigir los esfuerzos hacia las recomendaciones basadas en los alimentos”.

  • Que te guste, ¡fundamental!

Si pretendés buscar la máxima “adherencia”, no podés depender de la fuerza de voluntad. La alimentación, el acto de comer, incluye una serie de connotaciones que van más allá de lo meramente nutricional y que tienen mucho que ver con el disfrute y satisfacción obtenidos con esa ingesta. Tiene mucho que ver también con condicionantes socioculturales y culinarios. Y será una constante a la que nos expondremos todos los días de nuestra vida y en repetidas ocasiones cada día. Es imposible, por tanto, depender solo de esa fuerza de voluntad para perder peso, si esto implica vivir en un constante escenario de restricciones y limitaciones. Aunque no sea fácil de concretar, tendrás que llegar a un punto de encuentro entre lo que es conveniente y recomendable y que eso sea placentero.

En resumen, “hacer dieta” para adelgazar puede ser tu propósito inicial. En el transcurso del plan ADELNUT te darás cuenta de tu transformación hacia una persona consciente de cada alimento que consume. Sin renunciar al placer de comer lo que le gusta, en el momento que corresponde y en la cantidad adecuada a su plan de alimentación.

En DoctorUgarte y Adelnut  “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Una Gestión más Eficaz del Tiempo

El tiempo puede ser un gran aliado o un enemigo a la hora de seguir tu plan de adelgazamiento. Será un aliado si lo sabés gestionar y lo usás a tu favor, será cruel si no lo tenés en cuenta y vas “apagando incendios”, en el sentido de que vas resolviendo las cosas según las urgencias, tal y como te van viniendo.

La dificultad para la planificación alimentaria, aparece como uno de los obstáculos principales para conseguir resultados. Por lo tanto, es importante como te organizás para comprar, hacer la comida y comer, cuánto tiempo destinás y en qué momento lo hacés.

El tiempo se gestiona a conciencia, y sobretodo ese tiempo que destinás a las  actividades relacionadas con su alimentación.


Características del tiempo:

  • El tiempo es limitado.
  • No se puede detener, recuperar o devolver.
  • No se puede comprar.
  • A pesar de que habitualmente decimos que no tenemos tiempo, todo el mundo tiene el mismo, así que el tiempo es gestionable.

La gestión eficaz del tiempo se refiere a crear un equilibrio dinámico entre el tiempo que dedicamos a: La familia. El trabajo. La sociedad. A nosotros mismos.

Te hago esta preguntas, son muy efectivas en relación a la gestión que hacés de tu tiempo:

  • ¿Cuánto tiempo destinás a comer?
  • ¿Cuánto tiempo destinás a la preparación de las comidas?
  • ¿Planificás los menús? ¿Con qué frecuencia? ¿Rara vez? ¿Diariamente? ¿Semanalmente?
  • ¿Cuándo vas a comprar los alimentos para realizar los menús? ¿Cómo te organizás para tener siempre los alimentos que vas a necesitar?
  • ¿En qué momento del día te sientís mejor para cumplir con tu plan?
  • ¿En qué momento del día te cuesta más? Una vez identificado, ¿qué opciones tenés para cambiar ese momento?

Según el Principio de Pareto, el 20% de nuestro esfuerzo, produce el 80% de los resultados. Esto quiere decir que muchas de las cosas que hacemos no son realmente productivas, ni tienen un resultado positivo y provechoso para nosotros. Por eso, si tenés poco tiempo, centrate en realizar aquello que produce el mayor resultado.

Existen determinados factores que influyen en la mala gestión del tiempo que realizamos en cualquier trabajo. Son los llamados “ladrones del tiempo”.

Estos son algunos de ellos:

  • Ausencia de objetivos.
  • Falta de planificación.
  • Dejar las cosas para después.
  • Intentar hacer muchas cosas a la vez.
  • No saber decir NO.
  • Interrupciones innecesarias.
  • El desorden.
  • No saber delegar.
  • No disponer de los medios y recursos adecuados para conseguir los objetivos.

Reflexioná

Después de leer la lista de los “ladrones del tiempo”, ¿cuántos de estos factores están presentes en tu día a día?¿De qué manera te afectan?¿Cómo podrías eliminarlos de tu vida?

Distinguí tu área de influencia de tu área de preocupación.

Diferenciar el área de influencia del área de interés es una herramienta muy poderosa. La toma de decisiones que has creado y la relevancia que tenés a tu alrededor sobre un tema hace que sea tu área de influencia.

El área de interés engloba otros temas que te resultan relevantes pero que a día de hoy no contas con ningún medio para cambiarlos.

Menos preocupación, más influencia

Por ejemplo: Los incendios en Australia entrarían en tu área de preocupación, aunque cuidarte de no encender fuego cerca de un árbol  aparece en tu área de influencia.

Enfocate en tu área de influencia para hacer cada vez más grande ese circulo, verás como tu tiempo comienza a ser bien aprovechado para resolver situaciones importantes de tu vida.

Espero ayudarte a mejorar la gestión de tu tiempo, comenzando por lo personal y llegando a la alimentación. Es una de las claves para llegar a lograr lo que te propusiste como objetivo.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Si la vas a hacer, hacela bien

¿Empezar una dieta y después, al poco tiempo, abandonarla? Es una historia que se repite y se repite. ¿Escuchás la frase: “Sé lo qué tengo que comer, pero a la hora de la verdad hago otra cosa”? Modificar un estilo de alimentación puede suponer un reto difícil de afrontar. Convertir propósitos en hechos que serán positivos para tu salud es uno de los objetivos de nuestro trabajo.  Superar la resistencia al cambio e ir por tus metas, más allá de los obstáculos a los que enfrentarás de una manera diferente. 

Las claves para conseguir con éxito una modificación de hábitos alimenticios:

1. ELIMINÁ LAS EXCUSAS DEL TIPO: “MAÑANA EMPIEZO”. Tener la intención de hacer algo, no es lo mismo que hacerlo. Seguro que decidirte a cambiar te resultará incómodo y será más fácil quedarse como estás, en la zona de confortesa en la que no estás a gusto con misma/o o con lo que tenés, pero a la que te aferras porque te resulta más costoso salir de ella que quedarte. Lo habitual es tener pensamientos del tipo: “debería bajar unos kilos”, “estoy harta de verme así”, “como no ponga en serio pronto a tener una enfermedad”… Y esos pensamientos precisamente, en lugar de ayudar, lo que hacen es dificultar el cambio, porque lo que consiguen es que te sientas mal vos misma/o y pierdas capacidad para tomar las riendas del cambio.

2. COACHING NUTRICIONAL, UN NUEVO ALIADO. ¿Cómo conseguir objetivos relacionados con la alimentación?. En el ámbito de la salud el Coaching complementa la labor de asesoramiento (técnico) nutricional que realizamos los Nutricionistas.  Consiste en acompañarte en el proceso de mejorar su alimentación o controlar su peso. Busca que aumente tu motivación, confianza y capacidad para llevar a cabo el cambio. Vos ya sabés qué tenés que comer, pero después no te ves capaz de hacerlo o de mantenerlo en el tiempo, y ahí es donde interviene el coaching nutricional.

3. SUPERÁ LA RESISTENCIA AL CAMBIO. Con convicción y planificación. Primero necesitás estar convencido de lo que querés cambiar. ¿El cambio va a ser fácil? Seguramente no, pero si lo elijo, me va a costar mucho menos que si lo hago sin la convicción necesaria. No es lo mismo hacer algo porque quiero, a porque me obligan. El deseo tiene que ser tuyo, no de otro. Por eso es importante que antes de llevar a cabo la decisión de cambiar tu alimentación, pienses detenidamente en qué hace que valga la pena realmente ese cambio. La resistencia al cambio se supera teniendo la percepción de que el cambio no te va a resultar tan difícil y de que además vale la pena. Si creés que algo te va a costar mucho esfuerzo o lo que vas a conseguir con el cambio tampoco es tan importante para vos, es difícil que te movilice.

4. CAMBIÁ ALGUNOS HÁBITOS. Hay que comprender que un hábito es una conducta que el cerebro ha convertido en automática después de repetirla muchas veces. De esta manera, el cerebro se ahorra energía para poderla invertir en otras actividades que sí requieren de su completa atención. Por eso, lo primero que debemos hacer es desautomatizar la conducta aprendida, por ejemplo servirte porciones muy abundantes, o picar algo antes de cenar. Para ello se requiere que estar muy presentes y conscientes para impedir la inercia del hábito. Y trabajar para generar el nuevo hábito saludable que deseas. Es simple, pero no fácil.  Para crear un nuevo hábito tiene que haber una creencia potenciadora que lo sostenga. Como por ejemplo alguien dice… “Si adelgazo, tendré mejor salud”. Si se parte de ese pensamiento, es que el valor de la salud es importante para esa persona. Por lo tanto, lo primero que necesitamos es conectarla con los beneficios concretos en su salud que conseguirá cuando adelgace. ¿Qué mejorará concretamente? ¿Le dolerán menos sus rodillas? ¿Tendrá menos riesgo de sufrir un infarto u alguna de las demás enfermedades vinculadas al sobrepeso como hipertensión, diabetes, colesterol…? Después es cuestión de repetir la conducta saludable hasta que nuestro cerebro la aprenda y la integre como automática.

5. ENTRENÁ TU VOLUNTAD. Es difícil confiar en alguien si cada vez que te ha dicho que haría una cosa, luego no la hace. Eso también pasa con nosotros mismos, pero si te colgás la etiqueta o creencia “no tengo fuerza de voluntad” te vas a condicionar negativamente y vas a estar a punto de tirar la toalla a la mínima dificultad.    Entonces, para entrenar la fuerza de voluntad, lo primero que debés hacer es cambiar tu creencia limitante: “Aunque hasta ahora no tuve fuerza de voluntad para hacer xx, a partir de ahora voy a ser perseverante con…”. Se trata de elegir una pequeña acción por la que empezar, como por ejemplo caminar 30 minutos al día. Al ver que sos capaz de comprometerte con esos 30 minutos, recuperás la confianza y a comenzás a sentirte diferente. Te gusta y “creés” que vas lograrlo.

6. ELEGI TUS OPCIONES SALUDABLES EN REUNIONES SOCIALES.  Se puede trabajar con anticipación ese evento para que estés más preparado para hacer elecciones saludables. Si vas al casamiento de tu prima este fin de semana, y no quierés echar por la borda todo lo que has conseguido en esa semana, podés programar como te vas a manejar ese día. Más que otra cosa vas a comer conscientemente, ya que en ese tipo de fiestas uno pierde el control de lo que come.  Ensayalo, lo preparas mentalmente y lo visualizas. Siempre podés elegir qué hacer y qué no. Una buena estrategia es mantener algo en la mano, como una copa con agua mineral y una rodajita de limón, por ejemplo, para no tener la sensación de no hacer nada con las manos y, sobretodo, pasarlo bien, disfrutar de la compañía de las personas que hay en la fiesta.

7. HACELO POR ELECCIÓN, NO POR OBLIGACIÓN.

Nadie debe pensar que la la dieta que hace es por obligación, sino para lograr un cambio positivo en su alimentación que se elige para mejorar en algún aspecto de su persona o de su vida y que va a poder disfrutar. Se mantiene en el tiempo algo que produce satisfacción. Si no estás a gusto con tu plan de alimentación tarde o temprano lo vas a dejar. Así que es importante que cuentes con un nutricionista que te asesore para elaborar un plan de alimentos con el que estés cómoda/o, que te permita comer sano y controlar tu peso, si eso es lo que deseás, y que además comas alimentos que te gusten de veras. De esa manera tu sensación de esfuerzo será mínima y mayor tu sensación de satisfacción.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Los “influencers» (aficionados de la Nutrición) y sus consejos dudosamente saludables

Hace unos días el diario Perfil de Buenos Aires publicó esta interesante nota de E. Grabetyan.

DoctorUgarte.com le editó para reproducir algunos conceptos aquí.

Se acaba de lanzar una campaña para advertir sobre los riesgos de seguir, en redes sociales, tips de alimentación ofrecidos por personas sin título. Mitos y dietas que sólo apuestan a una probable perdida de peso, sin tener en cuenta la individualidad y el cuidado de la salud en el largo plazo.

El auge de las redes sociales generó un fenómeno extraño: la gran proliferación de influencers y “líderes” de opinión en todo tipo de rubros. Pero uno de los ítems que más viene creciendo –especialmente en Instagram– son los “referentes” de la alimentación saludable, también mal llamados health coach, hay un pobre conocimiento de lo que es en realidad un coach, la decepcionante utilización que se hace de una palabra del ingles que describe una actividad que no encontró aun su mejor traducción al castellano. Una encuesta, realizada por la UADE y la consultora Voices, encontró que casi tres de cada diez argentinos (el 27%) sigue en redes a instagramers reconocidos que publican tips y consejos sobre alimentación.

La cifra de seguidores aumenta entre los jóvenes de 16 a 29 años, donde el 35% reconoció llevar a cabo las recomendaciones sobre dietas de algún «influenciador/a».

¿Que dicen los Nutricionistas?

“La nutrición es una ciencia, no una opinión”

Claro, que esta es una tendencia de mucho muy riesgo, ya que seguir sugerencias de personas que no tienen formación profesional ni título habilitante puede acarrear en algunos individuos, daños graves en la salud. De hecho, desde las distintas sociedades científicas lanzaron una campaña contra el “intrusismo” en nutrición, bajo las consignas: “La nutrición es una ciencia, no una opinión” y nosotros diríamos que “mejor generar confianza en personas con un titulo que represente una formacion profesional” El de las recomendaciones de alimentos hechas vía redes, por parte de gente sin matrícula ni certificado habilitante, es un fenómeno global, se lo denomina intrusismo y es algo que nos está preocupando mucho, le dijo a PERFIL la doctora Mónica Katz, presidenta de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN). Y agregó: “Nadie lo mide ni lo controla, pese a que sabemos que puede generar riesgos muy concretos”. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando un influencer sin conocimientos ‘atiende’ por WhatsApp a una persona con diabetes. “Con sus recomendaciones dietéticas puede poner en grave peligro la salud de ese paciente. ¿Sabría reconocer los síntomas de alerta, cuándo derivar ante una complicación?.

Además es un ejercicio fraudulento de una profesión, porque más allá de que en las redes solo publiquen tips, muchas veces complementan estos consejos con actividades pagas que pueden ser workshops o talleres hasta grupos de WhatsApp cerrados, donde publican dietas o hacen un supuesto coaching sobre alimentación, comenta la Lic María Vitullo, de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (Aadynd).Vitullo destacó que “estos consejos también pueden provocar daño emocional, ya que se genera culpa, ansiedad y obsesión por la comida, especialmente porque suelen dar información confusa o contradictoria y eso provoca inseguridad respecto de las decisiones alimentarias«.

Finalmente habría que sumar otro impacto indirecto, esta vez sobre el bolsillo de las personas, porque los influencers suelen promover alimentos supuestamente más saludables pero que también suelen ser más costosos que los de uso habitual”. Uno de los ejemplos es la proliferación de consejos sin sustento científico relacionado con la ingesta de leche de vaca, que parece tener cada vez más detractores, y el prácticamente injustificable reemplazo por la de almendras. Son datos que se viralizan muy rápido y que nos preocupa porque parten de conceptos errados y sin evidencia.
En este caso el problema crítico está en el calcio. “Los ‘famosos’ de las redes afirman que los sustitutos de la leche aportan calcio, pero resulta que ese elemento no tiene la misma biodisponibilidad para el metabolismo humano que el que aporta la leche de vaca. En otras palabras, «nuestro cuerpo lo aprovecha menos”.

Otro punto conflictivo está en los alimentos procesados, que suelen ser denostados. Pero no todo es lo mismo, hay buenos procesados que no son ultra procesados, como el queso, el yogur o una lata de garbanzos. Lo recomendable es consultar siempre a nutricionistas matriculados y seguir las guías alimentarias publicadas por entidades con respaldo científico. “Son consejos consensuados por los profesionales de la nutrición que se elaboran utilizando la mejor evidencia científica disponible”.


En estos tiempos está apareciendo una nueva forma de acoso: el food bullying. “sobre gente que es maltratada, ya sea en forma publica o privada, por sus elecciones alimenticias”. Y por algunos grupos radicalizados, que “maltratan” a los profesionales de la alimentación que no comulgan con sus posturas extremas, por ejemplo respecto del no consumo estricto de carne o lácteos.

Esto trasciende diversos ámbitos y hay fundamentalistas que condenan o avergüenzan públicamente a otras personas por sus elecciones o recomendaciones alimenticias.

Sos una persona independiente y atenta a lo que te dicen, tomá sus propias decisiones alimentarias, informate siempre a través de profesionales capacitados en alimentación, que puedan aportar recomendaciones basadas en los conocimientos científicos. No basadas en creencias, a menudo fanatizadas.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para llegar al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Podés contar con nosotros!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Quiero entender: ¿Qué es el Coaching?

La palabra Coaching, procede del verbo inglés to coach (entrenar). La persona que realiza el proceso de Coaching recibe el nombre de “coach” («entrenador»), mientras quien lo recibe se denomina “coachee”, habitualmente “cliente”.

Sócrates hacía Coaching, por supuesto no lo identificaba como tal. El filósofo suponía que el saber residía en sus estudiantes y el no enseñaba, preguntaba.

;El término coach se remonta a la Europa Medieval, en el siglo XV, cuando comenzó a hacerse popular la ciudad de Kocs, al noroeste de Hungría. Allí se usaba para transporte la diligencia o carruaje, vehículo tirado por animales caracterizado por ser el único provisto de un sistema de suspensión y que utilizaba la nobleza europea. Así comenzó a hablarse del “kocsi szekér”, o “carruaje de Kocs”. El término se extendió a otros idiomas: al inglés como “coach”, al alemán como kutsche, al italiano como cocchio y al español como coche, que aparece ya en 1569. En Londres, los estudiantes eran trasladados en carruajes hacia las aulas donde adquirirían sus saberes. Por analogía, Coaching era un vehículo hacia el conocimiento.

En la década del 70-80 del siglo XX, desde el deporte, Timothy Gallwey plantea una nueva metodología para el coaching y para el desarrollo de la excelencia, la cual llamó “juego interior” y publica su trabajo extraordinario “The Inner Game of Tennis” (1974). Está basado en ciertos principios mediante los cuales un individuo utiliza observaciones “no enjuiciadoras” de variables críticas con el propósito de ganar confianza sobre las mismas. Si las observaciones son seguras, la persona se ajustará y corregirá automáticamente para alcanzar su mejor rendimiento (Gallwey, 2000).

La función del coach es proporcionar un panorama construido por el propio individuo, que lo haga capaz de visualizar sus áreas de oportunidades.  El coaching, tal y como ahora lo entendemos, viene del mundo del deporte y del mundo empresarial en EEUU.

Se dieron cuenta que en el mundo del deporte, por ejemplo la motivación, la autoestima y la autodisciplina eran fundamentales y en el mundo empresarial se utilizó para obtener mejores rendimientos, gestionar mejor el tiempo, aumentar la motivación, ser mejores lideres, etc.

Valorado como modelo de desarrollo personal, el Coaching se ha enriquecido con aportaciones de múltiples corrientes de pensamiento. De la filosofía, de tradiciones budistas, taoístas y sofistas. Otros aportes proceden de la psicología, la lingüística, la teoría de sistemas y el Management.

En resumen, la palabra Coaching tiene su historia, traducirla literalmente puede generar falsas interpretaciones, ya que entrenador puede estar bien en el deporte, sin embargo no para un coach nutricional. Por eso seguiremos usando la palabra en inglés, intentamos que se comprenda el potencial que tiene esta actividad cuando la desarrollan profesionales bien entrenados y no nos dejamos confundir por los medios, cuando sueltan frases, como fulano está muy “coucheado”,   que a nosotros nos debe sonar como una tontería mayúscula, de alguien desinformado sobre la disciplina.

El Coaching te moviliza, desde el inicio cuando comenzás a cuestionar tus observaciones y darte cuenta que hay tantas cosas que no te habías preguntado y en esas respuestas tu vida se expande, con nuevas opciones y formas de ver, más asertivas y efectivas, para resolver temas que parecían inmodificables. ¿Y eso quién lo hace?: Vos.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionarte con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Para eso estamos aquí!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Coaching en Salud

El Coach de Salud aparece en tu vida para hacer de puente entre la situación actual y tu situación deseada, esa que te llevará a estar más activa/o y saludable.

El camino que te invita a recorrer no se basa en ofrecer información o darte consejos sobre lo que tenés que hacer (lo que sería la “educación tradicional al paciente”), sino en formular las preguntas que te permitan hacer un cambio de perspectiva, hacia una posición en la que podrías observar mas posibilidades de acción. Así vas a transformar el “no puedo”, “no sirvo”, “yo soy así”, en un “yo puedo”, “estoy mejorando”, “cada día soy más saludable”.

Durante las reuniones, el coach de salud te acompaña a descubrir de qué manera tu comportamiento presente (costumbres de alimentación, ocupaciones, hábitos etc.) está afectando a tu salud actual y buscan juntos amplíar las posibilidades de acción que te lleven a mejores resultados.

Esta metodología de trabajo potencia tus capacidades para pasar a ser “paciente activo” , responsable de su salud y de su futuro.

Desde la visión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y según define la Carta de Otawa, la Promoción de la Salud consiste en “proporcionar a las personas los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma” (OMS 1986).

Además define la educación al paciente, no como la simple transmisión de conocimientos desde el profesional de salud, sino como una participación protagónica del paciente, lo que se llama educación de autogestión. El coaching de salud es una metodología facilita la educación para su salud.

Nadie sabe mas de tu vida que vos; en las conversaciones con el coach aparecen las situaciones cruciales que bloquean el camino hacia el objetivo buscado . Una vez que lograste distinguir las trabas ya contás con las soluciones que necesitás implementar para iniciar un plan de cambios y compromisos.

Esta metodología se aplica tanto a nivel preventivo (estilos de vida más sanos), como en patologías crónicas (obesidad, diabetes, enfermedades intestinales, etc.) mejora de la adherencia a los controles y tratamientos…) y la rehabilitación (por ejemplo, después de una intervención quirúrgica), tal como muestran multitud de estudios científicos.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que querés requiere hacer cambios. Necesitarás relacionarte con la comida de una manera diferente. ¡Podemos facilitarte ese proceso!.

Te esperamos!!

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 .

O escribinos a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Seguí a @doctor_ugarte en Instagram … y sorprendete!

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los artículos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico

BASTA! Quiero Adelgazar!!

Te invitamos a participar a este super Taller de Descenso de Peso

Super: para que trabajemos sobre las motivaciones y compromisos que es necesario asumir para adelgazar y no recuperar el peso bajado.

Hay muchas respuestas para saber porque las dietas que hiciste terminaron en un fracaso.

Encontraremos soluciones en el lugar más adecuado: En Vos !. Necesitás que se libere tu potencial y desafiar a tus excusas.

Tendremos 3 horas para participar de esta experiencia transformadora.

¿Donde se hace?

En Buenos Aires, frente al Hospital Rivadavia. El sábado 23 de Noviembre desde las 10 hasta las 13 horas

¿Como te inscribís?

Llamás al 4801-0063 Martes y Jueves de 11 a 18 horas. Más fácil, enviás un mail a adelnut@yahoo.com , preguntás lo que quieras y te contestamos.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que querés requiere hacer cambios. Necesitarás relacionarte con la comida de una manera diferente. ¡Podemos facilitarte ese proceso!.

Te esperamos!!

Adelgazar

Para bajar de peso necesitarás realizar cambios en tu alimentación. Algunos pacientes, la mayoría,  acuden a nosotros porque quieren comer mejor para perder peso, pero otros, más allá de los cambios en la balanza, lo que desean es dejar de sentir esa molesta sensación de no poder controlarse ante la comida; otros quieren mejorar su salud, o prevenirla para un futuro no tan lejano. Sea lo que sea lo que los motive, les resultará más fácil conseguirlo si cuentan con un plan de alimentación, que cubra sus necesidades, y que no les haga tener la impresión de “estar a dieta”.

Podemos facilitarte las pautas para actuar y la posibilidad de ser guiada/o por especialistas en escuchar, identificar y construir una relación diferente y positiva con tu alimentación. Contarás con herramientas, sistemas y estructuras que te permitan avanzar y sostener tus progresos.

Nos ocupamos accedas a todo lo que necesites para conseguir tu objetivo en relación a tu forma de comer. La alimentación estará confeccionada de manera que puedas disfrutar de la comida, controlar tu peso, cuidar de tu salud.

Además del plan de alimentación, se te facilitarán herramientas para:  

  • Descubrir el por qué realmente vale la pena el cambio.
  • Ayudarle a mantenerse enfocado en tus metas.
  • Identificar las barreras que le separan de tu objetivo.
  • Identificar los recursos y las opciones que existen para superar esas barreras.
  • Aumentar la confianza en vos misma/o.
  • Aprender a aceptarse sin condiciones.
  • Despertar tu motivación y mantenerla en el más alto nivel.

Vas a percibir que disponés de todos los recursos que necesitás para lograr el cambio.

Vos podés

#CoachingNutricional#CambiaTuEstilodeVida#NoMasDietas#VosPodés

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que querés requiere hacer cambios. Necesitarás relacionarte con la comida de una manera diferente. ¡Podemos facilitarte ese proceso!.

Te esperamos!!

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 .

O escribinos a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Seguí a @doctor_ugarte en Instagram … y sorprendete!

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los artículos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico

Emociones frente a la comida

Las emociones pueden influir en lo que elegís para comer, el momento y la cantidad. Probablemente habrás escuchado a alguien decir que come por el estrés y otros por aburrimiento.

Si comés en base a tus emociones, es poco probable que bajes de peso. A menudo, las situaciones que te llevan emociones negativas impulsan hacia la comida. Sin embargo algunas emociones positivas también lo hacen.

Si comiste hace poco y tenés ganas de comer de nuevo, hacé un breve análisis. ¿Querés comer porque tenés hambre o para satisfacer una necesidad emocional?

¿Para qué comemos?

Por supuesto que para aportar energía y nutrientes indispensables a nuestro organismo. También para festejar un acontecimiento,  pasar un agradable momento con amigos, celebrar cumpleaños, momentos donde los alimentos se asocian con las emociones y se unen para acompañarnos a la mesa. 

Las emociones están siempre presentes, aun cuando no lo notes, es posible localizarlas cuando pensás en ellas. ¿Cuáles son?, hay muchísimas, algunas de ellas son:

Aburrimiento Desilusión
Alegría Estrés
Angustia Frustración
Ansiedad Indecisión
Pena Inseguridad
Arrepentimiento Miedo
Vergüenza Odio
Enojo Preocupación
Cansancio Rabia
Culpa Tristeza

Si observás detenidamente te darás cuenta que cuando nos relacionamos con otras personas la comida está en medio la mayor parte de las veces, y cuando nos sentamos a la mesa para beber o comer algo, alguna emoción se está vinculando en ese momento. Esa relación puede ser buena o dañina, siempre va a depender de vos, será algo sano cuando tengas hambre y comas disfrutando la comida y el momento, y será algo perjudicial si comés para tapar o potenciar una emoción.

No todas las personas pueden reconocer y controlar sus emociones. Cuando conseguís regularlas frente a la comida es posible que tu decisión de comer o no comer sea la adecuada. De lo contrario cuando te sientas mal y pienses que si comés algo te sentirás mejor, ya que alguna vez lo hiciste y te funcionó, aunque sea por unos pocos minutos,  es entendible que lo vas a repetir. Y hay que corregir eso,  puede ser un trabajo difícil y grandioso, cuando lo resolvés.

No vas a prohibirte  alimentos, los vas a administrar para comerlos de manera inteligente, en el momento y la cantidad adecuada. Tené en cuenta que andamos circulando por un ambiente obesogénico, donde la comida aparece por todos lados delante de tus ojos,  en forma de harinas refinadas, exceso de azúcar (o equivalentes) y grasas industriales. En vistosos envases o bolsas, listos para ser objetos de recompensa.

Aprender a gestionar tu alimentación hace que puedas diferenciar un “deseo” de un “impulso casi irrefrenable”, Es decir, lograr que ese pensamiento  “bueno dale, ya no importa”, se reemplace por la pregunta:  ¿para qué lo necesito?. Apuntás a rivalizar la inmediatez con el proyecto a largo plazo.

Es un paso adelante entender lo que pasa y no enojarte con vos. Para empezar una buena relación con tu comida y la glotonería, que de última busca que pases un buen momento o asegures reservas energéticas (aunque no hagan falta). Iremos viendo de qué manera podés incorporar acciones programadas para bloquear esos ataques compulsivos hacia lo que no deberías comer . Con ello buscamos alejar las emociones que vienen después: Culpa, insatisfacción, frustración.  Los errores a veces no se pueden evitar, sin embargo, siempre se puede aprender de ellos. Para identificar y atender a tus necesidades reales.

Por ejemplo si algo te angustia y buscás relajarte comiendo un alfajor de chocolate es posible que lo consigas, de manera que cada vez que te sientas bajo esa emoción, tu impulso será comer un alfajor o algo parecido, una relación complicada.  Cuando está firme el bucle, al intentar desconectarlas tendrás que buscar mecanismos que te lleven a nuevas conexiones y formar nuevos y saludables hábitos .

No sugiero que renuncies al placer de comer, el plan es que disfrutes en plena consciencia de los alimentos que llevas a tu boca, en calidad y cantidad programada.

Con ésta iniciamos una serie de notas, donde iremos recorriendo algunas de las emociones básicas y su relación con la comida. El plan es ayudarte a gestionarlas.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que deseás requiere hacer los cambios necesarios; para relacionarte con la comida de una manera diferente, para generar acciones  efectivas, que te lleven hacia el objetivo que te propusiste. ¡Podemos facilitar ese proceso!.

Visitanos en Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

También visitanos en Instagram @doctor_ugarte

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los contenidos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico