Sugerencias para cocinar Brócoli

Sé que entre los seguidores del DoctorUgarte están los del Club del Brócoli, una hinchada fiel y seguidora. Por lo que hoy me pareció oportuno recordar las distintas formas de cocinarlo.  Siempre la cocción al vapor será la más recomendada. Con  3 a 5 minutos de cocción al vapor además de obtener un delicioso brócoli, conservarás mejor sus nutrientes, respecto a otros sistemas: hervido, salteado, etc.

Elegilo y conservalo

  • Un brócoli fresco lo reconocés por un color verde intenso, tallos fuertes y ramilletes compactos sin mostrar huecos entre ellos. Si en cambio es, de color amarillento, tallos blandos y ramilletes separados significa que perdió frescura y ya no está pleno de vitaminas y minerales.
  • Lo podés conservar en la heladera envuelto en film o una bolsa perforando el envoltorio para que transpire pero te aconsejo consumirlo entre 3 y 5 días después traerlo a casa.
  • No se debe lavar antes de refrigerarlo pues el exceso de humedad favorece la aparición de hongos. 

A prepararlo

  • Lavalo en agua fría antes de su uso, bien bajo el chorro o sumergiéndolo pero sin mantenerlo prolongadamente bajo el agua.
  • Cortalo separando los troncos de los ramilletes, que podés dejar enteros o, si son muy grandes trocealos, con cuidado para que no se te deshagan.
  • Para aprovechar también los troncos, podés  pelarlos ligeramente eliminando la parte más fibrosa y cortarlos en trozos. El tronco precisa algo más de tiempo de cocción que los ramilletes, así que lo ponés primero a cocinar y unos minutos después añadís los floretes. 

A cocinarlo

  • Al vapor: insisto, es el método que mejor preserva sus nutrientes y sus minerales. Para ello además debe quedar al dente: bastan entre 3 y 5 minutos para los ramilletes Si cocinás también el tallo, lo haces 2 a 3 minutos antes y luego agregás los ramilletes por 3 o 5 minutos más.
  • Salteado en aceite (estilo wok asiático): después del vapor es este es el método que mejor conserva los nutrientes. Se puede usar aceite de oliva extra, de soja, de canola, o de girasol. Para una porción de 150 gramos de brócoli bastarán de 30 a 40 ml de aceite (2 o 3 cucharadas soperas). Habrás cortado los floretes más grandes en trozos y dejado enteros los más pequeños. También, salteá primero los troncos y vas añadiendo los ramilletes de 3 a 5 minutos más. Al cocinarlo rápidamente con un método de calor seco,conserva el color y hace que sea un poco más dulce.
  • Hervido: el hervido tradicional, de larga duración, implica una mayor pérdida de nutrientes… mejor opción es cocerlo de 3 a 5 minutos en agua hirviendo, extraer el brócoli e introducirlo en agua fría para interrumpir la cocción. Con este último paso conseguís evitar que pierda color, mantiene una textura crujiente y, especialmente, conserva más nutrientes. Durante la cocción, el agua debe ser abundante, hasta cubrir el brócoli y la olla debe estar destapada. Otra vez, si cocinás  el tallo, lo hervís primero durante 2 o 3 minutos y a continuación los ramilletes durante 3 o 5 minutos más.
  • Al microondas: para conservar la mayoría de nutrientes, cocinalo como si fuera al vapor. Para ello colocás el brócoli en un recipiente apto para microondas, distribuyendo los ramilletes en el centro y los tallos en los lados. Añadís 2 o 3 cucharadas soperas de agua por cada medio kilo de brócoli, cubrí el recipiente con un plato o tapadera y lo cocinás a alta intensidad durante 2 o 3 minutos de modo que te quede al punto (puede requerir algún minuto más según la potencia del microondas). Lo dejas un par de minutos más de reposo. Al destaparlo, tené cuidado porque podría salir vapor muy caliente.

¿Todavía no sos del Club del Brócoli? ANIMATE, es un excelente alimento. “De la Naturaleza a tu mesa”

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram @adelnutonline

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Pollo al ajillo, en tiras

Hay mil maneras de cocinar pollo, cuanto más sabor logres darle, menos gusto a pollo tendrá. Es que a mi no me encanta el gusto a pollo. Pero lo disfruto cuando los sabores periféricos lo envuelven hasta hacerlo una “tenue referencia”.

Ingredientes (Comen 4)

  • 600 g de pechuga de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • Ajo en polvo (un poco)
  • 40 ml de vino blanco seco
  • 200 g de espinaca
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 10 ml de vinagre
  • 4 g de sal

Preparación

Cortá en tiras finas la pechuga de pollo, impregnala con un poco de ajo desecado y salalas ligeramente. En una sartén caliente y con un chorrito de aceite de oliva salteás las tiras de pechugas hasta dorarlas. Retirá las pechugas de la sartén y quédate con los jugos, añadí a la sartén unas cucharadas de vino blanco y el mismo número de cucharadas de agua. Dejá  que hierva un poco, agregás los dientes (pasados por un apretados de ajo) y con esta salsa salteás nuevamente las tiras de pechuga. Hasta la cocción (serán de 10 a 15 minutos) Acompañá tu pollo en tiras al ajo con una ensalada de espinaca cruda condimentada con aceite de oliva, vinagre de vino y sal.

Vamos, que ya comemos!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Instagram - Home | Facebook

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online. Pronto con su propio Instagram. ADELNUT crece

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

UNA BOLOÑESA SIN CARNE

Reemplazando la carne picada por una proteína vegetal podés preparar una estupenda salsa para acompañar una pasta, una base de verduras, o cualquier tipo de arroz.

La preparás como una boloñesa tradicional,  lleva casi los mismos ingredientes, sólo que aquí la fuente de proteína es vegetal.

Siempre convendrá que prepares cantidad, la podés congelar  en porciones individuales y tendrás un montón de comidas solucionadas. Si lo vas a usar como salsa para pasta, recordá  reservar media taza del agua de la cocción para potenciar la salsa con la pasta y este agua, durante un minuto aproximadamente, a fuego medio y removiendo.

Si no tenés hongos frescos a mano podés usar secos, y después usar el agua de su hidratación para hacer lo propìo con la proteína vegetal.

Ingredientes

Rinde unas  10 porciones

  • 2 cebollas grandes
  • 250 g de soja texturizada en seco
  • 750 ml de caldo de verduras
  • Entre 150 y 200 g de hongos (champiñones, portobellos o pueden se secos rehidratados)
  • 4 zanahorias
  • 2 pencas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • 1,2 k de tomate triturado
  • 2 hojas de laurel
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  1. Calentá el caldo sin que llegue a hervir e hidratá en él la soja texturizada durante unos 20 minutos.
  2. Pelás y picás las cebollas, ponelas en una cazuela con un chorro de aceite y una pizca de sal. Rehogalas a fuego medio-bajo unos 12 minutos o hasta que esté translúcida. Añadí los ajos también picados y pelados y dale vueltas un par de minutos más.
  3. Agregá los hongos, el apio y la zanahoria también picados y rehogalo 10 minutos más. Añadí la proteína hidratada y vas revolviendo durante unos cinco minutos.
  4. Añadí el vino blanco y dejalo evaporar durante tres o cuatro minutos.
  5. Sumale el tomate, sal, pimienta, el laurel y una pizca de nuez moscada. Removés y cocinás a fuego suave durante unos 45 minutos: estará lista cuando el aceite se separe del tomate.

Secretito del Cheff

Si mientras preparás la salsa horneás unas papas y unas berenjenas durante una hora las primeras y unos 45 minutos las segundas a 180 grados, podés luego  abrirlas por la mitad, sacarles una parte dejando aproximadamente un centímetro junto a la piel y mezclar lo retirado junto con la salsa, aplastando con un tenedor para que se integre bien. Lo volvés a rellenar y cubrís con queso rallado. Lo llevás de nuevo al horno hasta que se gratine el queso. Y listo, se escuchan aplausos!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Instagram - Home | Facebook

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

TERRINA DE MORRONES

Las terrinas se conocen desde hace “muuuuchos” años como preparaciones de donde una carne se cocina en proporción 2:1 con la grasa y la cocción entrega un producto que se puede conservar  por un cierto tiempo. En aquellos tiempos dependía de la temperatura ambiente. Si hubieran contado con una  heladera, tendrían mas posibilidades.

Hoy cocinar con tanta grasa está mal visto, de manera que las terrinas modernas usan gelatina como aglutinante y en ocasiones (como ésta) hacemos variantes vegetarianas.  

Los pimientos morrones son hortalizas de verano y cuando el precio los pone accesibles para todos y con abundancia, nos predisponemos a darles protagonismo en nuestras comidas.

Veamos como se hace esta Terrina de Morrones

Puede ser un plato frio o una entrada

Ingredientes

  • 12 morrones medianos. Si conseguís, usá de distintos colores (rojo, amarillo y verde)
  • 100 g de aceitunas negras
  • Gelatna sin sabor, un sobre
  • 200 g de miga de pan
  • 1 cucharada de queso rallado
  • Sal y Pimienta, c/n
  • Hojas de albahaca, c/n
  • Aceite de oliva, c/n

Preparación

Coloca los morrones sobre la hornalla o en el horno y cocinalos hasta que se queme la piel. Después, en caliente, los colocás en una bolsa de plástico y dejas que se enfríen allí. Con la humedad de van a despellejar fácil, los terminás de limpiar a mano. Los cortás al medio, retirás pedúnculo y nervaduras. Los dejas sobre un papel absorbente, hasta que los vayas a usar.

Cortá las aceitunas en rodajas finas y guardalas. Prepará la gelatina. Desmenuza la miga de pan (fresco).

Elegí un molde mediano y cubri el fondo con un film.  Colocá una capa de morrones (p.e. los verdes) condimentá con sal y pimienta. Esparcile un poco de miga de pan por encima (absorberá los jugos que desprenda el pimiento), luego mandás aceitunas a la carga, un poco de queso rallado , unas hojas de albahaca y por ultimo la gelatina hidratada y tibia.

Seguís con una nueva capa de morrones (ponele amarillos) y repetí los mismos pasos que sobre los verdes. Para la última capa van los rojos y haces la misma cobertura.

Podés seguir haciendo capas hasta que no queden más morrones

Tapás la parte superior con film y lo llevas a la heladera por 1 día ( si, 24 hrs) con un peso encima. Al dia siguiente retirás el peso y desmoldás la terrina con mucho cuidado. Rociás con oliva y cortás porciones con un cuchillo (de buen filo).

La podés acompañar con jamón crudo o rodajas de berenjena grilladas y aceite de oliva.

Bon appetit!!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

¿Qué deberías comer?

Esta pregunta se la hace el ser humano desde que habita el planeta. Es tan antigua como la comida misma. Aun cuando no la expreses, con frecuencia ronda por tu mente, en distintas versiones, por ejemplo ¿Qué convendría comer…para tener una buena salud, o mejorar un problema puntual? Es un interés universal y de vigencia permanente.

Es indudable que nosotros tenemos avidez de información que ayude a despejar dudas. Es que lamentablemente recibís noticias, muchas de las cuales son incorrectas, inexactas, tergiversadas o, en algunos casos sólo con intenciones comerciales, sin veracidad.

En doctorugarte.com cerramos el año recordando que salimos desde 2017 a mostrar información que nos parece importante, una necesidad que sentimos de divulgar los conocimientos nutricionales científicos para que tengas acceso al beneficio de una alimentación correcta.

Recibí críticas “constructivas”, sobre lo abundante que resulta el contenido que compartimos, lo que hace que una buena parte de los lectores, lo considere suficiente y no sienta la necesidad hacer una consulta personal. Lo entiendo y es un riesgo que asumo, para eso estudiamos medicina. No somos empresarios.

Un cariño muy grande, fue un año muy dificil, otro más. Sin embargo seguimos adelante, con compromiso hacia el futuro, que es donde pasaremos el resto de nuestras vidas.

“This Is The Way ” (The Mandalorian)

Hasta el año que viene!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Se necesita tiempo y esfuerzo para dedicarse a la difusión de estos conocimientos  de forma independiente y buscamos apoyo para seguir produciendo contenido sin publicidad, ni adulterado por intereses comerciales. 

Que comer en “Las Fiestas”

Con la llegada de “las Fiestas”  aparecen incertidumbres, que se plantean en mis consultas. ¿Doc, que puedo hacer para manejar la comida estos días? Yo digo, lo primero es sentarte a planificar , si te toca ser la anfitriona, ¿cuantas personas, si alguna de ellas requiere comida diferente, que necesito comprar? Hecho esto comienza la la aventura de cocinar.

Me gusta sugerir una adecuada cena fría. Son tiempos calurosos y podés tener todo listo para la llegada de los invitados Todos relajados hasta el momento de decidir que ya es hora de comer.

Te propongo mi receta mágica para una noche divertida

Un plato que se adapta perfectamente si invitaste a una persona con Diabetes, Celiaquía, Sobrepeso y también para los que no tienen nada de eso y quieren comer algo rico. La guarnición puede ser, por ejemplo, con ensaladas, melón, arroz o lo que se ocurra.

Matambritos de Pechuga de Pollo

Necesitás filetear  las pechugas para dejarlas como unas mantas o matambres.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo sin piel y sin grasa visible. Cortadas como mantas
  • 1 paquete de espinacas frescas
  • 2 zanahorias
  • 6 aceitunas picadas
  • Queso en hebras light
  • 1 limón y 1 naranja
  • Sal y pimienta

Preparación

Poné a macerar las pechugas en el jugo de un limón y una naranja. En una fuente tipo Pyrex o una de porcelana (porque la usaremos para cocinar). Vas a dejarlo entre 2 y 10 horas en la heladera.

La zanahorias, peladas, las pasás 1 a 2 minutos por el microondas para ablandarlas un poco. Y cortalas a lo largo, en bastones finos

Sobre una mesada limpia y seca, colocá un recorte de film de cocina de unos 40 cm de largo, sobre el que disponés la manta de pechuga y la vas cubriendo de hojas crudas de espinaca. A distancia de 2 cm entre si, colocas los bastoncitos de zanahoria.

“Espolvoreá” con queso en hebras y aceitunas picadas.

Cuando terminaste de apilar los ingredientes procedé al enrolle. Ayudate con el film para hacer el roll de pollo, apretando con firmeza. Al terminar, envolvela con el film, girá el sobrante de las puntas como si fuera un caramelo. No hacen falta hilos ni precintos.

Las tenés que cocinar al horno en 180 grados unos 50 minutos, en el mismo jugo de la maceración, con un poco más de agua.
Luego las retirás y una vez que pierden calor, llevalas a la heladera para enfriar y finalmente cortarlas en rodajas de 1 cm de espesor.

No te van a fallar.

Y además

Podés preparar un dip para acompañarlas:

– 3 cucharadas de queso untable light
– 3 cucharadas de yogurt natural
– 2 cucharadas de mayonesa light
– ½ caldito de carne fundido en 2 cucharadas de agua al microorndas
– ½ cebolla rallada.
– Ciboullette picado (cantidad necesaria)

Felices Fiestas!!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Se necesita tiempo y esfuerzo para dedicarse a la difusión de estos conocimientos  de forma independiente y buscamos apoyo para seguir produciendo contenido sin publicidad, ni adulterado por intereses comerciales. 

Etiquetado por ley ¿Hay alimentos que amenazan tu salud?

Mientras se debate una ley sobre el etiquetado nutricional en Argentina. Analizamos la relación (que el mundo observa) entre el  aumento de peso de la población y  el consumo de alimentos ultraprocesados.  En este contexto es importante discutir  estrategias de intervención, como la del etiquetado frontal.

Los alimentos ultraprocesados son aquellos productos a los que se les ha cambiado la textura, añadido algún saborizante, colorante, conservador y generalmente contienen más de cinco ingredientes. Para ser más precisos, tienen marca comercial.

En Argentina se producen muchísimos  ultraprocesados siendo el galletitas  y las golosinas sus mejores exponentes, sin dejar de mencionar el enorme consumo de gaseosas que tenemos.

En las últimas décadas el patrón alimentario del ser humano ha sufrido grandes cambios tanto en la composición nutricional como en el tamaño de las porciones. Esto ha generado un desafortunado desarrollo de malos hábitos alimenticios.

Hay informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que indican que ciertos alimentos y bebidas procesadas están involucrados con los problemas de sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas.

Algunas características que los identifican:

•    Productos muy calóricos.

•    Comidas rápidas.

•    Bebidas sin alcohol.

•    Bebidas azucaradas.

•    Alimentos refinados ricos en almidón.

•    Carnes procesadas.

•    Alimentos conservados en sal.

Medidas que tienden a reducir el sobrepeso y la obesidad

En 2015 la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentó el documento técnico “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas”, donde se recomienda el etiquetado frontal como estrategia para desincentivar el consumo de alimentos procesados o preenvasados.

En términos generales, dicha estrategia consiste primero en señalar a los alimentos procesados como estimulantes del aumento del sobrepeso y obesidad. Sugiriendo, la prohibición de su publicidad y su comercialización en sitios específicos para su venta.

También indica grabar a los alimentos y bebidas procesadas con impuestos que ayuden a “desestimular” su consumo y, finalmente, ponerle el sello de advertencia (a través de octágonos) que permita informar que el producto puede ser peligroso para su salud.

Ventajas y desventajas de los alimentos procesados

Los productos procesados ofrecen ventajas como la disponibilidad permanente de comida. Tienen en contra  la falta de información adecuada sobre posibles efectos dañinos para el organismo.

El procesamiento de los alimentos se realiza para hacerlos aptos para la ingesta humana, para transportarlos, conservarlos durante más tiempo o almacenarlos con facilidad. Sin embargo, existen ciertos productos modificados en exceso, los cuales aportan pocos nutrientes.

Desventajas:

•    Son muy calóricos

•    Si bien los aditivos son seguros, puede resultar poco saludable consumir a la vez muchos de ellos.

•    Las personas los comen más porque son fáciles de consumir.

•    Suelen desplazar de la dieta a las frutas y hortalizas.

Aunque no deberíamos estigmatizar a todos los alimentos procesados ni creer que éstos necesariamente son perjudiciales. El problema está en los excesos y en los malos hábitos en los que se los incluye.

¿Para que un etiquetado frontal?

Cerca del 65% de los niños menores de dos años ya ingieren bebidas azucaradas, lo que genera adecuación del gusto y el deseo por por su futuro consumo, los convierte en consumidores.

Todos sabemos que  la industria alimentaria cuenta una estructura de producción y distribución que no tiene nadie. Con presupuesto para publicidad y distribución sin límites de presupuesto.

Y yo te sigo invitando a que compres tus alimentos en la feria del barrio, allí no encontrarás  más de un 10% de alimentos ultraprocesados.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Se necesita tiempo y esfuerzo para dedicarse a la difusión de estos conocimientos  de forma independiente y buscamos apoyo para seguir produciendo contenido sin publicidad, ni adulterado por intereses comerciales. 

Verduras Asadas con Pasta

Llenar el horno de verduras una vez a la semana es una genial forma de poder utilizarlas después, rápidamente y sin demasiado esfuerzo, en todo tipo de platos fríos y calientes

Esta receta de un poco de pasta con un montón de verduras asadas te da una mano a la hora de resolver en un clix la cena familiar y pone en funcionamiento a  uno de tus mayores aliados en la cocina:  el horno. Lo lamento por aquellas personas que viven en hogares sin gas. Para mi el horno tradicional es Lo Más!  Sigamos.  Trozás unas hortalizas de temporada, más frescas y económicas, añádiles un chorro de aceite de oliva virgen, pasalas por el horno hasta que estén tiernas y combinalas con lo que más te guste: por ejemplo: una pasta seca de trigo candeal.

Yo usé berenjenas, zucchini, cebolla, morrones rojos y verdes,  nada exótico. Sea cual sea la verdura, rociada con  aceite de oliva quedará tierna y con los bordes tostaditos, lo que le añade sabor y gracia. Mezclala recién salida del horno con una pasta al dente, y disfrutarás de un plato sencillísimo y muy satisfactorio.

Ah, y, aunque no están igual que recién hechas, estas verduritas se pueden hornear en gran cantidad para varios días, e ir sirviéndolas de distintas maneras, con la pasta, con salsa de tomate, sobre una tostada con queso en hebras de queso por encima, o sobre de un plato lecho de polenta,  quinoa o arroz integral.

Ingredientes

Para 3-4 porciones

  • 2 zucchini medianos
  • 1 berenjena grande
  • 1 morrón rojo
  • 1 morrón verde
  • 1 cebolla mediana
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen
  • 250-300 g de pasta seca
  • Orégano al gusto

Preparación

Lavá la berenjena, la cebolla y los zucchini. Cortalos en pedazos grandotes. Reservalos.

Quitales el pedúnculo a los morrones y despepitalos. Cortalos en trozos grandes de tamaño parecido a la berenjena y los calabacines.

Pasá las hortalizas a una fuente de horno donde quepan cómodas, salá y rociá generosamente con aceite de oliva virgen.

Asalos en el horno calentado a 190° durante 30-40 minutos, vigilando a menudo (el tiempo final depende de la potencia del horno y cómo de tiernas estén las verduras).

Cuando las verduras estén casi listas -probá pinchando con un cuchillo-, cociná la pasta en agua abundante con sal hasta que esté al dente. También pueden hacerse antes y después la calentás en una sartén.

Serví la pasta con las verduras mezcladas, mientras sube el vapor,  agregales  orégano a gusto.

Fuente: El Comidista (editado)

Recordá que necesitás hacer una consulta o querés que juntos trabajemos algún tema: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.

DoctorUgarte

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo superpoblado de información nutricional pseudo saludable.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

6 Mitos Sobre Las Grasas

Las grasas en la dieta ¿son amigas o enemigas?

Escuchaste que nunca deben consumirse, o tal vez que sí, porque son esenciales para la salud.  Entonces:¿las grasas  te  perjudican o le sirven tu organismo? ¿enferman a tus arterias? ¿son necesarias?

Analicemos 6 mitos sobre las grasas

Mito 1: Las grasas son malísimas para la salud.

Falso. Las grasas (incluido el colesterol) son esenciales para la vida: forman los ácidos biliares (indispensables en la digestión), hacen parte de las membranas celulares, sirven de vehículo para la absorción de las vitaminas A, D, E y K, son necesarias para la producción de hormonas sexuales y ayudan a regular la temperatura corporal. Y además, ninguna célula, tejido, glándula u órgano puede funcionar normalmente sin las grasas

Se calcula que el consumo máximo de grasa total en la dieta para adultos debe ser entre el 27 y 30 por ciento del valor calórico total, y el mínimo del 15 por ciento.

Mito 2: Las grasas son las que te engordan.

Falso. La principal estrategia para lograr un peso saludable es el equilibrio energético entre las calorías que se consumen y las que se queman. Un ejemplo de que las grasas no son las únicas responsables de tus kilos de más. En Estados Unidos en los últimos 30 años se ha reducido en 8 por ciento el consumo de grasa de la dieta, en parte por la reglamentación, que ha obligado a que la industria fabrique productos libres de colesterol, pero la obesidad se ha triplicado desde 1960 y sigue en aumento. ¿Por qué? Una razón es que al reducir la cantidad de grasa de la dieta se ha incrementado la ingesta de carbohidratos para  cubrir las calorías, y las porciones también han aumentado su tamaño.

Mito 3: Las grasas tapan tus arterias.

Falso. Hay grasas “buenas” y grasas “malas”. Las buenas son las que te protegen de la aterosclerosis, dado que compiten con ácidos grasos saturados o las grasas industriales  (que son las villanas). Las grasas buenas las encontrás en la palta, los frutos secos, pescados (mejor si son mas grasos) y aceites de oliva, canola y girasol alto oleico. Las grasas saturadas, son las de origen animal: carne, yema de huevo, manteca, leche y sus derivados, y también son necesarias para el organismo, pero en cantidades menores. Por ejemplo, en una dieta normal, de 2.000 calorías por día, el 7 % de ellas puede provenir de la  grasa saturada, Así es posible comer huevo o tomar leche entera todos los días sin problema, mientras que  limites su consumo.

????????????????????????????????????

Mito 4: Las frituras son malas para la salud

Falso. El 75 por ciento de la grasa contenida en la comida está oculta. Algunos alimentos están compuestos en su totalidad por grasa, como la manteca, margarina y aceites industriales (hidrogenados), allí están las grasas trans (en inglés Trans Fatty Acids), y ya se ha demostrado que son todavía más nocivas que las grasas saturadas. El problema es que las trans suelen estar escondidas en bizcochos, productos de panadería, repostería, la comida en paquetes y las preparaciones “listas para comer”.

Mito 5: La manteca y la margarina son buenas para cocinar.

Falso. Lo recomendable es usar solo aceites de tipo vegetal. Se aconseja usar varios tipos de aceites vegetales porque unos tienen ciertos ácidos grasos (omegas 3, 6 o 9) que no poseen los demás. De tal manera que para preparar una pasta, un huevo, el arroz o cocinar una carne es mejor emplear aceites de canola, girasol, oliva o maíz, y para ensaladas, salsas y aderezos, el ideal es el de oliva.

Mito 6: El aceite se puede reutilizar

Falso. No se debe volver a calentar un aceite que ya ha sido usado, porque después de que alcanza una temperatura de 190 grados centígrados sufre cambios químicos y físicos, en los cuales los ácidos grasos del aceite pueden convertirse en sustancias tóxicas (aldehídos), que incluso se han asociado al desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Por eso tendrías que desechar el aceite después de usarlo para freír.

Nota

Algunas persona creen que reemplazar el aceite por vaselina (para condimentar una ensalada, por ejemplo) es “mas saludable” o “que evita que engordes. No es verdad, sumale que te estarías privando de consumir una grasa de las buenas. Además la vaselina es un aceite mineral, que dificulta la absorción de algunas vitaminas y minerales.

Seguimos dándote nuestras propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo superpoblado de información nutricional pseudo saludable.

Recordá que necesitás hacer una consulta o querés que juntos trabajemos algún tema: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.

DoctorUgarte

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Envianos mensaje por whatsapp al 11 5907 2200 o por al mail adelnutonline@gmail.com

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Si hay pan, mejor que sea de harina Integral

Cada vez son más las voces que aconsejan incluir pan integral en la dieta. Por contener mayor cantidad de fibra, minerales, vitaminas, también por dar más saciedad y poseer efectos metabólicos beneficiosos que deben ser bien explicados.

El consumo de pan integral se asocia con una menor necesidad de insulina, aspecto clave en  el desarrollo de Diabetes Mellitus tipo 2 y a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Lo decepcionante es que el pan blanco y el integral aportan las mismas calorías, por lo que te pido moderes tu entusiasmo.

Un pan negro no es necesariamente “integral”. En el mercado podés  encontrar muchos tipos de panes y no siempre estará claro si estás comprando el más saludable. ¿Podrías distinguirlos? 

Pan de grano completo

Un pan integral es aquel que se elabora a partir de harina no sometida a procesos de refinados para extraer parte del grano.

También están aquellos mezclados con harina blanca, un poco de integral y salvado. Un pan multicereal, por su parte, puede ser, o no, pan integral. Dependerá de qué tipo de harina se ha usado. En general, están elaborados en base a harina blanca, es decir, refinada de varios tipos de cereal o incluso pueden mezclarse harinas blancas e integrales. En este caso, “estos productos que se venden como pan negro “integral” no son para tu salud muy diferentes a  los que se elaboran únicamente con harina blanca”. No obstante, si se utiliza harina integral, y se le añaden semillas de varios cereales, sí puede considerarse como pan integral multicereales.

¿Y el pan blanco? 

Para elaborarlo se utiliza harina blanca que ha sido sometida a un proceso en el que en la molienda se retira el salvado de trigo y con ello se prescinde, aparte del alto contenido en fibra, de gran cantidad de vitaminas (B1, B2, niacina, ácido pantoténico, B6, biotina, folatos y vitamina E), minerales (magnesio, zinc, calcio) y sustancias fitoquímicas.

Por tanto, si querés comer el mejor pan y aprovechar todas las propiedades del cereal, tenés que mirar el etiquetado y asegurarte de que en la lista de ingredientes indica si el pan está hecho de grano entero o integral. Y es que, no basta con mirar su color, se puede confundir con otro tipo que se elabore “a partir de harina blanca refinada a la que se le añade un porcentaje de salvado, en torno al 1%, para darle aspecto de integral”

Como la harina integral tiene un poco difícil su proceso de panificación, se suele agregar un pequeño porcentaje de harina refinada (una “000”  está permitida) y sigue siendo un pan “integral”.

Mi Pan Integral

Ingredientes

  • 400 g de harina integral y
  • 100 g  de harina tipo 000
  • 1 pan de levadura fresca 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 250 cc  agua tibia
  • Un poco de sal
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • Semillas varias, a gusto

Preparación

Disolvés la levadura en una cacerolita, con un poco de agua tibia, le agregás una cucharada de harina 000, una cucharada de azúcar y una de sal. Mezclás y lo dejás reposar en una zona tibia de la cocina cubierto con una servilleta o repasador, hasta que haga espuma.

En una mesada hacés un “volcán” con las harinas, en el hueco vas a volcar la levadura, el aceite y la sal, mientras los vas integrando, necesitarás ir agregando agua mientras vas amasando, la masa se construye con firmeza y paciencia. Cuando el bollo está decente lo ponés en un lugar tibio y tapado dejo elevar un rato, por 30 minutos mínimo. Va a elevar.

Al duplicar su volumen. Lo pasás a la mesada con un poco de harina en la superficie, y amasás con vigor unos 5 minutos más, ya está lista para ponerla en el molde que hayas elegido. Te sugiero que lo aceites o enmanteques y luego podés rociar tu futuro Pan Integral con las semillas que encuentres en tu alacena. No toque la superficie, dejá caer las semillas.

Precalentás el horno. Cuando tenés la masa sobresaliendo un par de dedos el borde del molde: lo mandás al horno 180-200 grados. 30 minutos y vas tanteando con palillo de brochete, que el centro de la masa esté seca y/o se formó la crosta en superficie.

Recordá que tu pan no tiene conservantes. ¡Es orgánico!. Si lo dejas a temperatura ambiente, en 2 días se llena de hongos. Freezá lo que te sobre.

Genial!

Seguimos dándote nuestras propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo superpoblado de información nutricional pseudo saludable.

Recordá que necesitás hacer una consulta o querés que juntos trabajemos algún tema: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.

DoctorUgarte

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Envianos mensaje por whatsapp al 11 5907 2200 o por al mail adelnutonline@gmail.com

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.