Otro “milagro para adelgazar” flojo de papeles

A pedido de Nélida R, que está al día con los artículos publicados aquí, voy a contar algo sobre el producto que asegura “bloquear”  la absorción de glucosa en el intestino.

Recuerdo al glucomanan, al “Reduce fast fat, al cromoglicolato, a las proteínas líquidas, el más reciente CLA. Y me pregunto ¿qué pasó con sus promesas de adelgazamiento?  Y el que está en pantalla ahora ¿puede ser uno más de esa lista?. Te lo podría asegurar

Vamos a analizar  que se dice a favor y cuáles son los cuestionamientos

Información del Vendedor

Es un complemento de la alimentación elaborado en base de »ingredientes naturales«, que han demostrado en ensayos »preclínicos« y clínicos su capacidad de disminuir la absorción de hidratos de carbono.


El componente activo principal es extracto de poroto blanco, que »ha demostrado clínicamente« reducir la absorción y digestión del almidón presente en los alimentos hasta en un 75%.

Su acción reduce el impacto calórico de los alimentos ricos en almidón, y también disminuye la respuesta de la glucosa y el índice glucémico.

Cuando se utiliza junto con una dieta adecuada y ejercicio, ayuda en el control del peso.

Mecanismo de acción

El almidón es un polisacárido, se encuentra principalmente en alimentos como pasta, pan, papas, cereales y legumbres entre otros. Para ser asimilado, debe ser degradado (por unas enzimas, amilasas) a glucosa o disacáridos .

El producto bloquea a la amilasa y reduce la absorción de glucosa

Opinión Crítica

  1. Se da a entender que podes comer todos los carbohidratos que quieras y vas a absorber sólo una mínima parte. Parece mágico y, eso sólo genera muchas sospechas.
  2. Existe un (uno) estudio científico en el que se basan para promover  este producto, pero …. Es del 2003, complicado porque pasaron 16 años y no hubo más ensayos clínicos, tendría que ser de los últimos 5 años por lo menos.
  3.  Luego, la población con la que hicieron el estudio fue de 60 personas, casi la mitad tomó el producto  y el resto fue un grupo placebo. Están vendiendo algo como un hecho y sólo lo probaron en 34 personas, bajo condiciones de observación clínica.
  4.  En el estudio, nunca se menciona como les fue a los grupo placebo (que tomaron un similar al producto, que no contenía el principio activo),  
  5. Los que tomaron el producto bajaron 260 gramos por semana en 12 semanas!!!. Como cualquier persona que hace un plan de adelgazamiento (que hasta baja hasta más que eso!)  Lo curioso es que los del grupo que no tomaron el suplemento (placebo) bajaron solo un poco menos por semana. Es que todos (ambos grupos) estaban bajo un plan de dieta.

Entonces ¿funciona este “inhibidor”?

Los bloqueadores de carbohidratos no impiden que se absorban los carbohidratos, sólo retrasan su absorción. Sólo un  7% deja de absorberse realmente.

Los estudios realizados con poco numero de no son concluyentes porque no son significativos estadísticamente, además no duran mucho tiempo, necesario para comprobar que pasa en largos plazos.

Además es costoso  y no se justificaría,  ya  que actúa similar a un placebo o a una ensalada acompañando al carbohidrato elegido..

Finalmente: no genera hábitos.. Es muy riesgoso como mensaje que un famoso o peor un profesional de la salud  induzca a pensar que “te tomás este producto y podés comerte todas las medialunas que quieras”.

CONCLUSIÓN

Los adelgazamientos suelen tener fecha de caducidad. El peso perdido regresa.  Las dietas clásicas  y productos como éste, terminan como anécdotas y dinero mal invertido.

No hay milagros, o tal vez si hay uno: confiar en vos y CAMBIAR tu relación con la comida.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso. 

¡Estamos aquí!.

Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

¿Querés Adelgazar?

Si ya te aburriste del típico consejo “…desde ahora vas a comer esto que dice acá… y lo que nunca vas a consumir esto otro …” Tengo buenas noticias.

La OMS (Organización Mundial de la Salud)  dijo: «El informar y dar consejo por parte del médico ya no es suficiente para conseguir cambios de comportamiento a largo plazo». Hay personas que necesitan algo más que información y/o consejos.

El hecho es que la falta de adherencia al tratamiento es un problema común al que se enfrentan los planes tradicionales de descenso de peso.

Entonces decidimos hacer algo más:

Adelnut

Es un proyecto educativo para aquellos que ya han dejado atrás las pintorescas dietas milagrosas. Pensado para personas que como vos, intuyen que la manera más efectiva de conseguir una mejor alimentación es asumiendo la necesidad de cambiar tu vínculo con los alimentos, tu conducta emocional frente a la comida, y de que logres mantenerla en el tiempo.

Aquí vas a descubrir que “la magia” es confiar en uno mismo.

Además alimentarte de manera saludable durante unos meses, vas a querer comer de esta forma para siempre.

¿Qué se necesita?

Lo primero es que tenés que saber “lo que querés que pase” (¿Adelgazar?), Es  vital,  mucho más que el esfuerzo y motivación por tu parte, sobre todo al inicio, cuando vas a incorporar nuevas rutinas.

En el mundo occidental la mayoría de los tratamientos para adelgazar fracasan. Por abandono precoz o por el reengorde a los meses de haber logrado un resultado aceptable.

¿Cómo funciona Adelnut?

Es un curso de 16 clases semanales, un proceso a través del cual cada participante identifica e intenta vencer sus obstáculos y se predispone de manera activa a concebir cambios en su alimentación, y como valor agregado mejorás otros aspectos de su persona y de tu estilo de vida.

La novedad que aporta este enfoque es que los profesionales que te acompañan no se dedican a diseñarte un plan de alimentación. Estamos para tener en cuenta tu realidad, tus barreras internas y externas, y para hacerte el protagonista de la tarea: encontrar soluciones.  Adelnut  te pone en el centro del tratamiento a vos, y no a las recomendaciones.

Esta transformación ocurre con alegría, con buenos hábitos de vida y renovada motivación.

*Te invitamos a una charla informativa*

En la sede de Austria 2469 PB

Solo tenés que registrarte al TE 4801-0063 o por mail a turnosugarte@gmail.com o consulnutricion@hotmail.com

Durante Febrero

Horarios disponibles:

Los Miércoles de  10 a 11 hrs

Los Martes de 18 a 19 y de 19 a 20  hrs

Para reservar tu lugar en la charla informativa o para otras consultas escribinos a

consulnutricion@hotmail.com  o llamá al 4801-0063

*Adelnut* comienza el 6 de Marzo

De repente el jardín de mi vecino es más verde

Cuando nos cruzamos con una persona conocida o con sus fotos en instagram y vemos que en poco tiempo bajó de peso, solemos cuestionarnos ¿por que yo no puedo lograrlo también? ¿cómo lo hizo? ¿le pido la dirección del lugar a donde fue?

Verás que una mirada “superficial” al verde jardín de tu vecino puede ser peligrosa, en mente y cuerpo.

Regular el peso corporal mediante el control de la alimentación, se conoce como “seguir una dieta”, “hacer dieta” o “estar a régimen”, acciones que llevan adelante (repetidamente) personas que reciben el calificativo de “dietantes”. La paradoja es que las dietas seguidas para perder peso sean la causa de volver a ganarlo una y otra vez.

Un articulo del Journal of the American Dietetic Association de 2006 advertía que ponerse a régimen se asociaba no solo a ganar peso, sino también aumentaba el riesgo de sufrir trastornos de la alimentación. La investigación constató que los adolescentes con exceso de peso que se ponen a dieta al cabo de cinco años casi siempre pesaban más que antes, en comparación con quienes no siguieron ninguna dieta. Es el llamado “efecto rebote”.

¿Porqué?

En 2007 Chaston y colaboradores observaron que si la dieta que se ha seguido es muy baja en calorías, la pérdida de masa muscular puede ascender hasta el 37% !! del peso perdido, sobre todo si no se aumenta la práctica habitual de actividad física (y es lo que sucede en la inmensa mayoría de los casos). Esta pérdida de músculo hace que tu cuerpo gaste menos calorías (disminuye la “gasto metabólico”), porque mantener la masa muscular te requiere más inversión de energía que conservar la masa grasa.

Así, aunque seguir una dieta restrictiva puede hacer que pierdas peso a corto plazo, en el largo plazo es posible que acabes pesando más que antes. Y cuanto más “extrema” sea la dieta (si si, esas que bajás muchos kilos por mes) mayores serán las posibilidades de aumentar de peso. Hay mecanismos biológicos que lo explican. Uno de ellos es que tu cuerpo pasa a gastar menos calorías para mantener las funciones vitales, por lo que cuando retomás una alimentación normal (que tendrá más calorías que la “dieta” restrictiva), empezás a ganar peso de forma paulatina pero inexorable.

También se constató que perder peso haciendo una dieta muy baja en calorías se traduce en una disminución desproporcionada en la “termogénesis adaptativa”. Es decir, el cuerpo se vuelve más ahorrador y buena parte de las calorías consumidas a partir de entonces acabarán en tus reservas de grasa. Esta desproporción se mantiene hasta un año después de finalizada la dieta.

Recuperar la grasa perdida es fácil

Porque los adipocitos (células grasas) no desaparecen, solo “adelgazan”, para engordar con facilidad al mínimo “despiste”. Sin embargo, recuperar la masa muscular es un tema más difícil. Requiere un esfuerzo que pocas personas están dispuestas a asumir. En un estudio de 2011 en la revista American Journal of Clinical Nutrition, se observó que por cada kg de grasa perdida gracias a la “dieta”, desaparecían 260 gramos de masa magra (músculo!). Sin embargo, después de un año, por cada kg de grasa recuperado solo se ganaban 120 gramos de masa magra, menos de la mitad de los perdidos.

Nota inspirada en un articulo del nutricionista Julio Basulto para Eroski Consumer

Estos datos nos facilitan la comprensión de lo que ocurre con las dietas para adelgazar y lo decepcionante que resulta el análisis de las estadísticas (la tasa de fracasos es abrumadora). Insisto en advertirte que ver que alguien bajó de peso (el jardín de tu vecino) no necesariamente es un éxito (ojalá lo fuera). La GRAN mayoría de las personas que bajan de peso (cuanto más rápido peor) rebotan a su peso anterior o a uno superior.

Tenemos otra manera de hacer perder peso a las personas. Con expectativas racionales. Alejados de la magia y el desencanto.

Pronto

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso. 

¡Estamos aquí!.

Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Este año escapale a los kioscos

Si un pediatra motivado te quiere convencer de que un postrecito lácteo es lo mejor y más sano que le podés dar a tus hijos, dudalo. Si te presentan una golosina con la palabra Light muy resaltada en la etiqueta, empezá a desconfiar. Estos son buenos ejemplos de alimentos muy procesados, que si estás buscando una mejor alimentación, deberías evitar.

Que un producto tenga un 10% menos de azúcar o un 12% menos de grasa puede ser irrelevante. Solo sirve para la etiqueta. ¿Qué diferencia sería que una galletita tenga 18 o 14 gramos de grasa por porción? ¿O que tu jugo envasado lleve 12 gramos de azúcar en lugar de 15 gramos cada 100 ml? A mi me parece que es un truco.

IMG_7804

Diferente es el caso de un paquete de arvejas congeladas o una lata de atún o un vaso de leche o yogur, que también son procesados, pero mínima y necesariamente. En cambio un paquete de galletitas, una medialuna o un tarro de dulce de leche, son productos muy procesados. Fabricados con exceso de azúcar y/o harinas ultrarefinadas. ¿Más ejemplos? Una salchicha con menos sal o grasa, siempre será un embutido y no es saludable. Te tienta por ser práctica y de agradable sabor. Por eso las fabrican, son adictivas y se venden a granel.

Encontrarás cada vez mas versiones maquilladas de estos productos que se saben cuestionados por los nutricionistas.

Cada vez que nos alejamos de las materias primas: Frutas, Hortalizas, Legumbres, Huevos o Carnes, entramos en terrenos pantanosos

Aquíii

Las etiquetas de los alimentos no son fáciles de interpretar. A veces se transforman en una barrera para evitar que sepas lo que vas a comer. Cumplen con la legislación, sin embargo tenés que hacer un curso para entender lo que dice y visitar a tu oftalmologo/a para que te haga lentes especiales para ver las minúsculas letras, que en algunos caso son casi imposibles de leer. Estarás consumiendo alimentos que son seguros, pero no saludables.

etiquetasvale

Hay mayor demanda de alimentos saludables y la industria está intentando responder a eso, aunque a veces lo que se oferta solo aparece como saludable y en el fondo no lo es. Una maniobra de marketing para disfrazar al monstruo.

Si tenés dudas, no lo comas hasta consultar con especialistas en nutrición. No le creas al fabricante todo lo que te anuncie en un aviso publicitario. Si somos un público exigente, la industria de la alimentación se tendrá que adaptar para seguir vendiendo.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Estamos aquí!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

El día después

Es un momento esperado y temido. Terminaron las fiestas, ese periodo en el que desde lo gastronómico todo vale y para muchos “el día después” viene con pensamientos culposos, y nuevas promesas. Que este año me pongo las pilas y voy con la dieta: si o si.

No es que sea escéptico, es que hace muchos años vengo escuchando las mismas promesas que te venís haciendo y he visto quebrarlas en el primer cumpleaños del año. No te amargues por eso, hay algo podés hacer. Por ejemplo establecer un proyecto para cambiar tu alimentación en el año que comienza.

7 Propuestas

  1. Programá tus compras. Asegurate tener los alimentos que vas a necesitar para las comidas. Tus nuevos amigos son los empleados de la verdulería.
  2. Planificá tu comida para la semana. Para vos, para la familia, o para si te llevas el almuerzo al trabajo, o si requerís colaciones, etc.
  3. Cociná todo lo que puedas. la gente que cocina es más feliz y tiene mejor salud. Todos podemos cocinar, las recetas que subimos son para que te salgan, aun si no sabés como se enciende el horno.
  4. Reconocé a tus enemigos y no pactes con ellos. cada cual los suyos: la pizza, las empanadas, las galletitas, las medialunas, el sandwich de milanesa, el alcohol, los snacks salados, las golosinas, son sólo ejemplos de lo que nos tienta y quita posibilidades de lograr el objetivo. No es sólo perder peso, es animarte a enfrentar a tus hábitos.
  5. No temas equivocarte, si salió mal, algo aprendiste. Comenzá de nuevo y hablalo con alguien que no te juzgue. Cuando contás algo y tu interlocutor dice algo así como “estuviste muy mal” “que desastre que hiciste”… ayuda menos que alguien que ante el mismo relato te pregunta “¿Cómo te sentís ahora?”, “¿Lo vas a encarar de otra manera?”. Es muy diferente ¿No?
  6. Siempre podés cambiar de opinión. “Mirate comiendo ensaladas, ¿ahora te gustan?”, -No, “¿Y por que las comés?” – Entendí que es muy bueno comerlas y trato de acostumbrar mi paladar. Ese es un cambio ¿No?
  7. Finalmente, cuando vayas a reuniones, tendrías que saber lo que se va a comer. Si no te conviene el “menú” probá negociar con quien invita para que haya buenas opciones para vos, si no es posible seleccioná lo menos malo. Podrías llevar tu comida (una persona con celiaquía lo hace habitualmente, no es una ofensa). o comer en tu casa e ir a disfrutar de un encuentro desde lo social. Recordá que siempre es tu derecho retirarte de invitaciones a lugares donde no te interesa ir.

Proponetelo y lo vas a lograr. Si necesitás ayuda buscala, somos seres sociales, nos hace bien la compañía del otro.

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que buscás, requerirá hacer cambios. Necesitás relacionate con la comida de una manera diferente y generar nuevas acciones para acercarte al objetivo que te propusiste. Podemos facilitarte ese proceso.  ¡Estamos aquí!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Las Comidas en la semana de las Fiestas

 

Las comidas en las fiestas del final de año son siempre un desafío. Lo enfrentamos desde que nos empezamos a preguntar : ¿qué vamos a comer? Y allí también aparece ese temor apocalíptico “lo que voy a engordar estos días”.

Bueno,  bueno, ¿sabés qué?  Cortá ese rollo!. Todos los años repitiendo la misma frase,  ya es el momento de imponer ¡una nueva estrategia!.

Que las fiestas son “el momento de año” para disfrutar y para comer sin restricciones. Ya no es un dogma o una imposición.

 

Si tenemos reuniones, y hasta varias por semana, pero ya venís cargando tu cuenta calórica desde lejos, las comidas de estos días no van definir el resultado del año. Será en una Navidad, unas vacaciones o la reunión de despedida del año con amigos, actuá. Cuando quieras hacer algo para atenuarlo, pensá en hacer un cambio en tus conductas sociales. Cada vez que las vinculás a lo gastronómico-festivo-celebratorio, caés en la trampa. Recordá que tenés la oportunidad de dar una nueva dimensión a tus reuniones.

 

Sugerencias

  • No exageres con la comida, cuidado con tus cálculos. Los chicos estarán inquietos pensando en los regalos, para ellos la comida es lo de menos.
  • Averiguá si algún invitado es o se hizo invitados vienen vegetariano o tiene celiaquía
  • Hacelo fácil, pensá en cosas sencillas

Por ejemplo unas  bruschettas para el aperitivo a manera de tapa y una bebida ligera.

La receta

 

Ingredientes:

  • Pan tipo flauta o baguette
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Albahaca
  • Jamón crudo
  • Tomates
  • Queso muzzarella
  • Sal y pimienta

Preparación:

Primero prendé el horno para que se vaya calentando. A continuación, cortá el pan en sentido longitudinal, para que te queden unas bruschettas alargadas y más fáciles de completar con los agregados. Tostá el pan de ambos lados, aunque previamente tendrás que untarle un poco de aceite de oliva sobre cada lado y también espolvorear un poco de ajo picado. Cuidá que el pan no te quede demasiado dorado, pero tampoco blanco.

El paso siguiente es preparar una especie de ensalada caprese para acompañar estas bruschettas. Cortas el tomate en cubos, quitándole previamente las semillas. Le agregás unas hojas de albahaca picada y queso mozzarella en cubos, aliñando con un poco de sal, pimienta negra molida y un chorro de aceite de oliva. Los sabores mediterráneos complementarán de maravillas con las tostadas.

Toma cada tostada y colocale una buena feta de jamón crudo a cada una y le repartís también la mezcla de tomate, queso y albahaca. No te quedará más que llevar a la mesa y disfrutarlas.

Podés variar, toda mezcla o relleno que quieras aplicarle irá bien. Aceitunas negras, queso feta, yogur natural con mayonesa con cebollita de verdeo picadita, guacamole, una crema de langostinos… En fin, lo a que a tu imaginación venga.

363631-ca8df0a8-7b1f-488a-85d0-d893eacfe80a

Lo que define es el tamaño de la porción. Servite poco, come despacio. Si pensás que ya comiste suficiente, andá a lavarte los dientes (llevate el cepillo, pasta hay en cualquier baño). No comerás más de lo que era necesario.

Otro ejemplos: Para una picada mediterránea de Nochebuena

 

  • Pan francés tostado untado con aceite de oliva y frotado con ajo
  • Tomates desecados re hidratados en oliva
  • Berenjenas en escabeche o vinagreta
  • Mini brochetes: un cubo de 3 x 3 de queso pategrás 1 hoja de albahaca 1/2 aceituna negra descarozada y 1/2 tomate cherry
  • Bastoncitos de zanahoria cruda
  • Pencas de apio cortadas a tamaño similar a las zanahorias

Untables

1 a base de yogur natural no endulzado más

  • Nueces y/o Almendras
  • Pasas de uva y/o Albaricoques
  • Queso azul
  • Tomates Cherry
  • Hojas de lechuga pequeñas
  • Cebollitas en vinagre
  • Rodajas de pepinillo agridulce
  • Ramitos de Coliflor

Estás son sugerencias que intentan estimular tu creatividad. Hay quién te puede regalar dinero, lo que no estaría mal. Nosotros te regalamos ideas, y sentimos que hacemos algo mejor. Modestia aparte.

VALDES-EN-BAJA-10-1

Feliz navidad para los que la festejan. Buen año nuevo para todos.

Nuestro cariño para vos, por acompañarnos y compartir el esfuerzo que hacemos para sostener este espacio, sin otra colaboración que la de los que interactuan y recomiendan el mensaje que sostenemos. Y seguiremos…

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Lograr que pase lo que querés requiere hacer cambios.  Relacionate con la comida de una manera diferente y generá acciones que te acerquen al objetivo que te propusiste. Podemos facilitar ese proceso, ¡Estamos aquí!.

En Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamá al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

 

También nos encontrás en Instagram @doctor_ugarte

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. No te recomendamos realizar cambios en tu alimentación sin el consentimiento, aprobación o valoración previa por parte de un profesional médico o nutricionista. Los contenidos de doctorugarte.com en ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnostico o tratamiento médico.

Adelgazar: ¿Dieta o No Dieta?

Esta semana, en el ciclo de charlas a la Comunidad que organizamos con el CEMIC de Buenos Aires. Tuve la suerte de coordinar la presentación de la Dra. María Victoria Salinas, Médica Nutricionista y Diabetóloga. Ella habló, como te habla una amiga, sobre mitos y realidades del tratamiento dietético de la Obesidad y el Sobrepeso. En su presentación puso en “claro sobre oscuro”, lo que muchos saben y pocos dicen. “En la obesidad la dieta no te cura”. Luego vinieron las preguntas, de una concurrencia muy interesada.
IMG_0549
Muy atento me puse en rol de cronista, tomando notas para este informe y filmando unos videos para el instagram doctor_ugarte.
¿Querés adelgazar?, no lo hagas prohibiendo
No va a funcionar si arrancás tachando a diestra y siniestra, alimentos que supuestamente no podés ni tocar. Conseguís aumentar el deseo por ellos.
La alternativa es que elijas qué comer, cuándo comer y cuánto comer. Es decir: tenés que decidir! o aprender a hacerte cargo de las elecciones que favorecen tu propósito inicial. Bajar de peso.
hospi-food3.jpg
Dejá de presentar comida de hospital en tu casa
Adorná tu mesa y hacé que tu plato luzca bien. Un lindo mantel, un centro de mesa, flores, vasos todos iguales, los platos con la comida distribuida estéticamente. Colocá un ramito de perejil o unas hojas de albahaca, a un costado o por sobre la comida.
Tratá de generar un ambiente cordial durante las comidas.
No rindas a la monotonía. No te tientes por comodidad a comer siempre lo mismo, aunque te guste, te vas a hartar.
La compulsión por comer se detecta y se bloquea.
Si te encontrás comiendo sin sentido y sin poder parar. Fijate que pasó antes (en que emoción estabas, y que la disparó). Luego poné en claro que es lo que estás ingiriendo de modo irrefrenable: “ese” es tu alimento a eliminar. Lo sacas de tu vida. Como hace un ex fumador con el tabaco.
Las Dietas de moda se reciclan
Son un “plomazo”, te pueden resultar en tiempos cortos, pero cuando te aburrís o cuando el resultado prometido no llega, las liquidás al primer fin de semana. Y quedás con más peso que cuando la iniciaste.
Alimentos de estación.
No pagués de más por frutas y hortalizas, consumí las que están en temporada. ¿Porqué pagar una fortuna por un kilo de morrones cuando los zapallitos te cuestan la cuarta parte?
De estación
Provisión (tener)
Si llegás a casa y al abrir la heladera no tenés tus materias primas para la cena, es probable que llames al delivery, y no creo que te traigan una ensalada.
Tenés que comprar en la verduleria 2 veces por semana. Llevá menos lo que se pudre más rápido.
Presentacion2
No olvides presentar tus platos con variedad de productos y colores. Pollo con semillas, cebollas moradas, zanahoria rallada, lechuga de distintos colores y texturas, tomates cherry, etc. Condimentá generosamente con jugo de limón, vinagres y el aderezo “Cocinero Light”. El aceto tiene algo de azúcar (poné si te gusta pero poco) y dejá para el final la cucharada de aceite, que es lo muy calórico en la ensalada.
Plato saludable y sus proporciones
Si ves el modelo de esta propuesta no olvides que se basa en la proporcionalidad y la cantidad. Con opciones para cada segmento. De nuevo, no comas siempre lo mismo.
hospital-food-tray-cafeteria-1
Hidratación
Las bebidas te hidratan. “No solo de agua se hidrata un humano”. Té, café, sopas, yogures, bebidas saborizadas sin azúcar, etc. son fuentes para cubrir los famosos 2 litros diarios que debés consumir. Llevá una botella de agua a donde vayas o tenela en tu escritorio y la mesa de luz.
Hablando de esto, tenés que dormir lo suficiente. Hay una asociación entre falta de horas de sueño y el sobrepeso-obesidad
Actividad física
Colabora con el proceso. Gastá calorías cotidianamente, con 150 minutos semanales está muy bien. Sirve bailar, nadar, acumular pasos en el día
Hay cuentapasos en tu celular y te podés monitorear lo caminado al final del día. 10.000 pasos es un ideal. Pero si no llegás, estar cerca es muy bueno.
Ojo con
Los jugos de fruta, las papillas y los purés. Mejor es que los alimentos lleguen en trozos y trabaje tu estómago, es buenisimo consumir fibra vegetal.
La cantidad de aceite es 1 cucharada por persona
El queso rallado aporta muchas calorías cuando pones mucha cantidad.
La pimienta no aporta calorías significativas
Cociná sin sal y eso sirve para todos. Que le agreguen en la mesa los que pueden.
grilled-summer-vegetable-pasta-salad
Estilo Mediterráneo
Si te van las pastas elegí las secas de trigo candeal o las nuevas con harina de legumbres. Mejor pasta corta y al dente
Mezclalas o acompañalas con vegetales.
Cuidá tu cuerpo es único, irrepetible y frágil ante los malos tratos.
El pensamiento mágico nos amenaza. No creas cualquier cosa que te digan. Si tenés que definir tu comida, consulta con Nutricionistas Profesionales.
Y llegaron los aplausos!

DoctorUgarte      “Comé Bien, Viví Mejor”

Que las cosas sucedan también depende de vos. Podés comer de una manera diferente y saludable.  Generar acciones más efectivas para lograr tu objetivo. Proponételo y los hacemos.

Visitanos en Austria 2469 PB, CABA. A 20 metros de Avda. Las Heras.

Llamás al 011 – 4801 0063: Secretaría: los Martes, Jueves y Viernes de 9:00 a 16:00 o Miercoles de 14:00 a 19:00.

También por mail a:  consulnutricion@hotmail.com o turnosugarte@gmail.com …y listo.

Te esperamos!!

Dieta Mediterránea: conceptos erróneos

Noviembre de 2017
La semana pasada, los principales investigadores de la dieta mediterránea de Grecia y España, entre ellos Antonia Trichopoulou y Miguel Ángel Martínez-González, escribieron un artículo señalando lo que NO es la Dieta Mediterránea.

Se señalan que algunos mitos prevalentes y conceptos erróneos sobre la dieta mediterránea requieren aclaración, ya que uno de los principales desafíos de su aplicación sobre todo en los Estados Unidos proviene de estos conceptos erróneos.

mapa-mar-mediterraneo-900x360

Aquí hay algunos conceptos erróneos importantes que se aclaran:

1. La dieta mediterránea tradicional no es una dieta puramente vegetariana.
La dieta mediterránea es principalmente, pero no exclusivamente, una dieta basada en plantas que permite un bajo consumo de carne y subproductos cárnicos, lácteos fermentados y un consumo moderado de pescado.

2. Patrón de consumo de alcohol es importante.
La principal preocupación con respecto a las bebidas alcohólicas no es solo la cantidad de consumo de alcohol, sino el patrón de consumo, que es diferente en la población estadounidense. Para los adultos, una Dieta Mediterránea tradicional puede incluir un consumo moderado de alcohol, siempre durante las comidas, preferiblemente vino, con un bajo o nulo consumo de licor. El consumo excesivo de alcohol y la preferencia por la cerveza en lugar del vino no son parte de la dieta mediterránea tradicional.

Red-Wine

3. La palta no es mediterránea.
Hay muchas razones para pensar que el consumo de palta es saludable, sin embargo, este alimento es una fruta originaria de América del Sur y no un alimento mediterráneo tradicional.

4. Alimentos “mediterráneos” mal clasificados.
Otros alimentos clasificados erróneamente como parte de un patrón alimenticio de la dieta mediterránea incluyen quinoa, margarina, tofu.

5. La dieta “Japo-mediterránea” no es mediterránea.
Una dieta “japo-mediterránea” compuesta de aceite de oliva, vino, pescado, porotos, nueces y semillas, soja, verduras, frutas, pan, arroz, algas marinas, productos lácteos y setas, no es una dieta mediterránea tradicional porque la soya no es una comida tradicional mediterránea.

6. La “dieta indo-mediterránea” no es mediterránea.
Una “dieta indo-mediterránea” rica en granos enteros, frutas, verduras, nueces, mostaza, aceite y almendras tampoco es una dieta mediterránea.

7. Una dieta mediterránea adecuada requiere el uso de aceite de oliva como la principal grasa de cocina.
Olive-Oil-Photo

El uso de otros aceites de cocina con grasas insaturadas distintas del aceite de oliva, como los aceites de semillas de lino, maní, maíz o girasol, con contenido similar o superior de grasas saturadas que el aceite de oliva, no se relaciona con la dieta mediterránea tradicional. Aunque los aceites líquidos alternativos (girasol, canola, soja u otras semillas) que son ricos en lípidos poliinsaturados son mejores que la manteca, no son característicos de la dieta mediterránea tradicional.

8. Una dieta mediterránea “baja en grasas” no es una dieta mediterránea tradicional.
La cantidad habitual de grasa en la dieta mediterránea es del 30-45%, pero el factor importante no es la cantidad, sino el tipo de grasa: el aceite de oliva, las nueces y los pescados grasos deberían ser las principales fuentes de grasa, especialmente aceite de oliva extravirgen, que puede representar el 15% o más de la ingesta calórica total.

Fuente
https://www.olivetomato.com/misconceptions-mediterranean-diet

DoctorUgarte

Consultorio: Austria 2469 PB. CABA. Argentina
Turnos: 54 11 4801-0063 o a turnosugarte@gmail.com

En Instagram nos encontrás como @doctor_ugarte

¿Tenés Hipertensión? Te presento la dieta DASH

DASH (acrónimo, del inglés Dietary Approaches to Stop Hipertension).
Es abundante en minerales, proteína y fibra. Basada en estos principios:
a) Claro que muy reducida en sodio, (en sal);
b) Es algo hipocalórica;
c) Consumís a diario frutas y hortalizas, cereales y granos, productos lácteos desgrasados; aceite vegetal; algo de carnes (preferí pollo y pescado);
d) Más el consumo esporádico de frutos secos sin sal, como nueces o almendras y “postres”
El disminuir la sal en la dieta siempre es saludable, la DASH pueden hacerla todas las personas que quieran prevenir o controlar la hipertensión arterial, y de yapa te ayuda a perder algunos kilos, si te sobran
Componentes de la Dieta Dash
Es necesario conocer los tamaños de las porciones permitidas de cada grupo de alimentos:
• Hortalizas, crudas o cocidas la medida serán dos tazas o 200 g por porción, en tanto que para las frutas vamos por unidades, completando 150 g. si son muy grandes o bien media taza si no tenés una balancita de pesar alimentos.
Cereales, legumbres, arroz y pastas cocidas, leche y yogur también se miden por tazas, en tanto que el queso será medido en gramos, al igual que las carnes, vacuna, pescado y pollo, mientras que el pan será por rebanadas. Lo veremos bien en el ejemplo de la dieta desarrollada
• Todas las grasas y aceites utilizados en esta dieta se deben medir por cucharadas lo mismo que los aderezos para ensaladas, azúcar y mermeladas, siendo así sencillo de calcular las porciones y cantidades adecuadas para cada menú.
Carnes: 100 a 120 g peso cocido es la porción.también podés consumir cortes magros (nalga, cuadril, peceto, etc) de vacuno.
Ojo: las sales marina, orgánica, líquida, todas tienen sodio!
Y tené cuidado con las sales dietéticas reducidas en sodio, porque son eso: reducidas, no sin. Por lo que si usás mucha cantidad terminás consumíendo el sodio que debías evitar.
DoctorUgarte

Consejos prácticos para seguir una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada es la que tratamos de instalar en tu mesa, con nuestros buenos consejos. Vamos al grano, buscamos eliminar conceptos equivocados. Luchar contra los mitos y las falsedades, ya sean con intereses comerciales o por una tradición oral, nunca antes cuestionada. Vamos a hablar de las evidencias, no de las ilusiones, por mas atractivas que éstas resulten.
Los buenos alimentos potencian el buen funcionamiento de tu organismo y previenen las enfermedades relacionadas con la alimentación, como la obesidad y muchas enfermedades cardiovasculares.
Aqui voy a responder 2 preguntas clásicas del consultorio:

1. ¿Si me salteo comidas o no ceno me puede ayudar a adelgazar?
No hay ningún estudio que demuestre que saltarse alguna comida pueda ayudar a adelgazar. A pesar de que la base de cualquier dieta baja en calorías para el control del peso corporal es reducir la ingesta calórica, no está recomendado saltarse comidas para conseguirlo. Lo recomendable es comer con regularidad horaria, no pasar de largo comidas y repartir la ingesta durante el día, así logramos mejor control del hambre y la ansiedad.

Saltarse comidas puede favorecer que tengamos mucho mas apetito antes de la siguiente y, por consiguiente, que acabemos picoteando alimentos no recomendables (galletitas con queso, snacks de copetín, etc). No cenar puede hacer que a la noche consumas una golosina o te despiertes en medio de la noche dispuesto a ir a la heladera a ver que hay. No merendar puede hacer que cometamos un desatre calórico en la precena.

2. ¿Cenando solo fruta o cafe con leche y galletitas, me ayuda a bajar de peso?
La cena es la última comida del día y no debe ser una comida copiosa y abundante, sobre todo si vamos a acostarnos inmediatamente después de ella. El control calórico de la cena es importante si queremos adelgazar. No obstante, sustituir la cena por algún alimento concreto -como fruta o leche con cereales-, puede contribuir al desequilibrio de la dieta e incluso a un aporte excesivo de calorías en ella.

Para hacerse una idea: un tazón de fruta, con una banana, 200 g de uva y una perita, puede tener unas 400 kcal, más de las que podría tener una ensalada de hortalizas con un huevo duro. Lo mismo puede pasarnos si sustituimos la cena por un tazón de leche con cereales o galletitas. Si controlamos bien las cantidades, una taza de leche semidescremada con 30 g de cereales aporta unas 200 kcal, pero si sustituimos la taza por un tazón grande, el aporte calórico puede rondar las 400-500 kcal; de manera que estaremos ingiriendo lo mismo, o incluso más, que si hiciéramos una cena equilibrada.

Además, sustituir una cena bien programada por estos alimentos te hace disminuir la ingesta de hortalizas y fruta y, por tanto, el consumo de fibra dietética, lo que podría aumentar el riesgo de constipación. También puede provocar que se reduzca la ingesta proteica, o de hierro y en personas muy mayores, una disminución de la masa muscular. Así pues, saltarse comidas o desequilibrar la dieta no ayuda a adelgazar, ni a llevar una vida más sana.
– doctorugarte.com