Pastas: ¿Amigas o Enemigas?

La pasta no es tu enemiga, a pesar de esas torcidas teorías de que el gluten es un veneno. Las generalizaciones suelen conducir a creencias extremas y allí no caben los grises (“nada me importa y como lo que se me antoja” o “no pruebes eso por que vas a morir de xxx en 2 meses” -ramatando en este caso: me lo dijo Fulana o el Dr. Mengano)

Aquí en DoctorUgarte nos complace referirnos a las evidencias (hoy que las vacunas frente al Covid nos diplomaron en Fase 3 de investigación). Las hipotesis o teorias necesitan comprobación y no casos aislados o testigos de lo que no vieron (pero creen).

La pasta es una buenísima base para preparar platos sencillos y rápidos. Si te fijas que en tu menú semanal tenga su espacio bien definido, y sabés cada cuando y cuanta cantidad vas a comer, todo en orden.

Secretito: siempre al dente y acompañada de vegetales.

Y aunque cuando pensamos en pasta la primera opción que se nos ocurre es la italiana,  hay otras culturas que la preparan las suyas con la misma maestría. Desde el cuscús de Medio Oriente o los bocaditos de arroz Asiáticos, hasta nuestros sorrentinos, etc.

Como muchas personas tienen  intolerancia al gluten y otras celiaquía. Podés optar por variantes de fideos hechos a base de arroz o legumbres  -normalmente aptos para celíacos, siempre que lo indique el envoltorio-, y variedades de trigo: candeal, con huevo, con morrón o espinaca, y hasta coloreados.

Cualquiera de estas opciones servirá para preparar este plato, igual que también podemos añadir o quitar ingredientes vegetales según el gusto y la temporada, tal cual o ajustando algunos puntos de la cocción en algunos casos. Por ejemplo, si en lugar de berenjena vas a cocinar otra hortaliza que requiera de una cocción corta como zucchini, champiñones o morrones, te recomiendo cocinarlos poco tiempo y a fuego fuerte para que conserven la textura crujiente.

Respecto al uso de picante, en ambos casos opcional. Yo le añadí el picante al final porque así es como me gusta.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 350 g de fideos al gusto (yo usé spaghettis integrales)
  • 2 berenjenas medianas
  • 8 dientes de ajo
  • 2 cebollitas de verdeo (con sus tallos)
  • 2 cucharadas de maníes picados
  • 1 cucharada rasa de semillas de sésamo
  • Salsa de soja al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Picante al gusto o Pimienta negra recién molida

Preparación

Sacale la capa exterior de la cebollita y cortala en tiras. Sacá la capa exterior de los ajos y cortalos en trozos de un centímetro.

Quitale el pedúnculo a la berenjena y cortala en dados; si tiene muchas semillas, salala un poco y dejala un rato sobre un colador.

Poné tus vegetaless en una sartén -grande, tienen que caber las verduras y los fideos ya que terminarás la cocción allí- con un poco de aceite y cocinalas a fuego medio hasta que estén a punto y doradas.

Cociná los fideos en agua hirviendo con sal según las instrucciones del fabricante, intentando que el final de la cocción coincida con el momento en el que estén listas las verduras. Añadí la pasta cocida a la sartén con las verduras, condimentá con salsa de soja y removés bien durante un minuto para que todo se integre bien.

Serví los fideos con los vegetales, decorá con el tallo del verdeo picado, sésamo, los maníes picados gruesos y picante o pimienta al gusto.

Para la polémica: ¿le agregás queso rallado? Para mí, si hay picante sobra el queso. Que además le suma calorías y sal a la preparación.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Ideas para optimizar la (auto) motivación

Todos los días se acercan a verme personas que desean bajar de peso, corregir su colesterol o mejorar el control de su diabetes. En todos los casos esas personas deberán participar activamente del proceso o tratamiento. No siempre están listas para iniciar acciones, que cambiarán poco o mucho su “estilo de vida”. Si estás en esa situación. ¿Cómo motivarte?

Auto-Motivación

La motivación es una palabra compuesta (“motivo” para la “acción”)  La automotivación es básica, aunque haya también un impulso externo que te anime a la acción, sos vos quien acepta el desafío y se pone en movimiento.

La motivación es intangible, en ella aparecen retazos de nuestra infancia, educación, experiencias personales y cercanas,  elementos de nuestra vida que fijan las creencias que nos llevarán a decidir a qué le damos importancia y a qué no.

La automotivación se puede definir como el proceso que inicia, conduce y sostiene las conductas orientadas a lograr un objetivo. Aporta la energía, orientación y persistencia, necesarias para avanzar cuando el escenario de nuestras acciones es, digamos: incómodo.

La capacidad de automotivarse es fundamental para vivir el día a día con ganas, intensidad y actitud positiva.

Ideas para potenciar la automotivación

Fijate metas: diarias y semanales. Los objetivos importantes, conviene dividirlos en pequeñas metas que al alcanzarlas, te animen a continuar.

Tené conciencia de tus fortalezas, apoyate en ellas siempre que lo necesites.

Si no tenés ganas, hacelo igual. Así de simple. No procrastines, si hay que hacerlo porque es bueno para vos, para cumplir tus objetivos, etc., lo hiciste y luego te felicitás por haberlo completado.

¿Con quién te relacionás? Escapá de la gente tóxica y vinculate con aquellas que te potencien y empoderen. Las personas que viven para quejarse te quitan energía.

Creá hábitos que te aporten cosas positivas. Practicá ejercicios, comé bien (saludablemente) , meditá sobre tus logros, escuchá música que te ponga para arriba… En definitiva, practicá rutinas que te entrenen en la tareas necesarias a tus objetivos. “La práctica hace al experto”.

Prestá mucha atención a como te hablás.  Sos la persona con quién más hablarás en tu vida. El dialogo interno, esa voz interior, puede ser tu mejor consejera o tu peor enemigo. Los pensamientos que tengas te llevarán a los emociones y sentimientos que vivas. Fijate cómo te hablas en cada momento y si esa voz, tono, etc., es adecuado para alcanzar tus objetivos. En caso de no serlo, cambialo porque podés.

Premiate. Es una forma de reconocerte el trabajo bien hecho, los logros conseguidos o los pequeños hitos que te acercan a ellos. Es un modo de ponerte en valor. Con cuidado, el premio debe ir en el sentido de tus objetivos, no debe alejarte de tus metas.

Finalmente, dejate ayudar, de lo contrario te quedás encerrada/o en creencias del tipo: “esto no es para mí”, “yo no voy a poder” “en estos momentos me es imposible” etc. etc. Siempre se encuentra el camino cuando hay una buena motivación.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Cómo se detecta y diagnostica la enfermedad celíaca

Cada vez más escuchamos hablar de la enfermedad celíaca o “celiaquía”. Si no sabés de que se trata, hoy te lo cuento.

Afecta a quienes son genéticamente susceptibles.   Muchas personas tienen enfermedad celíaca sin saber que la padecen. ¿Por qué?,  te lo voy a explicar a continuación, y en qué consisten las pruebas para detectar la celiaquía

Hay dos análisis de sangre que pueden ayudar a diagnosticarla:

  • Las pruebas serológicas buscan anticuerpos en la sangre. La presencia de esos anticuerpos indican una reacción inmunitaria al gluten (una proteína presente en algunos cereales: trigo, avena, cebada y centeno. De ellos surge la leyenda “SIN TACC”).
  • Para descartar la enfermedad celíaca también pueden usarse pruebas genéticas para antígenos (menos utilizadas).

Es importante que antes de hacerte una prueba para detectar enfermedad celíaca no estés haciendo una dieta sin gluten. Si eliminas el gluten de tu dieta, los resultados de los análisis de sangre podrían parecer normales.

Si los resultados de las pruebas indican enfermedad celíaca, es posible que tu médica/o indique más exámenes.  

La enfermedad celíaca (EC) es una enfermedad que afecta a alrededor del 1 % de la población y es más frecuente (el doble) entre las mujeres.

Para que exista un diagnóstico, tiene que haber una sospecha de enfermedad. Y esta sospecha muchas veces no se da.  Hay quienes que continúan pensando en la celiaquía como en una enfermedad de niños con diarreas. Hay que ir más allá, porque se trata de una enfermedad que puede ser vinculada con otras patologías metabólicas, óseas, dermatológicas, etc.  Porque los celíacos adultos pueden estar siendo tratados de enfermedades que no tienen, y peregrinan por los consultorios médicos.

Pruebas para diagnosticar la celiaquía

Una vez existe esa sospecha, hay un proceso de pruebas para hacer el diagnóstico:

  • Pruebas serológicas

En ellas se buscan anticuerpos específicos en sangre: anticuerpos antigliadina (AGA), anticuerpos antiendomisio (EMA), anticuerpos antitransglutaminasa tisular (AAtTG) y deamidada (DGP). Estos marcadores son muy útiles para el diagnóstico, especialmente cuando no hay síntomas digestivos. No obstante, que los resultados sean negativos no excluye que haya enfermedad celíaca, y se necesitan otras pruebas.

  • Pruebas genéticas

Casi la totalidad de los pacientes celíacos son positivos en los genes HLA-DQ2 o HLA-DQ8. Por eso, el estudio genético tiene un alto valor predictivo negativo: si el paciente no es positivo, casi con toda certeza no será celíaco.

  • Pruebas de anatomía patológica

Todos los celíacos tienen atrofia en las vellosidades intestinales. Por tanto, la biopsia intestinal es la prueba de oro para la certeza en el diagnóstico y, además, medir el grado de la afección. Como se trata de una prueba invasiva y molesta, se suele omitir en aquellos niños en los que las pruebas serológicas y genéticas han resultado positivas.

Vellosidades normales vs Vellosidades planas (atrofiadas)

El seguimiento

Iniciado el tratamiento el profesional debe asegurarse de que tus síntomas hayan respondido a una alimentación sin gluten. Controlará tu respuesta con análisis de sangre.

Para la mayoría de las personas con enfermedad celíaca, una alimentación sin gluten permitirá que el intestino delgado sane. En el caso de los niños, esto suele llevar de tres a seis meses. Para los adultos, la curación completa puede tomar varios años.

Si continúas teniendo síntomas o si los síntomas reaparecen, podrías necesitar una endoscopia con biopsias para determinar si el intestino ha sanado.

Si te diagnosticaron enfermedad celíaca, deberás evitar todos los alimentos que contengan gluten. El médico te derivará a un/a  Nutricionista que ayudará a planear una dieta saludable sin gluten.

Mirá bien las etiquetas

Evita los alimentos empaquetados, a menos que estén etiquetados como sin gluten o que no tengan ingredientes que contengan gluten. Además de cereales, pastas y productos horneados, otros alimentos envasados que pueden contener gluten incluyen los siguientes:

  • Cervezas
  • Aceto balsámico
  • Dulces
  • Salsa en sachet
  • Salchichas
  • Mezclas de arroz
  • Aderezos para ensaladas y salsas, incluida la salsa de soja
  • Snacks, como nachos y papitas fritas
  • Seitán
  • Sopas

La avena pura no es dañina para la mayoría de las personas con enfermedad celíaca, pero la avena puede estar contaminada por el trigo durante el cultivo y el procesamiento. Deberás preguntar a tu medica/o si podés intentar comer pequeñas cantidades de productos de avena pura.

Alimentos permitidos

Muchos alimentos básicos están permitidos en una dieta sin gluten, incluidos los siguientes:

  • Huevos
  • Carnes frescas, pescado y pollo que no estén empanadas, rebozadas ni marinadas
  • Frutas
  • Lentejas, garbanzos
  • La mayoría de los productos lácteos, a menos que empeoren tus síntomas
  • Nueces
  • Papas
  • Hortalizas
  • Vino y licores destilados, sidras y bebidas alcohólicas
  • Los granos y almidones permitidos en una dieta sin gluten incluyen los siguientes:
  • Amaranto
  • Harina de maíz
  • Harinas sin gluten (arroz, soja, maíz, papa, porotos)
  • Quinoa
  • Arroz
  • Tapioca

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Puede ser difícil y estresante seguir una dieta completamente libre de gluten. Aquí hay algunas maneras para ayudarte a afrontar la situación y sentirte con más confianza.

Educate y enseñá a tu familia y a tus amigos. Ellos pueden apoyar tus esfuerzos para lidiar con la enfermedad.

Seguí las recomendaciones de tu médico. Es fundamental eliminar todo el gluten de tu dieta.

Unite a un grupo de apoyo. Puede que te resulte cómodo compartir tus desafíos con personas que enfrentan retos similares. Hay Organizaciones en todos los países. Buscalas por Internet,  te pueden ayudar a enfrentar tu vida “lejos del gluten”.

Nota Editada por Doctor Ugarte

Fuentes: Eroski Consumer/Clinica Mayo

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

5 consejos para evitar comer emocionalmente

¿Las emociones te hacen comer?

El deseo de comer, muchas veces,  no tiene nada que ver con un molesto ruido en el estómago que le dice que “necesitás comer”. Ocasionalmente, es posible que sientas un fuerte antojo por ciertos alimentos específicos, que te reconfortan (y engordan). Es posible que llegues a percibir que estos antojos ocurren durante momentos en los que también estás  experimentando emociones importantes.

Si descubrís que comés cuando está ansiosa, triste, enojada o preocupada, es probable que sea un “hambre” emocional. En momentos como estos, también es más probable que comas en exceso o sin pensar que lo que  estás comiendo.

5 tips para dejar de comer emocionalmente

Algunas estrategias te pueden devolver el control de tu alimentación y hacerla a conciencia.

  1. Identificá los factores desencadenantes. Llevá en un cuaderno el registro de tus alimentos: anotá lo que comés, cuándo y qué estaba pasando en el momento de esa comida o colación. Así luego, usás esa información para saber que te lleva a comer cuando no es oportuno o necesario.
  2. Reconocé las señales. Aprendé la diferencia entre los signos reales del hambre y cuando el hambre emocional.  Como resultado te será más fácil actuar cuando veas que te va a venir un atracón emocional.
  3. Deshacete de los alimentos que muy probablemente te provoquen atracones. Reorganizá tu alacena, heladera, etc. Verás que podrás tener una alimentación más saludable y …bajarás de peso.
  4. No te saltees comidas.  Esto casi siempre conduce a comer en exceso o a picotear bocados de alimentos no recomendables. Si  comés cada cuatro o cinco horas vas evitar también los signos reales de hambre.
  5. Programá  alternativas a la comida.  Si tuviste un día difícil o querés celebrar un éxito, buscá formas de relajarte que no pasen por comer o beber, como caminar, darte una ducha, jugar con tu mascota, cambiarte de ropa, escuchar música, cantar, etc.

Y si no te sale bien: seguí adelante. Es difícil dejar de comer emocionalmente. Cuando tropieces, perdonate y vas de nuevo al día siguiente. Aprender de nuestros errores y enfocarnos en lo positivo nos ayuda a encaminarnos al objetivo deseado: bajar de peso.

Sugerencias para enfrentar confinamientos

En una video llamada Sonia me contaba su preocupación por tener que quedarse en casa nuevamente. Cuando creía que estaba adaptada a la “nueva normalidad”, su mundo se siente ahora en peligro, dando pasos hacia atrás por tener volver al encierro, que fue una etapa de malos resultados, tanto para sus emociones como para su plan de control de peso. Le prometí enviarle una lista de sugerencias para tener en cuenta. Esperando que ella sugiera otras para aumentar las opciones.

Cuando parece que los caminos se cierran, es posible encontrar nuevas maneras de llegar. Lo verás cuando tu mirada se amplíe y observes más allá de tus hábitos. Tendrás que salir de tu circulo de confort.

Para Sonia y para todos los que padecemos limitaciones en estos tiempos amenazantes.

7 sugerencias para enfrentar al confinamiento.

1 Create una rutina que convenga a tu propio objetivo.

2. Movete. Un mínimo de 30 minutos diarios te ayudarán a mantener tu masa muscular y a aumentar el gasto calórico.



3. Planificá el número de comidas que vas a realizar. Elegí entre 3 comidas al día (desayuno, almuerzo y cena temprana) o 4 (añadiendo merienda si cenás tarde).

4. Mantené las proporciones y cantidades de tus alimentos. Usá el método del plato, excelente estrategia para estos días.



5. Aumentá ligeramente las proteínas saludables (huevo, carnes magras, pescados magros, frutos secos, legumbres, tofu, seitán…).

6. Si son necesarios, programá snacks sanos. Ejemplos:
Yogur natural con 2 frutillas y semillas de lino, 1 vaso de leche descremada más 1 fruta, ½ vaso de bebida de soja con semillas de chía y 1/2 manzana, 2 rollitos de jamón natural y queso, Café cortado y 1 huevo revuelto, etc.


7. ¡Que sea divertido! Dale un toque creativo a tus comidas: Hacé preparaciones de alimentos sanos (como las hortalizas) de diferentes maneras que te gusten, usá moldes distintos, utilizá ingredientes distintos, hacé noches temáticas…¡dejá que tu imaginación trabaje!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Comé despacio: 5 trucos

Al sentarte a la mesa con serenidad y tomarte un tiempo para comer, aportás beneficios para el proceso digestivo. Además los alimentos se disfrutan más y el mecanismo de saciedad funciona mejor. Sin embargo, cuando te ponés en manos del estrés* o de pensamientos negativos, perderás conciencia de lo que estás comiendo, se te terminará la comida tan rápido que ni te darás cuenta. Perdés  ese momento de relajación a mitad o al final de la jornada, y hasta puede complicar tu digestión. Te voy a dar 5 sugerencias para “aprender” a comer despacio.

Disfrutá de cada bocado; “comés bien, vivís mejor”, como dice el Doctor Ugarte

5 trucos para una comida relajada

1. Ni celular  ni tele. Te distraen la atención.  Terminas “tragando” a toda velocidad, y sin masticar lo suficiente.

2. Usá tu mano no dominante. Al empuñar los cubiertos con ella hace que sus movimientos no sean automáticos y requieran más tiempo.

3. Posá los cubiertos. Soltalos mientras masticás,  cortás el ciclo frenético de preparar un nuevo bocado mientras todavía estás masticando el anterior.

4. Beber entre bocados. Permitite respiros cada 2 o tres bocados y bebé un buen trago del líquido que acompañe tu comida.

5. Comé siempre con cubiertos. Si usas las manos vas a comer mas rápido y en bocados mas grandes. Si claro, también la pizza con cuchillo y tenedor.

¿Se te ocurren más? ¿Tenés otras estrategias? Escribime (eldoctorugarte@gmail.com) y las incorporamos a la lista.

*Estrés: una emoción que te hace creer que eso que pensás es de lo más importante, y… casi siempre no lo es

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Motivación

Como parte del comportamiento humano, la motivación es la fuerza o energía que te impulsa a emprender una determinada acción.

Hay más de un tipo de motivación.

Motivación Intrínseca

En este caso las elecciones que tomás no están condicionadas por factores externos. Aquí hay  una necesidad psicológica innata que hace que adoptes una conducta concreta, sin que algún factor externo la desencadene o la apoye. Es una tendencia “natural” a buscar nuevos desafíos, que ayuden, por ejemplo,  a mejorar alguna capacidad.  Es  estar siempre en actitud de observación y aprendizaje.

Te doy ejemplos

  • Plantearte  y realizar una serie de ejercicios diarios, para mejorar tu estado físico, o de respiración y meditación para gestionar tus emociones y sentir bienestar mental.
  • Aprender un nuevo  idioma, solo por el placer de aprender.
  • Destinar tiempo a dar compañía a  gente a quien querés,  sabiendo que eso será bueno para ellos, además de para vos.
  • Realizar alguna acción solidaria, porque te resulta reconfortante.

La Motivación Extrínseca

Su característica principal es que proviene de fuentes externas. Hay un interés o “premio” que lleva a la acción. En ocasiones aunque la causa es externa, el objetivo está en aumentar la autoestima, reducir la preocupación o la culpa.

Te doy ejemplos

  • Hacer dieta por exigencias de la moda, el médico o la familia.
  • Estudiar una carrera que no es de tu agrado para conseguir un nivel socioeconómico elevado o responder a un mandato familiar.
  • En los adolescentes: ordenar la habitación con el objetivo de conseguir el permiso de los padres para salir de noche u otro beneficio.

¿Se pueden relacionar ambas Motivaciones?

No es sencillo. Sin embargo muchas veces, las actividades que nos mueven suelen ser una mezcla de los dos tipos de motivaciones. Por ejemplo: vas cada día a tu trabajo, eso te hace sentir útil y plantearte desafíos, más si te trata de un trabajo creativo, pero a la vez existe un factor extrínseco que te anima a continuar: el sueldo.

La motivación intrínseca es la genuina, pero mucho de lo que hacemos es motivado por factores extrínsecos, especialmente después de la infancia, cuando la motivación intrínseca se reduce para dar paso a las extrínsecas, a causa de deseos, compromisos y/o  responsabilidades sociales.

Si adoptás una nueva motivación como un compromiso personal, se lo llama “internalización” de la conducta deseada. Internalizás  lo extrínseco porque así lo conectás con lo que querés.

Cómo Se Facilita La Integración

Está comprobado que el apoyo, al relacionarte con otros,  te facilita la integración del nuevo comportamiento. Entonces te demostrás no solo que sos competente y estás  socialmente aceptada/o, sino que también podés desarrollar autonomía, sin necesidad de un contexto controlador (que dificulta la internalización).

Conclusión

El excesivo control, los juicios críticos y la no integración, desincentivan y generan emociones negativas.  Por tanto, la potencialidad de la motivación intrínseca y extrínseca dependerá siempre de cómo se establezca su inter-actuación.

La motivación es indispensable para iniciar procesos de cambio. Que por ser nuevos serán incómodos (al menos al principio), aun cuando esa motivación sea extrínseca (quiero entrar en ese pantalón que no puedo usar).  Deberás desarrollar una motivación intrínseca, para continuar con las conductas que te llevaron a entrar en el deseado pantalón. En este punto, la interacción con pares y profesionales (entrenados en motivación y conducta), te facilitará lograr tus objetivos y continuar con tu motivación (ahora intrínseca), cuando distingas que este es el camino por el que querés seguir andando.

Doctor Ugarte

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Que lindo Platito que tengo yo

Como nace el “PLATO SALUDABLE”

Ante el desafío de educar a la ciudadanía en un tema tan importante como la alimentación normal (“saludable”), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) publica la primera »guía nutricional« en 1904: “Principios de nutrición y valor nutritivo de los alimentos”.

A partir de allí la lista de sugerencias se fue actualizando, así en 1950 aparecen los 4 grupos básicos (Lácteos, Hortalizas y Frutas, Carnes, Cereales y derivados). Y desde 1980 son ley, con el siguiente mandato: cada 5 años deben aparecer nuevas guías generadas por un Comité de expertos.

Paralelamente se generan imágenes que permitan expresar las recomendaciones en proporciones representativas. Van cambiando levemente cada lustro, hasta que en 1992 aparece la Pirámide Nutricional, con sus 5 grupos de alimentos.

Image generated by GPL Ghostscript (device=pnmraw)

Parecía la gran cosa, pero no funcionó para el fin con el que se creó, era confusa. La base en hidratos de carbono, no es la indicación adecuada para la obesidad y la diabetes, enfermedades muy prevalentes en la población. En 2005 se intentó mejorarla, como »Mi pirámide«, cambiando de barras horizontales a cuñas desde el pico a la base, mas una escalera en el borde izquierdo, como incentivo a la actividad física cotidiana. Aun así, continuaría ineficaz, complicada para visualizar las porciones. En 2011 el USDA despide a la pirámide alimentaria e introduce un nuevo símbolo, llamado “Mi Plato”, para demostrar que comer bien no tiene que ser complicado.

Fue diseñado por la Harvard School of Public Health de la Universidad de Harvard, “una guía para crear comidas saludables y equilibradas, ya sean servidas en un plato o empaquetadas para llevar en la merienda o el almuerzo”, según señalan sus creadores en 2011 que poco a poco se ha ido consolidando en todo el mundo.

El Plato Saludable de Harvard desplaza a la pirámide de la alimentación por varios motivos. El principal es que mientras la pirámide establecía que los almidones (cereales y derivados) son la base de la dieta, “el Método del Plato” señala que el aporte principal del día a día, hasta un 50%, debe proceder de hortalizas y frutas. Los amigos de Harvard  proponen que comer sea más divertido, al permitirte crear platos variados, con todos los nutrientes y para todos los gustos y necesidades (vegetarianos, deportistas, dietas keto, paleo, etc.) . Además, es también un modelo interesante si se desea perder peso, más allá de dietas muy restrictivas o de aquellas basadas en contar calorías y pesar alimentos, ya que “desde el momento en que los vegetales y frutas son la base de tu alimentación es más fácil perder peso progresivamente.

Y resultó un éxito, cuanto mas sencillo, mejor se entiende. En Argentina desde 2015 tenemos también una adaptación del modelo que alienta a una alimentación recomendable para la promover mejor.

En doctorugarte y en adelnutonline nuestras recomendaciones nutricionales están basadas en este modelo.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

El Orgullo de Poder Cambiar

Conversando con Clara en una primera sesión de Coaching Nutricional (CN), ella manifestaba que no es buena para la actividad física, ni para organizar su vida, que actualmente consideraba “un desastre”. Algo que escucho con frecuencia  en mis charlas de CN.  Son creencias, que se suponen definitivas, inmodificables y condicionan nuestra vida. A menos que…

Las creencias son un marco de referencia, vemos a través de ellas y guiamos nuestra vida. Hay creencias que podemos calificar de inofensivas (“soy muy buena jugadora de Bridge”, “yo canto muy bien”) Sin embargo, creencias como las de Clara, entorpecen  el camino hacia el logro de objetivos que van a mejorar su vida. Son barreras, que si se desafían con la  motivación adecuada y la colaboración de un facilitador: pueden ser cambiadas.

Una sesión de CN suele ser muy movilizadora. Conversás con una persona que mantiene una escucha atenta, que no te juzga, no te da indicaciones, ni te dice lo que tendrías que hacer. Te está escuchando para luego hacerte preguntas. Preguntas que seguro vos no te harías, son las que atraviesan el centro del conflicto y cuyas respuestas al ser expresadas, traen casi todas las soluciones. Esas que podrías aplicar para lograr tu objetivo. Son soluciones “incomodas”, ya te harán salir de tu Circulo de Confort, lo que significa que tendrás que iniciar acciones que desdeñabas por no ser rutinas sin esfuerzo. Como ejemplos, resulta que podrías caminar las 16 cuadras que te separan de tu lugar de trabajo, o decidir que día harás tus compras y que el día anterior tendrás la lista de los productos hecha.

¿Cuál es el Problema?

Que para llegar a tu objetivo deseado vas a tener que CAMBIAR. Hacer cosas diferentes, nuevas, incomodas y muy útiles. Uno de los secretos para llegar con éxito a esta instancia es saber con claridad PARA QUE lo hacés. Allí está uno de los secretos del CN.

Los ganadores son aquellos que se animan a cambiar, los que derriban barreras y amplían su horizonte. Son los que llegan a desarrollar capacidades que ya tenían y sólo les faltaba esa otra mirada que les permitiera distinguirlas.

Vos sos una persona con capacidad ganadora. Cuando te animes a buscar ayuda y trabajes con decisión, vas a sentir el orgullo de ser una persona que cambia para triunfar en lo que se proponga. En nuestro caso: Bajar de Peso.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram @adelnutonline

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

TERRINA DE MORRONES

Las terrinas se conocen desde hace “muuuuchos” años como preparaciones de donde una carne se cocina en proporción 2:1 con la grasa y la cocción entrega un producto que se puede conservar  por un cierto tiempo. En aquellos tiempos dependía de la temperatura ambiente. Si hubieran contado con una  heladera, tendrían mas posibilidades.

Hoy cocinar con tanta grasa está mal visto, de manera que las terrinas modernas usan gelatina como aglutinante y en ocasiones (como ésta) hacemos variantes vegetarianas.  

Los pimientos morrones son hortalizas de verano y cuando el precio los pone accesibles para todos y con abundancia, nos predisponemos a darles protagonismo en nuestras comidas.

Veamos como se hace esta Terrina de Morrones

Puede ser un plato frio o una entrada

Ingredientes

  • 12 morrones medianos. Si conseguís, usá de distintos colores (rojo, amarillo y verde)
  • 100 g de aceitunas negras
  • Gelatna sin sabor, un sobre
  • 200 g de miga de pan
  • 1 cucharada de queso rallado
  • Sal y Pimienta, c/n
  • Hojas de albahaca, c/n
  • Aceite de oliva, c/n

Preparación

Coloca los morrones sobre la hornalla o en el horno y cocinalos hasta que se queme la piel. Después, en caliente, los colocás en una bolsa de plástico y dejas que se enfríen allí. Con la humedad de van a despellejar fácil, los terminás de limpiar a mano. Los cortás al medio, retirás pedúnculo y nervaduras. Los dejas sobre un papel absorbente, hasta que los vayas a usar.

Cortá las aceitunas en rodajas finas y guardalas. Prepará la gelatina. Desmenuza la miga de pan (fresco).

Elegí un molde mediano y cubri el fondo con un film.  Colocá una capa de morrones (p.e. los verdes) condimentá con sal y pimienta. Esparcile un poco de miga de pan por encima (absorberá los jugos que desprenda el pimiento), luego mandás aceitunas a la carga, un poco de queso rallado , unas hojas de albahaca y por ultimo la gelatina hidratada y tibia.

Seguís con una nueva capa de morrones (ponele amarillos) y repetí los mismos pasos que sobre los verdes. Para la última capa van los rojos y haces la misma cobertura.

Podés seguir haciendo capas hasta que no queden más morrones

Tapás la parte superior con film y lo llevas a la heladera por 1 día ( si, 24 hrs) con un peso encima. Al dia siguiente retirás el peso y desmoldás la terrina con mucho cuidado. Rociás con oliva y cortás porciones con un cuchillo (de buen filo).

La podés acompañar con jamón crudo o rodajas de berenjena grilladas y aceite de oliva.

Bon appetit!!

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Fijate en nuestras actividades por instagram (doctor_ugarte).

Y si buscás bajar de peso te conectamos con El Equipo ADELNUT online

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.