Dia Mundial de la Diabetes 2022

Un año más nos unimos a la celebración del Día Mundial de la Diabetes, que tiene lugar cada 14 de noviembre.

El 14 de noviembre se conmemora el día de nacimiento del médico canadiense Frederick Banting, que en 1921 “descubre” la insulina, con la ayuda del estudiante norteamericano (luego afamado Profesor de Fisiología) Charles Best.

Entre nosotros esta enfermedad afecta a 1 de cada 10 argentinos mayores de 20 años y a 2 de cada 10 mayores de 60 años.  En Argentina  la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) nos dice que el indicador de glucemia elevada (o diabetes) autorreportado evidenció un aumento estadísticamente significativo respecto de la ENFR de 2013 (9,8%) y alcanza en 2018 al 12,7% de la población.

Se estima que el 50 % de quienes han desarrollado la enfermedad, aun no lo saben, debido a la escasez de síntomas en las etapas iniciales de la Diabetes tipo 2 (Tipo 2 es el 90 % de todos los casos)

En 2021, la Federación Internacional de Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés) inició una campaña de tres años que, hasta 2023, estará focalizada en promover un mejor acceso a la atención de la diabetes.

“Educar para proteger el futuro” es el lema elegido para este año, teniendo siempre como eje central la formación y la educación diabetológica, al ser la herramienta clave para que las personas que viven con diabetes puedan evitar y / o reducir complicaciones futuras, y gozar de una buena calidad de vida. Y es que, la educación en diabetes forma parte de los cuidados de la patología y, por tanto, es un derecho que debe garantizarse a los pacientes, a través de un sistema sanitario centrado en la cronicidad y de profesionales sanitarios formados específicamente en diabetes.

La atención es esencial, además es un derecho, no un privilegio: educación, medicinas, tecnologías; deberían ser accesibles a toda la población.
La mayoría (la gran mayoría) de las complicaciones que la diabetes puede producir, son una amenaza: es decir, ¡son prevenibles!

Doctor Ugarte

Podés consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

En doctorugarte encontrarás info “con ciencia” frente a una Red saturada de información nutricional.

Nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Estrés, ansiedad…¿apetito?

El estrés no aparece por lo que hacés, sino por lo que pensás.

Observo habitualmente a personas que valoran más su incorrecta alimentación que los motivos y por lo tanto no «ven» las soluciones. Para peor durante los casi 3 años que llevamos de Covid 19, acumulamos temor por la enfermedad, duelo por el fallecimiento de gente cercana y las consecuencias del confinamiento obligatorio. Y la conducta alimentaria empeoró en la mayoría de las personas.

Comer es más que un acto fisiológico

Comer es también un acto social e incluso emocional. Comemos no solo para alimentarnos y aportarle a nuestro organismo la energía y los nutrientes que necesita, sino también para celebrar un acontecimiento. para pasar el rato con nuestros seres queridos o para acompañar una emoción. Y justamente en esos momentos en los que asociamos las emociones con la comida, es cuando las emociones te acompañan a la búsqueda de comida alimentos reales (una manzana por ejemplo) y/o productos comestibles (un alfajor, para tu desgracia).

En nuestra vida «la mesa» ocupa un lugar central y cotidiano. Puede que a veces no lo percibas: es tan habitual que puede pasarte inadvertida, pero lo cierto es que siempre está presente. En sí misma la mesa es un mueble -soporte-. Las mesas tienen algo en común y es que en algún momento han sostenido comidas o bebidas y han sido testigos de conversaciones intensas, de decisiones importantes, de noticias tristes y alegres y de las celebraciones de cientos de acontecimientos.

Las emociones están relacionadas a episodios importantes de nuestras vidas, y también a los más simples.

Y también hay un vinculo de las mesas con las emociones que sentimos, porque en el momento en que nos sentamos a la mesa estamos sintiendo algo, alguna emoción está a flor de piel. Además, es muy probable que en torno a esa mesa comamos o bebamos algo, y en ese caso vincularemos esa emoción con el alimento que tendremos delante.

Que ese nexo sea sano o dañino dependerá exclusivamente de vos, de las decisiones que tomes: será sano si comemos cuando tenemos hambre o para disfrutar del placer de un alimento, y no lo será si al comer pretendieras ocultar o expandir una emoción.

Comer bien es un desafío.

Existen muchas personas que triunfan y gozan de éxito profesional pero que son incapaces de comer saludablemente. Personas que son capaces de resolver problemas complejos en sus trabajos o en sus familias, pero no el suyo respecto a la comida. Su manera de comer se ha convertido en un problema, en parte porque han aprendido a usar la comida como bálsamo emocional, como un ungüento aparentemente capaz de curarlo todo en el momento de aplicarlo, pero que al poco tiempo produce una reacción culposa y sin solucionar la herida original.

Comida y emociones van de la mano

No solo en los momentos malos, sino también en los buenos. Esto no tiene por qué representar un problema, si se sabe elegir bien los alimentos y comerlos en su justa medida. Es posible disfrutar del placer que nos aportan los alimentos para sentirnos bien, o para celebrar algún acontecimiento, y hacerlo de manera sana, con ingredientes saludables y comiéndolos conscientemente, sin sentir después remordimientos por haberlo hecho. Pero hacerlo así de bien es lo que resulta más difícil

Muchas de las personas con las que interactúo en las consultas se reconocen como comedores emocionales. Sea cuando se sienten mal, cuando están estresadas, ansiosas, tristes, aburridas… En esos momentos sienten la necesidad imperiosa de buscar un paquete de galletitas, un chocolate o una bolsa de papas fritas. ¿Te pasa a vos?. Si es así, tené en cuenta la posibilidad de aprender a gestionar tus emociones sin tener que recurrir necesariamente a alimentos insanos.

¿Te gustó?seguime:

Instagram: @doctor_ugarte  y  en Tik Tok: doctorugarte

Podés consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

En doctorugarte encontrarás info “con ciencia” frente a una Red saturada de información nutricional.

Nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Cocinar para toda la semana. Lo básico del Batch Cooking

¿Te imaginas tener listo un completo menú semanal cocinando solo unas horas? El batch cooking (cocinar para toda la semana) es una técnica de cocina que cuenta con fanático/as en todo el mundo. Si durante la semana no tenés tiempo para cocinar pero querés que en tu casa dispongan de comida sana,  en pocas horas cocinás para toda la semana, y esa puede ser tu solución.

El Batch cooking consiste en optimizar los recursos y cocciones de los alimentos, y proporcionarte una forma fácil y rápida de resolver las comidas diarias.

Tiene beneficios notables: dispondrás de comida casera, te permitirá disfrutar (un tiempito) de la cocina y te alejás de los ultraprocesados y la comida rápida o de delivery. Además, ahorrás el tiempo que dedicarás a otros menesteres durante la semana, ya que la mayoría de tus comidas parte estarán ya preparadas.

No obstante, para realizar un Batch cooking eficiente y de calidad, debés organizarte bien.

Consejos básicos relacionados con el Batch Cooking

1.

Lo primero es planificar un menú semanal, es decir, pensá qué platos consumirás a lo largo de la semana. Para ello, debes aprovechar los ingredientes y cocciones de un plato en otro (carbohidratos, proteínas y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales), para poder realizar una alimentación adecuada y equilibrada.

Para poder llevar a cabo esto último, te recomendamos seguir el método del plato. Este método consiste en dividir tu plato según los requerimientos de los diferentes macronutrientes, asegurando así un aporte suficiente de todos ellos.

2.

Según el menú planificado , vas a organizar la compra armando un listado con lo que necesitás. Siempre será mejor seleccionar alimentos frescos y de temporada que se puedan congelar, pues una gran parte de los platos irán al freezer en un taper.

3.

Una vez los diferentes alimentos están cocinados y en sus respectivos tapers, te conviene rotularlos antes de guardarlos en la heladera o el freezer. Escribí el alimento, la fecha de elaboración y/o el día en que planeas consumirlo; de esta manera, sólo será necesario retirar, recalentar o descongelar, y ya estará listo para su consumo.

4. 

Otra recomendación es saltear o cocinar al vapor las verduras, para poder usarlas en diferentes preparaciones. Además, si hervís la verdura, podés aprovechar el caldo para hacer una sopita.

5.

Estaría bueno planificar algunos snacks para merendar o un tentempié, así evitarás caer en la tentación de comer ultraprocesados. Algunas ideas de snacks saludables son: frutos secos, hummus, bizcochos o galletitas caseras, etc. Además, vas a combinarlos con fruta o yogur.

Algunas recetas para tus Batch Cookings.

Que tus Batch cooking no sean aburridos y te ayuden a llevar una alimentación equilibrada, consciente y variada.

  • Carnes: albóndigas en salsa, escalopes de cuadrada, hamburguesas caseras, guisos, croquetas de espinacas, pollo al curry, croquetas de merluza, pollo en salsa de tomate, etc.
  • Verduras: brócoli gratinado, coliflor al horno con curry, berenjenas a la plancha, morrones asados, ratatouille, verduras al horno, canalones de zucchini con ricota, etc.
  • Legumbres: hummus, guiso de lentejas , hamburguesas de garbanzos, ensalada de pototos, espinacas con garbanzos, canelones de espinacas, berenjenas rellenas, tofu marinado, tempeh con arroz y verduras, al ajillo o con espinacas, etc.
  • Pescado: calamares con cebollas, hamburguesas de atún, albóndigas de merluza, brótola en salsa verde, calamares rellenos, etc.
  • Pasta: puede prepararse al momento y pueden añadirse las salsas preparadas con antelación (boloñesa de carne o soja texturizada, pesto, fileto de tomate, carbonara, etc). También pueden prepararse las siguientes recetas con pasta: lasaña de atún, carne, o verdura, canelones de carne o soja texturizada, etc.
  • Arroz, cuscús y quinoa: ensalada de arroz, arroz al curry, arroz con cúrcuma, cuscús con verduras, etc.


No te pierdas la oportunidad de optimizar tu tiempo y disfrutar de buena comida todos tus días gracias al Batch Cooking.

Fuente nutritionalcoaching.com. Editado por DoctorUgarte

¿Te gustó?seguime:

Instagram: @doctor_ugarte  y  en Tik Tok: doctorugarte

Consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

En doctorugarte encontrarás info “con ciencia” frente a una Red saturada de información nutricional.

Todos nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

¿Conviene usar poco aceite en las frituras?

Aunque te cueste creerlo, mucha cantidad a la temperatura adecuada te permitirá cocinar un alimento de manera saludable.

“Nos damos un gustito. Esta noche comemos unas papas fritas caseras”, y mientras ponés el aceite a calentar, la voz de la conciencia dice: “No te abusés. Conviene usar poquito aceite para la fritura”. ¿Es cierta es esta afirmación?

La fritura es un método de cocción en el que el alimento se sumerge en aceite comestible o grasa fundida a temperaturas superiores a la del punto de ebullición del agua. El punto de ebullición de las grasas más utilizadas se encuentra por encima de los 150°C.

Papas fritas, pescado, pollo, palitos de queso y muslos son solo algunos ejemplos de alimentos que se fríen. La fritura se ha utilizado en todo el mundo durante siglos, principalmente porque es una forma rápida y económica de preparar la comida.

La fritura traerá cambios en la textura, el aroma, el gusto y el color del producto final. Cuando el alimento entra en contacto con el aceite a una temperatura mucho mayor a 100°c, el agua de su superficie se evapora rápidamente. Por eso se ven las clásicas burbujitas al momento de echarlo en la sartén. Esta superficie exterior deshidratada forma una costra crocante. Esta corteza junto con el vapor de agua que se escapa “empujando” hacia afuera, funcionan como barreras que evitan que entre el aceite al alimento mientras se cocina. Esto quiere decir que, si la fritura está bien hecha, minimizás la absorción de la grasa y ¡lo mejor! de calorías.

Si pensaras que sería conveniente usar menos aceite. ¡Esto podría ser bueno para tu bolsillo! Si la cantidad utilizada es escasa, al agregar los bastones de papa o de cualquier otro alimento, la temperatura del medio de cocción disminuirá bastante. En este caso, en lugar de lograr rápidamente una costra crocante, más aceite entrará al alimento. Lo mismo ocurre si hay cantidad suficiente de aceite pero no está a la temperatura adecuada.

La temperatura óptima para freír es alrededor de 180°c.

El tiempo de fritura es otro factor relacionado con la absorción de aceite por parte del alimento y con la producción de diferentes compuestos tóxicos. Un calentamiento prolongado del aceite disminuye su estabilidad y aumenta la cantidad de materia grasa absorbida por el alimento, algo que se verá favorecido, lógicamente, si estás trabajando a menor temperatura porque hará falta mas tiempo para completar la cocción.

Completada la fritura es momento del escurrido, un paso muy importante para eliminar la mayor cantidad posible de aceite. Este proceso debe hacerse en caliente -con papel absorbente- porque si dejás que se enfríe la papa, el vapor de agua volverá a ser agua en estado líquido y eso provocará una disminución de la presión y un “efecto vacío” que hará que, otra vez, el alimento se llene de aceite.

Sin embargo, nunca está de más recordar que consumir muchos alimentos fritos es un factor de riesgo para la salud.

En conclusión, a la hora de freír, amarretes del aceite abstenerse: usá mucha cantidad de aceite a la temperatura adecuada (entre 150°c y 180°c) y vas a freír de una manera más saludable.

Fuente: chequeado.com – Editado por doctorugarte

¿Te gustó?, seguime:

Instagram: @doctor_ugarte y Tik Tok: doctorugarte

Consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

En doctorugarte encontrarás info “con ciencia” frente a una Red saturada de información nutricional.

Todos nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

La gestión emocional en el tratamiento de la obesidad femenina

La obesidad afecta negativamente la salud de las mujeres de muchas maneras.  Aumenta el riesgo relativo de diabetes y enfermedad coronaria. Hay un mayor riesgo de padecer múltiples tipos de cáncer, incluido endometrio, el de cuello uterino, de mama y quizás el de ovario.

La obesidad crece en occidente en cada estudio o encuesta realizada. Las tasas de obesidad son similares para hombres y mujeres; sin embargo, el riesgo de Accidentes Cerebro Vasculares asociado con la obesidad se ha estancado en los hombres y se ha triplicado en mujeres desde el año 2000

Sobre este panorama se suma el COVID-19, que aumentó la obesidad y los trastornos alimentarios, si, más en las mujeres que en los hombres.

Los profesionales de la salud relacionados a la obesidad sabemos todo esto y trabajamos para ayudar con nuestras herramientas a cada paciente que nos consulta; con planes de alimentación hipocalóricos, ejercicio-terapia, medicamentos, cirugía.  A pesar de esto los resultados en general son decepcionantes. En muchos casos actuamos obviando otros factores que sin duda influyen en la vida de las personas y sobre los que, a veces, no tenemos control.

La mayoría de las personas presentan la dificultad de identificar y diferenciar sus propios momentos emocionales. En muchos casos, ante sensaciones perturbadoras o problemáticas experimentan sensación de malestar psíquico, que disipan mediante la ingesta de alimentos, sin que hayan sentido hambre verdadera.

Me interesa esto

Inteligencia Emocional

El concepto de inteligencia emocional (IE), se refiere a “la habilidad o capacidad para identificar, evaluar y manejar las emociones de uno mismo, de otros, y de grupos, para adaptarnos y enfrentar las demandas y presiones del entorno y las circunstancias”

La IE influye en el bienestar general y en la salud emocional, probablemente también en la habilidad para tener éxito en la vida

Es posible aprender a gestionar las emociones, comenzando por nosotros los profesionales, para luego asistir mejor a nuestras pacientes.

Primero, escuchemos

Un buen comienzo

La entrevista inicial debe valorar la  motivación, el impulso que moviliza a emprender el objetivo expuesto. La llamamos «entrevista motivacional», una forma de comunicación que busca movilizar al paciente para que sea él mismo quien tome las riendas de su situación.

Empatía

Tenemos que adaptar las estrategias, conociendo en qué etapa del cambio se encuentra el paciente.

  • Determinar del grado de motivación y autoeficacia de la paciente para iniciar cambio de conducta.
  • Seleccionar una estrategia específica de acuerdo al nivel de motivación diagnosticada.
  • Eslabonar los cambios alimentarios, para progresar a medida se sienta capaz de ello.
  • Mantener una comunicación eficaz  (verbal y no verbal).
  • Sostener la escucha activa.
  • Hacer preguntas abiertas, orientadas a la reflexión y búsqueda de soluciones por parte de la misma paciente.

Necesitamos conectarnos (profesional y paciente)  en un escenario que propicie el cambio efectivo de conducta, nos basamos en técnicas o formas de  consulta que pretenden resultados exitosos.

Abandonamos el  rol protagónico en el tratamiento, para transformarnos en facilitadores. No vamos a hacer el trabajo por la paciente.  El cambio es un proceso y no un hecho puntual, ya que frecuentemente las personas acuden a la consulta esperando cambios rápidos o por el contrario, el profesional asume erróneamente que el cambio de hábitos puede lograrse luego de la primera consulta, independientemente de las motivaciones previas que tenga la paciente.

Esta forma de relacionarse favorece una más efectiva adherencia al tratamiento y el mantenimiento  de hábitos saludables en el tiempo.

Seguime:

En Instagram: @doctor_ugarte

En Tik Tok: doctorugarte

Consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

 …y comenzás tu cambio.

En doctorugarte te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Hoy comemos pasta

¿Qué fideos elegir?

No hay motivo para evitar las pastas. Sin embargo no todas las pastas son iguales. Primero vamos por la pasta seca. Elegí bien antes de comprar.

Las de trigo candeal: van,  porque se digieren más lentamente y si además son de trigo candeal integral! Es aún mejor porque es mucho más saciante.

Las diferencias

Hay un  trigo “blando” o trigo pan, que es el que se usa para todos los panificados y da origen a la  harina (000 ó 0000 según el grado de molienda) y el trigo duro o trigo candeal más parecido al Italiano.

A su vez, ambos granos de trigo pueden procesarse enteros, dando origen a una versión integral, o quitarles la capa superficial  (el salvado o cáscara) y dar una harina común.

De por sí los fideos de trigo candeal comunes ya eran mejores que los de harina 0000 y hasta incluso mejores que muchos «integrales» que están hechos a base de esa harina común y con un poco de salvado agregado. Pero los de candeal integrales son lo más. Y lo mejor es que se consiguen en el súper!!

Receta

Es un plato que combina el almidón de la pasta con la fibra de las hortalizas, lo que lo hace metabólicamente adecuado para tod@s.

Espaguetis integrales con espinacas y tomates cherrry

Ingredientes

  • 300 grs de espaguetis integrales.
  • 1 Cebolla de verdeo.
  • 1 Diente de ajo.
  • 300 grs de tomates cherry.
  • 2 puñados de espinacas frescas.
  • Salsa de soja (un poco).
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Preparación

Cociná la pasta en abundante agua hirviendo con un poco de sal, el tiempo mínimo que indique el fabricante en el envase.

 Cuando esté cocida, la escurrís y pasás por agua fría para romper la cocción. Reservás.

 En una sartén, poné un poco de aceite de oliva y calentá a fuego medio. Añadí  la cebolla picada, el ajo y los tomates cherry cortados por la mitad. Saltealos unos minutos.

 A continuación agregá las hojas de espinacas y la salsa de soja (poca cantidad), un poco de sal y pimienta. Dejamos cocinar unos minutos a fuego medio.

 Finalmente añadís la pasta, mezclás bien y cocinás todo 2 o 3 minutos más. Rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario.

 Y listo.

Secretitos

Las únicas 2 razones para elegir un fideo de arroz o alguna versión “sin gluten” es: a) tenés celiaquía (o una intolerancia comprobada o supuesta al gluten) y b) por que te gustan (por supuesto que hay gustos y gustos y mas gustos para todo)

Seguime:

En Instagram: @doctor_ugarte

En Tik Tok: doctorugarte

Consultame de forma presencial o virtual.

Escribime a augarteonline@gmail.com ó

Por whatsapp al 11 5907-2200

 …y comenzás a encontrar tu mejor versión.

En doctorugarte te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos nuestros contenidos tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

El poder de una creencia

Un cuentito clásico describe las penurias psicológicas de un hombre que está convencido de que es un cadáver. No come, ni va a trabajar. Todo lo que hace es permanecer sentado, repitiendo que «soy un cadáver».

El psiquiatra trata de convencerlo de que en realidad no está muerto. Después de estar un buen rato discutiendo, finalmente el psiquiatra le pregunta: «¿Los cadáveres sangran?».

Tras pensarlo un momento nuestro hombre responde: «No, en un cadáver todas las funciones corporales han quedado ya interrumpidas, por lo cual no puede sangrar». Entonces el psiquiatra le dice, «Bien, vamos a hacer un experimento, voy a tomar una aguja y te voy a pinchar el dedo para ver si sangrás». Como el paciente es un cadáver no puede hacer gran cosa para evitarlo, de modo que el psiquiatra lo pincha con una aguja y la sangre brota al instante. El hombre la mira muy sorprendido y exclama: «Vaya! ¡Ahora resulta que los cadáveres sí sangran!».

El asunto es que cuando tenés una creencia, ninguna evidencia ambiental o conductual la cambiará, pues las creencias no están basadas en la realidad. Tiene mas valor la creencia que un conocimiento demostrado. Las creencias tratan de cosas que nadie puede saber realmente.

Creés solo la verdad (¿cuál verdad?)

Por ejemplo, alguien cree que un alimento reduce el riesgo de enfermedades, fortalece el sistema inmune, actúa como antioxidante, ayuda a reducir la grasa corporal, incluso, a prevenir lagunas mentales. Y lo consume, pero además sale a convencer a otros de tales bondades. Pensás que si le dijéramos que no existe ningún aval científico ni investigaciones que comprueben realmente todas estas ventajas ¿cambiaría de opinión?. Seguramente no, te llenaría de teorías y razones, ejemplos de personas que se beneficiaron con el producto. Y hasta publicaciones que avalan su creencia.

A modo de ejemplo, en las redes y con mucha popularidad aparece un jugo «detox», promovido entre otros por deportistas como Novak Djokovic y celebridades internacionales, como Gwyneth Paltrow, quienes hablan y comparten con sus seguidores (millones) las maravillas de sus virtudes. Lo que sabemos es que se trata de un jugo a base de apio, una simple bebida verde de bajas calorías que cobró relevancia en los últimos tres años. Es una importante fuente de agua –el 95% de su composición- y por contener vitaminas K, A y C, y minerales, entre ellos potasio, magnesio y ácido fólico que son beneficiosos para la salud.

Sin embargo, no existe ningún aval científico, ni investigaciones que comprueben realmente todas estas ventajas. 

En medicina tenemos una muy interesante demostración del poder de las creencias: los placebos.
El efecto placebo se refiere al hecho de que algunas personas que creen que
están recibiendo medicación para su enfermedad mejoran o incluso se curan,
cuando en realidad lo que están tomando no es ninguna medicina ni tiene efecto
terapéutico alguno sobre su dolencia.

¿Y si adelgazan?

Un conocido científico en EEUU decidió hacer una investigación sobre los programas de adelgazamiento o pérdida de peso. Allí como en el resto del mundo hay muchas de las dietas y programas, que son radicalmente diferentes unos de otros. Unos dicen: «Podés comer todo lo que quieras, con tal que hagas ejercicio físico». Mientras otros aseguran: «No importa el tipo ni la cantidad de ejercicio que hagas, pues básicamente se trata de un problema nutritivo». Algunos tan sólo regulan en el tipo de alimentos que se pueden tomar, mientras que otros incluyen suplementos nutritivos.

Pero lo más sorprendente es que todos ellos funcionan en muchos casos. Es decir, todos son efectivos para algunas personas. Así, este investigador en lugar de dedicarse a analizar los diferentes programas se centró en las personas. ¿Qué ocurrió? ¿Por qué funcionaron?. Descubrió que todas esas personas tenían dos características comunes, independientemente de cual fuera el plan o la dieta que hubieran utilizado.

La primera de ellas es que el inicio de dicha dieta estuvo acompañado por otro cambio importante en sus vidas, ya se tratara de un cambio en el trabajo, en sus relaciones o en su entorno. Es decir, que la dieta se siguió junto con otro cambio importante.

La segunda cosa que todos ellos manifestaron fue algo así como: «Esta vez realmente estaba preparad@ para cambiar». Estaban listos para adelgazar y yo creo que la cualidad de ese estar listo es muy importante, especialmente en relación con las creencias. Cuando un paciente que llega a tu consulta sueleestá listo para cambiar, le puedes soplar y seguro que cambiará. Cualquier cosa que le hagas servirá, pues prácticamente está esperando que alguien le de permiso para cambiar. Hay un chiste que pregunta cuántos psicoanalistas hacen falta para cambiar una lamparita. Sólo uno, pero se necesita mucho tiempo, es un proceso caro y además la bombilla debe estar preparada y lista para cambiar. Entonces aquí la pregunta importante es: ¿ Cómo hacemos para que alguien esté listo para cambiar?

Si alguien cree que  puede cambiar, cambiará.

Y también

Si alguién cree en los jugos Detox no habrá evidencia que lo haga cambiar de opinión. Como si dijeran «por supuesto que los cadáveres sangran».

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

En Tik Tok doctorugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y comenzás tu camino.

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

Espaguetis con vegetales al WOK

Si te dijeron que la pasta es un alimento demoniaco en programas de adelgazamiento o en las recomendaciones para personas con diabetes, deberías cuestionarlo. Como decía Paracelso, «el veneno depende de la dosis». Y en este caso de 2 detalles más: a) la calidad de la pasta (trigo candeal –duro- y/o integral); la cocción (nunca los cocines demasiado) como en Italia, la pasta se come “al dente”.

Espaguetis con vegetales al WOK

Ingredientes

  • 250 g de Spaghetti (del bueno)
  • 1/2 berenjena grande
  • 1/2 morrón rojo
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 zucchini pequeño
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de soja
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación

Lavá todas las hortalizas. Quitás el tallo del morrón y todas las partes blancas del interior, pelás la cebolla y la zanahoria, Cortás las verduras en trozos pequeños y alargados.

Calentá el wok (o una sarten) a temperatura alta y añadís un par de cucharadas de aceite. Agregá el diente de ajo picado muy finito, a continuación añadís una buena cantidad de zanahorias. Lo salteás un minuto con la ayuda de una cuchara o espátula de madera hasta que empiece a agarrar color.

Agregás después un poco de cebolla y también el morrón. Continuá salteando a alta temperatura y sin parar de mezclar para que toda la verdura se cocine a la vez y no se queme.

Un par de minutos después añadís el zucchini, la berenjena y seguís salteando todo dos minutos más, los vegetales deben quedarte al dente.

Añadís sal con prudencia, un chorrito de salsa de soja y pimienta negra molida. Le das un par de vueltas y retirás del fuego.

Mientras, habrás puesto una olla con agua a calentar con un poquito de sal. Cuando comience a hervir ponés los espaguetis. Los dejás cocinar un minuto menos de lo que recomienda el paquete y después los escurrís bien del agua para que no se sigan cocinando.

Añadís un poco más de aceite al wok con las verduras y volvés a calentar a fuego medio incorporando los fideos ya cocidos.

Añadís un par de cucharadas de salsa de soja y sin parar de batir vamos salteando y mezclando muy bien la pasta con las verduras y la soja durante unos minutos hasta que se impregne bien del sabor.

Por último servis este rico plato con un poquito de aceite de oliva y a disfrutarlo.

Secretitos

  • En algunos casos, hay quien pone queso rallado
  • Si sobra (rarísimo) Recordá que recalentado queda casi más rico aun.

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés un programa de adelgazamiento: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  … y empezamos.  

También te comunicás por whatsapp al 11-5907-2200 o al consultorio 4801-0063

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

Credibilidad

Credibilidad

¿Vos crees todo lo que te dicen ?

Muchas personas ni siquiera se plantean este dilema porque dan credibilidad a informaciones por el solo hecho de aparecer en Instagram o YouTube. ¿Cuántas veces habremos oído eso de «es verdad porque lo he visto en YouTube»? Obviamente esto NO garantiza que la información sea veraz. Cualquiera puede grabar un vídeo diciendo lo primero que se le pase por la cabeza y subirlo a internet… al menos dentro de unos límites, porque muchas de estas plataformas están intentando desarrollar y aplicar sistemas para limitar la difusión de “macaneos”, aunque todavía sin mucho éxito.

Cuando dudás frente a un vídeo podés basar tu aceptación en base a el éxito que haya tenido, la cantidad de visualizaciones o de seguidores, el número de «me gusta» o los comentarios, etc. Ocurre que la mayoría de esos datos proceden de personas que tienen la misma información que nosotros sobre ese tema, es decir, casi ninguna. ¿Qué pasa si el vídeo que tiene más visualizaciones y más «me gusta» es el que ofrece información falsa y hay otro, el de la información rigurosa, que tiene muy pocas visitas?

De hecho, esto pasa porque la información impactante y novedosa suele ser más “interesante”, más lineal y más fácil de asimilar. Mientras que una información basada en comprobaciones suele ser menos atractiva y emocional. Por lo que llega a más gente y tiene más visualización.

Fijate un ejemplo: una persona graba un vídeo raspando una manzana para mostrar que está recubierta con unas ceras «sospechosas» y nos dice que se trata de productos peligrosos que utilizan las empresas para envenenarnos en connivencia con los gobiernos, es probable que se difunda mucho porque tiene muchos elementos que despertarán nuestro interés: aparece una persona anónima en su casa, es más fácil que nos sintamos identificados; habla de un alimento que come casi todo el mundo; muestra algo sorprendente y que, se supone, puede afectar negativamente a la salud y además nos ofrece una «prueba irrefutable» porque realmente se ve una sustancia «sospechosa» al raspar la manzana.

El video ya ha sido visto por más de 22 millones de personas.

Estos vídeos que propagan tonterías se repiten todo el tiempo y tienen una enorme difusión a través de las redes sociales. Desmontarlos es mucho más costoso: requiere muuuuucho tiempo, es necesario dar mil explicaciones y no es tan impactante, es decir, en lugar de dirigirlas a los sentimientos y las emociones, se apela a la razón. Además, quien trata de deshacerlos te dice que confíes en sus palabras y no creas lo que estás viendo con tus propios ojos, así que nos resulta muy difícil descartar «los hechos» y aceptar el discurso.

Ilustración sobre «fake news». SILVIA CAMPOS

Secretito

Las manzanas están cubiertas por cera de forma natural para mantener su firmeza, protegerla de golpes y  como barrera frente al agua y al ataque de insectos, hongos y bacterias.

Por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar tu transformación: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  … y empezamos.  

También te comunicás por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Hay gente que baja de peso y jamás lo recupera (parte 2 de 2).

El secreto

Mucho cuidado con eso de “sólo por hoy”

Solo por hoy

Mantener el peso ideal requiere tener siempre conciencia de las calorías que ingerís. Un estudio de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, demostró que una ingesta accidental puede ser suficiente para provocar un aumento de peso. De hecho, hay evidencias de que esos kilitos de más que se acumulan porque nos hemos relajado durante el fin de semana, las vacaciones o en Navidad,  se mantendrán en vos durante mucho tiempo.

Otro trabajo, en Dinamarca, sugiere que el cuerpo se estabiliza aproximadamente a los 12 meses de haber seguido el protocolo de mantenimiento, tras la dieta (es cuando los niveles de grelina disminuyen y se incrementan los de las hormonas inhibidora del hambre, y la saciedad). Pero en algunos casos la elevación de la grelina y los cambios en las hormonas reguladoras del apetito, que incrementan la sensación de hambre, se mantienen durante años tras la intervención dietética.

Por ello los cambios en el estilo de vida deben ser mantenidos de forma prolongada, al menos durante más un año como señala el estudio danés, y deben acompañarse de una dieta equilibrada y ejercicio físico para aumentar el gasto energético y evitar la recuperación del peso.

¿El secreto?

Es que no te engañen. Deberás cuidarte toda la vida, y eso incluye un ejercicio físico diario acompañado de una adecuada alimentación. Incorporados a tu vida como vestirte o cepillarte los dientes. Algunos hábitos son difíciles de adquirir, pero también hay muchos pequeños gestos que uno puede hacer para comer bien sin hacer sacrificios.

¿Cómo funciona el efecto rebote?

Antes, Ahora y Después

Lo que les ocurrió a los concursantes de The Bigger Loser es algo que casi todos los que han hecho dieta ya conocen por experiencia: el temido efecto rebote. Algunos estudios aseguran que después de haber realizado una dieta, el efecto yo-yo aparece hasta en un 95% de las ocasiones, una estadística que no aporta mucha confianza… ¿Por qué sucede?

El organismo está programado para mantener las reservas de grasa corporal, lo que ayuda al ser humano a sobrevivir en periodos de escasez de alimentos. Al reducir la ingesta, se ponen en marcha una serie de mecanismos hormonales y del metabolismo energético para que, al aumentar aunque solo sea un poco las calorías iniciales, volver a recuperar el peso perdido. Por eso cuando nos sometemos a una pérdida de peso prolongada, el metabolismo disminuye y, cuando volvemos a comer como antes, asimilamos mayor cantidad de calorías.

Cambiar es el Camino Correcto

Hacen falta nuevas e inteligentes rutinas que puedas seguir de por vida.

Fuente: Ana Moreno. Nutrición. El Pais (España)

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar tu transformación: Me escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  … y empezamos.  

También te comunicás por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.