Cómo hacer puré de zapallo casero

Hay una “legión” de amantes del zapallo. Para ellos van a publicarse una serie de preparaciones que van a apreciar especialmente.

Con este puré de zapallo o calabaza vas a poder hacer un montón de recetas. Aquí va la recetita.

Precalentás el horno a 200ºC y forra una bandeja de horno con papel  de aluminio. Lavá tus calabazas para que tengan una superficie impecable. Desechá los extremos. Cuidadosamente cortá cada calabaza en dos mitades, mediante un corte longitudinal. Retirale las semillas con una cuchara (y guardalas). Se pueden en otras preparaciones.

Colocá las mitades de calabaza boca abajo en la bandeja y volcales un vaso de agua. Hornealas durante unos 25-30 minutos, hasta que la carne esté muy blanda. Retiralas del horno, dales la vuelta y dejá que se  enfríen hasta que las  puedas manipular sin quemarte.

Si están bien asadas, vas a poder extraer la “carne” con una cuchara sin problemas. Sacá bien toda la pulpa de las calabazas, poniéndola en un cuenco grande o en un bol de batidora. Triturarla hasta que quede una textura cremosa y suave.

Colocá un colador grande sobre un recipiente amplio, y poné encima un paño limpio. Volcá el puré de calabaza sobre la tela, tapalo con otro paño y dejalo reposar durante varias horas, mejor toda la noche. Después de ese tiempo, se habrá escurrido una buena cantidad de agua.

Ya te queda el puré de calabaza para usar en las recetas que vendrán, dulces o saladas.

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Salchichas, Embutidos y otras sorpresas que ¿ingerimos?.

Origen de los Embutidos

Pensá en el dicho “nada se pierde, todo se transforma”.  Cuando en un frigorífico o en la carnicería quedan trocitos de carne y grasa, que fueron retirados de las piezas que se llevó el cliente, ese material se aprovechará (reciclado) en  una variedad de productos,  como por ejemplo: una morcilla, con sangre y grasa de animales de faena. En muchos lugares el picadillo que se hace con el hígado el corazón y los pulmones de un animal terminan siendo embutidos en una tripa. Desmenuzados o picados, se  mezclan con otros ingredientes prensados y sus residuos de carne pueden proporcionar una comida de las más lujosas.

La palabra salchicha tiene una raíz latina que justamente se refiere la sal,  que en estos embutidos cumple con dos funciones sumamente importantes: la primera es impedir el crecimiento de cualquier tipo de microorganismo  y , además, disolver una de las proteínas (la miosina) para qué actúe como un aglutinante y así mantener unidos los trozos.

Antiguamente la tercera parte de la mezcla era grasa, en la actualidad muchos embutidos llevan menos grasa, reemplazada por otros productos: almidón, proteína de leche, soja, etc.

En el comercio vas a encontrar muchas variaciones de embutidos. Se los puede clasificar en:

  • Embutidos que se venden crudos y se comen recién cuando se cocinan.
  • Hay algunos que están fermentados.
  • Están también lo que están desecados al aire.
  • Otros cocinados o ahumados en diversos grados para que duren unos días o indefinidamente

Salchichería

La carne y la grasa pueden estar cortadas en trozos discretos de diversos tamaños o estar desintegradas completamente,  mezcladas y cocidas para formar una masa homogénea y  entonces el embutido puede ser casi exclusivamente carne con  grasa o incluir una importante proporción de otros ingredientes que serían desechados (pulmón p. ej.)

Las salchichas son embutidos emulsionados y cocidos,  muy consumidos. Las más populares son las salchichas de Frankfurt o salchichas de Viena así llamadas por supuesto origen en Alemania (Frankfurt) o en Austria (Viena). Tienen un interior tierno homogéneo de textura muy fina y un sabor relativamente suave. Se hacen combinando carne de cerdo, de vaca o de pollo con grasa, sal, nitritos, especias y generalmente agua adicional. Combinando los ingredientes en una mezcladora grande hasta que forman una pasta de homogénea que puede contener almidón y termina siendo similar a una salsa como si fuera una mayonesa. La grasa se dispersa de un modo uniforme en gotitas muy pequeñas que están rodeadas y estabilizadas por fragmentos de las células musculares y por proteínas musculares disueltas en sal. Una vez homogeneizada la pasta si embute en un tubo comestible y se cocina a unos 70°. El calor coagula las proteínas de la carne y convierte la pasta en una masa sólida y cohesiva.  

Debido a que su contenido de agua es relativamente alto.  Estas salchichas son perecederas y deben refrigerarse.

Apuntes:

  • Tradicionalmente los envoltorios de los embutidos eran tripas, en la actualidad la mayoría se hacen con envoltorios artificiales hechos con colágeno vegetal y papel
  • A pesar de contar con una cocción previa conviene que los embutidos frescos sean sometidos a una cocción cuidadosa como otras carnes frescas
  • Una temperatura de  70° es una cocción suave que impide que el interior llegue al punto de ebullición. Si esto ocurriera  la piel reventaría y eso haría perder humedad,  sabor y textura.

Comer embutidos es consumir carne reciclada de desechos y procesada (ultra), para muchos es materia conocida, sin embargo hay muchas personas que atraídas por la publicidad y la sencillez de su preparación, incluyen con frecuencia estos productos. No son un veneno. Solo te decimos que no es saludable su consumo.

Siempre habrá un dedicado productor artesanal que las elabora con productos nobles y seleccionados. Esos embutidos difícilmente con consigas en un supermercado.

Ya sabés…!

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Pollo, una alternativa más accesible

En tiempo de crisis, como el actual, poner comida nutritiva y sabrosa en la mesa es un desafío. Hoy el pollo resulta una carne de menor precio que la vacuna. Por lo que te voy a proponer una receta que además de cuidar tu economía, te resulte sencilla de hacer

Brochetes de Pollo

Necesitarás

  • 1 pechuga de pollo entera
  • 1 morrón  rojo
  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharada de mostaza
  • Aceite de oliva
  • Sal y  Pimienta

Preparación

Ponés en un bol:  5 cucharadas de aceite de oliva, el ajo picado, jugo de limón, mostaza, curry, sal y pimienta negra. Mezclalo muy bien con un batidor y reservalo, será para tu marinada.

Cortá el pollo:  en dados grandes y metelos en una bolsa para congelar o en un recipiente de plástico con tapa. Añadí tu marinada, cerrá la bolsa o el recipiente y remové muy bien para que se impregne todo con el aliño. Guardalo en la heladera durante (mínimo) una hora.

Cortá el morrón y la cebolla en rodajas. Poné en el pincho un trozo de pollo, morrón y cebolla repitiéndolo hasta completar el palito de brochete. Ponelo en el grill o en una plancha aceitada y cocinalas unos 15 minutos. Dales la vuelta de vez en cuando y regalas con un poco de la marinada.

Acompañalas con una ensalada de hojas verdes tomate y zanahoria rallada

Y tu comida esta lista!

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Pescado a la plancha

Ya fuimos a comprar el pescado, elegiste filet (sin espinas por favor) y lo trajiste a casa. ¿Y ahora que?. Vamos a cocinarlo

Mi primer sugerencia es hacer una breve maceración. Disponé las piezas en una fuente y rociales con jugo de limón y especias. Pensá en un poco de sal y pimienta, provenzal, orégano. Si te gusta, aplastás un para de dientes de ajo y adentro.

Cubris con una bolsa de plastico limpia o un film. ! hora, máximo 2. Que el limón no te cocine el pescado.

Precalentá la plancha, untala con aceite de oliva y un papel de cocina, preferimos este método al rociador de aceite en spray comercial.

Colocá los filetes y guardate el liquido de la maceración. Los dejás unos 5 minutos o hasta que se esté dorando en la base. Allí les das vuelta y le volcás el liquido “macerador” a la parte ya cocida; aprovechá para cocinar en la plancha mitades de tomates frescos, que serán parte de la guarnición.

Cuando estén listos emplatás y llamás a comer.

Agregá una ensaladita de hojas verdes para completar la comida.

Un plato nutritivo, fácil y con un sabor embriagante.

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Porqué las “dietas” no te adelgazan

Me acaba de llegar el libro “50 Herramientas de Coaching Nutricional”. Ya nomás en el prólogo, la primera desafiante sorpresa, el Dietista-Nutricionista español Juan Revenga hace una descripción que me parece muy acertada respecto a porqué “hacer dieta no funciona”.  En su opinión  “te dará igual que la dieta sea:  de la banana, una disociada,  la del ayuno intermitente,  la cetogénica (y si la llamás  Keto tampoco), la Herbalife, la Pronokal,  la de 1600 calorías, la de 1200 tampoco,  la de tu ginecóloga,  menos;  la de Pamela Anderson (ja ja!!). Ni la de esa Instagramer tan canchera -que además es nutricionista-,  la del índice glucémico, la del alcaucil,  la baja en grasa, baja en hidratos de carbono. Ni esa que hace una youtuber desayunando copos de avena orgánica luciendo una mini bikini, mientras ejercita abdominales”.  Todas son en un punto lo mismo.

Verás que en el mediano o largo plazo te dejarán sin resultado que acreditar como “éxito” y es más,  hay un sentido contrario que habitualmente no se menciona y es que terminás con más peso que el que tenías cuando comenzaste con ese proceso (dieta).

Si preferís miralo de este modo, es una paradoja que ninguna dieta obtenga “el resultado”, es que si existiera al menos una, todo el mundo ya tendría que tener el peso que desea, aplicando esa dieta que realmente funciona.

Además ya se han comprobado de diversos estudios comparando métodos entre sí, con el fin de determinar qué dieta es la mejor. Hoy tenemos la información: ninguna dieta es mejor que otras.  Es cierto que todas consiguen (sin apenas diferencias significativas)  hacer perder peso a una cierta cantidad de personas en el corto plazo,  pero ninguna en particular consigue éxito en el largo plazo. De algún modo es bastante lógico, porque el adoptar medidas puntuales de quitar o de agregar un alimento, rara vez logra tener un efecto duradero.

Alguna vez te preguntaste porque se deja de hacer dieta o porque se abandonan,  la respuesta es simple: es que a nadie le gusta vivir a dieta, y eso es así porque cuando asumís actitudes y comportamientos que no te son habituales, sentís todo el tiempo que es un “régimen”  y estás castigada/o. Hasta  te puede servir de excusa para justificar tu mal carácter o para explicar un humor particularmente sombrío.

Dicho de una forma más académica: las dietas se abandonan porque no generan adherencia. Es difícil por no decir imposible que alguien se adhiera de por vida  algo que le resulta desagradable, que le produce discriminación o que simplemente no le compensa lo que obtiene por lo que se “sacrifica”.

Así las cosas el Coaching como estrategia en el proceso de transformación para el cambio de hábitos,  ayuda averiguar qué es lo que deseás, a identificar ventajas e inconvenientes,  y las dificultades que cada uno de nosotros puede encontrar. En definitiva el Coaching proporciona una perspectiva racional al tiempo que personal para que cada uno encuentre individualmente al camino del cambio que puede lograr para mejorar hábitos de vida,  y en este caso observar la diferencia entre un adquirir un nuevo hábito por elección frente a hacer dieta,  y que te guste claro, porque es tu decisión y eso conduce a que haya adherencia y satisfacción plena. El Coaching Nutricional no es una dieta, es una metodología de trabajo para que encuentrés tu propio camino hacia lo que deseas que pase. Con la herramientas que termines eligiendo y comprometiéndote a usarlas.

Un Coach es un facilitador, la persona que te acompaña a encontrar tus propias y más adecuadas soluciones. Para siempre, por que vos decidís lo que querés.

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Vamos las Legumbres

En el universo vegetariano, las legumbres gozan de su merecido reconocimiento. Su porcentaje de proteínas es el mas alto del reino vegetal. Además son fuente de fibra, almidón y grasa saludable. Te comparto esta receta de Mónica Escudero.

LENTEJAS CON BERENJENAS Y YOGUR

Si necesitás ponerle algo de proteína animal porque para vos es “como si no comieras”, pensá en pechuga de pollo, o un poco de cuadril. Pero, la verdad, está buenísimo comerlas así: podés hacer el sabor aún más intenso añadiendo un chorrito de vino blanco seco al caldo y hacerlo subir o bajar de picante a tu gusto.

Podés usar cualquier tipo de lenteja, para esta receta no necesitan remojo. El tiempo de cocción suele rondar los 40 minutos. Aunque no necesitan, si tenés apuro estará bien tenerlas remojadas para acortar el tiempo de cocción.

Ingredientes

Para 4 o 6 personas

  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 berenjenas medianas
  • 2 zanahorias
  • 200 g de tomates cherry (pueden ser peritas)
  • 250 g de lentejas no necesitan remojo
  • 1 litro -aprox- de agua o caldo (o mitad y mitad agua)
  • 1 yogur natural
  • Picante al gusto, si te gusta
  • Unas hojas de albahaca y de perejil
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Quitale el pedúnculo, lavá y cortá la berenjena en dados grandes. Lava los tomates cherry. Pelá las zanahorias y cortarlas en rodajas anchas. Salpimentá generosamente ambas hotalizas y ponelas en una cacerola u olla a fuego medio-alto con la mitad del aceite, removiendo de vez en cuando durante unos ocho minutos (o hasta que empiecen a tomar color).

2. Pelá y picá el ajo y la cebolla, y añadilos a la olla junto al resto del aceite y seis hojas de albahaca. Bajá un poco el fuego y terminá de dorar todo junto durante tres o cuatro minutos más.

3. Añadile 750 ml del agua o caldo a temperatura ambiente, las lentejas -lavadas en un bol con agua que cambiarás dos veces y luego las escurrís- ,y a la cacerola junto a las berenjenas, los tomates, las zanahorias y un poco de sal, si hace falta.

4. Llevalo a ebullición durante unos 40 minutos a fuego medio y sin tapa, vigilando a partir de los 20 min por si hubiera que añadir algo de líquido. Estarán listas cuando estén blandas, pero enteras y con una cierta resistencia al mordisco. Servlas calientes o templadas con una cucharada de yogur, picante al gusto y más hojas de albahaca o perejil.

Falta la cucharada de yogur natural

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Dale protagonismo al pescado en tu dieta

Come pescado que es saludable, lo decía mi abuela y no era especialista en nutrición (¿o si?). Como todas las semanas hoy fuimos a la feria del barrio. Estuvimos en animada charla con el puestero de pescado, que nos ilustró sobre las virtudes de la mercadería que presentaba esta mañana.

Veamos como superar las supuestas dificultades que se presentan para incrementar el consumo de este alimento “bíblico” en la dieta habitual de los argentinos.

Sin espinas

Las espinas del pescado pueden ser peligrosas para los más pequeños, y generan miedo en aquellos ya mayorcitos que se imaginan como se les clavan en la faringe.  La solución parece sencilla: elegir el pescado en filetes o lomos sin espinas, en lugar de enteros o trozos, esto hasta que seas más consciente de lo que estás comiendo (un entrenamiento). La oferta de estas presentaciones sin espina es muy grande: merluza,  lenguado, pollo de mar, brótola, lomos de atún o salmón blanco…, aunque también se puede pedir otros y que te los limpien en la pescadería.

No aburras con el filet de merluza

A muchos resulta monótono y aburrido comer pescado porque se prepara o se condimenta siempre de la misma manera (frito, rebozado o empanado). La alternativa para que ésta no sea la razón de su rechazo también es sencilla: cambiar la preparación, la condimentación y la guarnición que acompaña al pescado; cocinalo de forma que resulte más atractivo. En croquetas, buñuelos, albóndigas,  estofado, en tortilla, con salsas diversas, con papas, acompañado de verduras, a la plancha, al horno, a la parrilla, relleno… Con una pizca de imaginación, un pescado se puede convertir en un plato muy apetitoso.

Disimulá  el sabor del pescado

A los que no les gusta el pescado se los puede “engañar”. Algunos lo rechazan porque lo encuentran insípido, comparado con otros alimentos, mientras que a otros es por el sabor y el olor de algunos pescados, sobre todo los más grasos; les resulta muy fuerte.

Hay trucos que pueden solucionar este inconveniente. Por ejemplo, macerarlos con limón, aceite y hierbas aromáticas, acompañarlos de salsas diversas y de guarniciones de hortalizas, papas o arroz, son maneras prácticas y sencillas de cambiar el sabor del plato.

Si se cocina hervido o a la plancha, el sabor y olor a pescado está más marcado, por lo que se puede atenuar o disimular su sabor sin ocultarlo del todo. Con el acompañamiento de distintas salsas (bechamel, salsa rosa, salsa verde…) y las diferentes formas de preparación (horno, papillote, escabeche, rebozado,…) se suaviza su sabor.

Que el pescado “no me llena”

El tipo de proteína característica de los pescados, distinta a la de otras carnes, hace que los primeros sean, en general, más fáciles de digerir. Eso es lo que provoca que noten el estómago “vacío” a las pocas horas de comer pescado. Aunque esta sensación depende del contenido en grasa del pescado (los azules tienen más grasa y su digestión es más lenta), de la forma de cocinado y de cuál sea su acompañamiento.

Un pescado al horno o en  guiso y acompañado de papas, garbanzos  o arroz, “llena” tanto o más que un bife de cuadril con papas.

¿Pescado fresco, congelado o en conserva?

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, los alimentos congelados son muy nutritivos porque la congelación en rápida, posterior a la pesca, así no se alteran sus cualidades. De manera que el pescado congelado se conserva en perfecto estado durante más tiempo que el fresco, que tiende a estropearse en pocas horas. Por tanto, si no vas a consumir el pescado de inmediato, mejor compralo congelado o congelalo vos, si lo llevás fresco. Además, por lo general el pescado congelado es más barato que el fresco y no tiene desperdicio, está limpio de espinas y sin piel.

Las conservas de pescado son otra opción para añadir a ensaladas, pizzas, empanadas. También sirven para elaborar bocaditos (de atún, de anchoas o de sardinas), o como ingrediente de platos de arroz o pasta (macarrones, lasaña). Mantienen muchos nutrientes del pescado fresco como las proteínas de alto valor biológico y las grasas (las famosas omega 3). Hay que tener en cuenta el tipo de conserva; si es  “al natural”, ya que “en aceite” se  modifica su valor energético.

Secretito

Cuando estás en una pescadería y no te invade el olor a pescado, comprá allí. El pescado fresco casi no hule a pescado.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Las Grasas y nosotros

Primero lo primero:  la grasa de la alimentación y la de nuestro cuerpo no son iguales.

Hay una creencia popular, “la grasa es diabólica, fuente de todos los males de la humanidad”. “es decir…si como grasa, almaceno grasa”.  Creo que hoy deberíamos desconfiar de estos dichos.

Peor y más confuso es en inglés , ya que “grasa” y “gordo” son la misma palabra: “FAT”

¿Por que almacenamos grasa en el cuerpo?

  • Cuando sobran calorías, las guardamos como grasa
  • Reservamos esa fuente de energía para contingencias, para la supervivencia, en cantidad ilimitada.
  • En cambio, sólo  podemos guardar cantidades “limitadas” de glucógeno
  • Y además, podemos hacer grasa desde cualquier fuente de energía (carbohidratos, proteínas y alcohol)

¿Y porqué se recomienda disminuir la grasa en las dietas de adelgazamiento?

A la primera vista 1 g de grasa aporta 9 calorías (o Kcal, que es lo mismo), en tanto que 1 g de carbohidrato o de proteína son  4 Kcal para cada uno. Las grasas nacen estigmatizadas. Durante años su limitación fue la base de tratamientos para adelgazar. “Evitá las grasas”, repetíamos las/os nutricionistas. Es como culpar al marcador de punta derecha por una mala campaña. Se trata de un equipo el que pierde los partidos.

¿Habría que hacer una dieta sin grasa para adelgazar?

Comparando dietas para adelgazar restringidas en… Grasa,  Carbo Hidratos (CH) o altas en Proteínas. Lográs el objetivo, sin embargo en el largo plazo, el peso que alcanzaste es muy difícil de sostener con todas.

Si por ejemplo, cambiás grasa por azúcar siempre es peor. Los CH son mas adictivos y pensando en que sacaste las grasa, subestimás las calorías,  es una trampa. Lo que debemos desaconsejar son:

  • Los alimentos con muchas calorías por porción (como un alfajor)
  • Los poco saciantes (como las gaseosas con azúcar o las galletitas)
  • Los que tiene poco valor nutritivo (bebidas alcoholicas)
  • Los que carecen de fibra o proteínas (pan, jugos de fruta)

Alimentos grasos que son “saludables”

  • El aceite de oliva
  • Los frutos secos
  • Algunas semillas
  • Los huevos
  • Pescados grasos
  • Las paltas

Productos que aún teniendo un valor calórico importante. Dan saciedad, buen sabor, nutrientes valiosos, mejoran tus recetas.

En adelante cuando veas un alimento empaquetado que diga “Bajo en grasa” (Low Fat), prestá mucha atención a lo que contiene, puede ser una versión comestible del “Caballo de Troya”

Un Informe británico reciente dice “comé grasa, cortala con los carbohidratos y evita los snaks (colaciones) para revertir la Obesidad y la Diabetes Tipo 2″.

En resumen

Se puede llevar una dieta tanto moderada como alta en grasas; el hecho de que sea saludable o no, dependerá de la calidad concreta de tus alimentos.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Pastas: ¿Amigas o Enemigas?

La pasta no es tu enemiga, a pesar de esas torcidas teorías de que el gluten es un veneno. Las generalizaciones suelen conducir a creencias extremas y allí no caben los grises (“nada me importa y como lo que se me antoja” o “no pruebes eso por que vas a morir de xxx en 2 meses” -ramatando en este caso: me lo dijo Fulana o el Dr. Mengano)

Aquí en DoctorUgarte nos complace referirnos a las evidencias (hoy que las vacunas frente al Covid nos diplomaron en Fase 3 de investigación). Las hipotesis o teorias necesitan comprobación y no casos aislados o testigos de lo que no vieron (pero creen).

La pasta es una buenísima base para preparar platos sencillos y rápidos. Si te fijas que en tu menú semanal tenga su espacio bien definido, y sabés cada cuando y cuanta cantidad vas a comer, todo en orden.

Secretito: siempre al dente y acompañada de vegetales.

Y aunque cuando pensamos en pasta la primera opción que se nos ocurre es la italiana,  hay otras culturas que la preparan las suyas con la misma maestría. Desde el cuscús de Medio Oriente o los bocaditos de arroz Asiáticos, hasta nuestros sorrentinos, etc.

Como muchas personas tienen  intolerancia al gluten y otras celiaquía. Podés optar por variantes de fideos hechos a base de arroz o legumbres  -normalmente aptos para celíacos, siempre que lo indique el envoltorio-, y variedades de trigo: candeal, con huevo, con morrón o espinaca, y hasta coloreados.

Cualquiera de estas opciones servirá para preparar este plato, igual que también podemos añadir o quitar ingredientes vegetales según el gusto y la temporada, tal cual o ajustando algunos puntos de la cocción en algunos casos. Por ejemplo, si en lugar de berenjena vas a cocinar otra hortaliza que requiera de una cocción corta como zucchini, champiñones o morrones, te recomiendo cocinarlos poco tiempo y a fuego fuerte para que conserven la textura crujiente.

Respecto al uso de picante, en ambos casos opcional. Yo le añadí el picante al final porque así es como me gusta.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 350 g de fideos al gusto (yo usé spaghettis integrales)
  • 2 berenjenas medianas
  • 8 dientes de ajo
  • 2 cebollitas de verdeo (con sus tallos)
  • 2 cucharadas de maníes picados
  • 1 cucharada rasa de semillas de sésamo
  • Salsa de soja al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Picante al gusto o Pimienta negra recién molida

Preparación

Sacale la capa exterior de la cebollita y cortala en tiras. Sacá la capa exterior de los ajos y cortalos en trozos de un centímetro.

Quitale el pedúnculo a la berenjena y cortala en dados; si tiene muchas semillas, salala un poco y dejala un rato sobre un colador.

Poné tus vegetaless en una sartén -grande, tienen que caber las verduras y los fideos ya que terminarás la cocción allí- con un poco de aceite y cocinalas a fuego medio hasta que estén a punto y doradas.

Cociná los fideos en agua hirviendo con sal según las instrucciones del fabricante, intentando que el final de la cocción coincida con el momento en el que estén listas las verduras. Añadí la pasta cocida a la sartén con las verduras, condimentá con salsa de soja y removés bien durante un minuto para que todo se integre bien.

Serví los fideos con los vegetales, decorá con el tallo del verdeo picado, sésamo, los maníes picados gruesos y picante o pimienta al gusto.

Para la polémica: ¿le agregás queso rallado? Para mí, si hay picante sobra el queso. Que además le suma calorías y sal a la preparación.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Ideas para optimizar la (auto) motivación

Todos los días se acercan a verme personas que desean bajar de peso, corregir su colesterol o mejorar el control de su diabetes. En todos los casos esas personas deberán participar activamente del proceso o tratamiento. No siempre están listas para iniciar acciones, que cambiarán poco o mucho su “estilo de vida”. Si estás en esa situación. ¿Cómo motivarte?

Auto-Motivación

La motivación es una palabra compuesta (“motivo” para la “acción”)  La automotivación es básica, aunque haya también un impulso externo que te anime a la acción, sos vos quien acepta el desafío y se pone en movimiento.

La motivación es intangible, en ella aparecen retazos de nuestra infancia, educación, experiencias personales y cercanas,  elementos de nuestra vida que fijan las creencias que nos llevarán a decidir a qué le damos importancia y a qué no.

La automotivación se puede definir como el proceso que inicia, conduce y sostiene las conductas orientadas a lograr un objetivo. Aporta la energía, orientación y persistencia, necesarias para avanzar cuando el escenario de nuestras acciones es, digamos: incómodo.

La capacidad de automotivarse es fundamental para vivir el día a día con ganas, intensidad y actitud positiva.

Ideas para potenciar la automotivación

Fijate metas: diarias y semanales. Los objetivos importantes, conviene dividirlos en pequeñas metas que al alcanzarlas, te animen a continuar.

Tené conciencia de tus fortalezas, apoyate en ellas siempre que lo necesites.

Si no tenés ganas, hacelo igual. Así de simple. No procrastines, si hay que hacerlo porque es bueno para vos, para cumplir tus objetivos, etc., lo hiciste y luego te felicitás por haberlo completado.

¿Con quién te relacionás? Escapá de la gente tóxica y vinculate con aquellas que te potencien y empoderen. Las personas que viven para quejarse te quitan energía.

Creá hábitos que te aporten cosas positivas. Practicá ejercicios, comé bien (saludablemente) , meditá sobre tus logros, escuchá música que te ponga para arriba… En definitiva, practicá rutinas que te entrenen en la tareas necesarias a tus objetivos. “La práctica hace al experto”.

Prestá mucha atención a como te hablás.  Sos la persona con quién más hablarás en tu vida. El dialogo interno, esa voz interior, puede ser tu mejor consejera o tu peor enemigo. Los pensamientos que tengas te llevarán a los emociones y sentimientos que vivas. Fijate cómo te hablas en cada momento y si esa voz, tono, etc., es adecuado para alcanzar tus objetivos. En caso de no serlo, cambialo porque podés.

Premiate. Es una forma de reconocerte el trabajo bien hecho, los logros conseguidos o los pequeños hitos que te acercan a ellos. Es un modo de ponerte en valor. Con cuidado, el premio debe ir en el sentido de tus objetivos, no debe alejarte de tus metas.

Finalmente, dejate ayudar, de lo contrario te quedás encerrada/o en creencias del tipo: “esto no es para mí”, “yo no voy a poder” “en estos momentos me es imposible” etc. etc. Siempre se encuentra el camino cuando hay una buena motivación.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.