Calamares Rellenos

Sarita (mi mamá) los preparaba y los presentaba con cierto misterio, con su aire mediterráneo. Ella ya no estaba cuando comencé a interesarme por la cocina. Ahora es mi amigo el calabrés Lucas, que luce esa fisonomía morisca que portan muchos de los hijos del sur de Italia, quien me volvió a generar atracción por este plato y con una receta sin misterios y fácil de realizar. Te la presento hoy.

Ingredientes

  • 4 calamares chicos,
  • 100 g de filet merluza sin espinas
  • 1 cucharada de cebolla picada
  • 1 huevo
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • 2 tomates grandes maduros o 1 y 1/2 tazas de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 1 morrón rojo
  • 1/2 medio vaso de vino blanco seco
  • 1 cucharón de caldo de verduras

Preparación

Limpiá y lavá los calamares

Para limpiar los calamares te sugiero, primero, separar con mucho cuidado el cuerpo de los tentáculos. Tomá el cuerpo y quitale la “pluma” (una especie de exoesqueleto) del interior del mismo y dale la vuelta al tubo para limpiarlo bien y eliminar cualquier residuo que posea. Por otro lado, tomás los tentáculos y con ayuda de una tijera retirale la parte que contiene boca y ojos. De esa manera tenés solo el cuerpo y los tentáculos listos para cocinar

Dales la vuelta a los tubos de calamar (deben quedar las aletas adentro)

Cortá los tentáculos en trozos pequeños y mezclalos con la merluza (desmenuzada), la cebolla picada, el huevo y los condimentos. Rellená con esta preparación los tubos de calamar y cerralos con palillos “escabadientes”. Acomodá los calamares en una cacerola y cubrílos con los tomates pelados picados (o los triturados) la cebolla en juliana y el morrón cortado también en juliana. Más el vino y el caldo, sal, pimienta.  Los tapás para cocinarlos, “despacito”, hasta que la salsa se reduzca y los calamares estén a punto. Son 30 a 40 min.

Cortá los calamares en rodajas y servilos acompañados de una guarnición de arroz o una ensalada de hortalizas frescas.

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

A VECES SE GANA Y OTRAS SE APRENDE

Estamos en Enero con altísima temperatura, el clima y el sol invitan a salir al fresco, al encuentro con amigos, noches en “bolichitos” al aire libre, buscamos un alivio al hostigamiento térmico. Para muchos, estas situaciones sociales son geniales y representan momentos de tranquilidad, placer y disfrute. Pero para muchos otros, son situaciones realmente estresantes e incómodas, momentos de angustia e intranquilidad, y te preguntarás, ¿a quién le sucede? Bueno, principalmente a aquellas personas que están realizando un programa nutricional para lograr un objetivo, en general para bajar de peso, pero también para mejorar su rendimiento físico o por tener una patología relacionada con la alimentación. ¿Y dónde está el problema? Es que se encuentran en una encrucijada donde aparecen elementos atractivos para ellos, alimentos o bebidas poco recomendables para alcanzar su meta, y les puede hacer caer en la tentación y fracasar (según ellos mismos) en el proceso que están llevando a cabo. Pero, ¿realmente es un fracaso? 

Hay maneras distintas de actuar y reflexionar. Imaginate que sos una persona que está siguiendo una pauta alimentaria determinada donde tenes limitado el alcohol, los fritos, los alimentos grasos y el azúcar, y te encontras frente a una serie de productos bastante comunes en esta época del año y de la cultura gastronomía que tiene la sociedad actual.

Sábado, comida en casa de unos amigos.

La comida consta de un aperitivo con papas fritas, aceitunas, quesos, tacos mexicanos, cerveza y gaseosas azucaradas , la comida es a base de un arroz chino, rabas, croquetas, choclos, pan con tomate rehidratado el aceite de oliva. Para a compartir entre todos. Para beber: vino, cerveza o agua saborizada. Para postre la comida un poco de fruta y helado y seguimos con cafés, masitas, y si la reunión se pone alegre: whisky, gin tonics, etc.

Si te encontraras frente a este panorama, hay varias maneras de actuar y todas ellas tienen una intención positiva para quien necesita diferenciarse.

a)     Seguir con el plan establecido y evitar consumir los alimentos que no te convienen, ya que previamente lo hablaste con tu nutricionista y trabajaron una serie de herramientas para poder enfrentar esta situación sin mayor problema. Esta conducta es la actuación ideal, aunque no siempre será fácil. En este caso, tras la comida aparecerá un sentimiento de victoria y será recomendable darse un refuerzo positivo, uno debe auto-felicitarse por haber sabido afrontar esta situación. PUDISTE GANARLE A LAS CIRCUNSTANCIAS

b)     Claro que también puede pasar que no se cumpla con el plan establecido, y consumir alimentos o bebidas no recomendadas para conseguir el objetivo. En este punto se podría actuar de dos formas:

1–      Pensar que fracasaste. El fracaso es lo que experimentás cuando algo no sale bien y pensás que sos un desastre. Que no valés nada. El fracaso no da opción a rectificar. No salió bien y no hay remedio. No se puede aprender de lo que sucedió porque cierra tu campo de visión. Te concentrás en lo que salió mal y sólo ves las cosas negativas. El fracaso se enfoca en el pasado y nos cierra puertas. También nos lleva a comportarnos como víctimas del entorno y los elementos. El fracaso ataca el SER. El fracaso inmoviliza: por miedo al fracaso, no actuamos, no hacemos.

2–   Pensar que has tenido un pequeño error y podes aprender de él. Si en lugar de pensar que hemos “fracasado” optáramos por decir que hemos cometido un error, el error a diferencia del fracaso, predispone a la acción. El error favorece el aprendizaje porque sabemos que podemos rectificar lo que no ha salido bien. Te abre puertas y te enfoca al futuro. Da posibilidad a crecer y aprender de la experiencia. En este caso podemos APRENDER DE LAS CRCUNSTANCIAS

A VECES SE GANA Y A VECES SE APRENDE

Cuando sentís que fracasaste (no que aprendes), te pasa que:

  • Te estancás emocionalmente.
  • Te sentís mentalmente abatida/o.
  • Creas una brecha entre lo que hiciste y lo que debiste hacer.
  • Pensás que es fue el peor y más grande fracaso
  • Te desvalorás.

Entonces, ¿qué pensás que es más provechoso, pensar que hemos FRACASADO o pensar que hemos cometido un error y podemos APRENDER de él?

Claro que es mucho mejor aprender de cada situación. Y si frente a estos panoramas siempre hacés lo mismo, siempre sucederá lo mismo, por lo que modificar tu conducta y te ayudará a generar un resultado nuevo.

LOS CAMBIOS GENERAN CAMBIOS

Para poder afrontar diferentes situaciones complicadas para vos, es recomendable tener ayuda de profesionales que te sepan asesorar y acompañar en estos momentos.

Basado en un artículo de la Nutricionista Lara Lambarte

Editado por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Llega 2022

Estamos en la puerta del tan esperado 2022. Y antes que nada: te voy a pedir que te tengas presente tu objetivo. Pongamos que es Adelgazar. Cuando el objetivo está bien definido, se superan las circunstancias. Te hacés responsable de las decisiones ( casi siempre incómodas) y no te victimizás (olvidate del “no pude hacer otra cosa”) 

Ni pandemia,  ni que somos 18 a la mesa, ni que 8 cuartos. Es “tu” elección, son “tus” deseos y necesidades. No hay culpas, ni estás obligada/o a nada que no pase por tu determinación. 

Sin embargo, se trata de un festejo, por lo que podrías caer en las tentaciones de cualquier fiesta con comidas “típicas de las fiestas”.⁣

Tené confianza, si lo programas, sos vos “quien tiene el poder”. Para ilustrar el concepto te dejo estos consejos/sugerencias ⁣

  • El día de una gran cena, desayuná bien, almorzá y merendá normalmente. En una sola cena podrías terminar ingiriendo lo que no comiste en todo día.⁣ No debe ser así
  • Los snacks o “picadas” son para compartir una charla amena entre amigos y familiares antes del plato principal. No es la comida principal.⁣
  • En las fiestas los platos incluyen ingredientes que, a menudo, son muy calóricos. Tomá el protagonismo, decidite a incorporar también platos con vegetales, legumbres y frutas. Existen muchas opciones para ellos. Podés comenzar con legumbres (como garbanzos a la provenzal) y hortalizas (lechugas, tomates, pepinos, zanahorias, cebollas, etc.), así será muy probable que se ingieras menos calorías a lo largo de la comida.⁣ 
  • Si la variedad de alimentos te invita a probarlo todo, vigilá las cantidades, así comerás menos calorías.
  • El plato, cuanta más comida tenga, más comerás. La vajilla desempeña un papel, elegí un plato más chico y no lo completes.
  • Prestá atención a la bebida. Con tantos brindis, en estas fechas se bebe más de lo aconsejable. No sólo el alcohol, las bebidas azucaradas y los jugos de fruta representan una gran fuente de calorías, que se ingieren sin notarlo (dos copas de vino poseen casi la misma cantidad de calorías que un plato de fideos). Si tomás bebidas alcohólicas, alterná con agua, bebidas saborizadas o soda.⁣

Sin dejar de disfrutar un buen momento (que para eso vinimos!). Pasá unas horas de alegría y permití los alimentos »te acompañen«.

Y al día siguiente: Felicitate!!

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Imaginemos un menú tus fiestas

Podemos comer comida deliciosa.  Y es posible, mantener a raya las colorías, con:  quesos, hongos, hortalizas, en ensaladas y asadas, que acompañan o rellenan croquetas, canelones, patés para untar y deliciosas cremas o tips que harán aplaudir a tus invitados u hospederos.

Ideas para un menú de Navidad y Fin de Año donde las calorías quedarán bajo tu control.

Entradas

Las ensaladas están muy bien, pero recordá que hay un mundo más allá de la lechuga y el tomate. Sin renunciar a las lechugas, tenés opciones con espinacas, endivias, achicoria, radichio, y además tenés colores y sabores en la zanahoria, col morada y remolacha por ejemplo.

En las verduras asadas siempre hay una sabrosa oportunidad de algo diferente, y si se preparan bien hasta los más escépticos pueden acceder de buena gana. Vas a ubicarlas en el centro de la mesa, acompañadas de un par de salsas -el pesto y la mayogur  tienen un lugar destacado aquí-  y hasta con suficiente personalidad como para reclamar el protagonismo en una entrada.

Platos Principales

Es el momento clave de una comida familiar como la de fin de año. Hace mucho calor asado, nada de lechón a la parrilla.  Tu propuesta alternativa presentará coliflores asadas, que podés marinarlas con una mezcla de especias o hierbas aromáticas, limón y aceite de oliva; vas a darle un par de horas para que el aliño haga su trabajo Luego las asás unos 50 minutos, y las acompañadas de un yogur natural (no endulzado) con cilantro y jugo de limón.

Seguramente la receta resultará más impactante si cubrís la coles con una salsa cremosa de queso y hongos.

Además contá con nuestros ya “clásicos” Matambritos de Pechuga de Pollo

Necesitás que las pechugas estén fileteadas como mantas o matambres.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo sin piel y sin grasa visible. Cortadas como mantas
  • 1 paquete de espinacas frescas
  • 2 zanahorias
  • 6 aceitunas picadas
  • Queso en hebras light
  • 1 limón y 1 naranja
  • Sal y pimienta

 Preparación

Poné a macerar las pechugas en el jugo de un limón y una naranja. En una fuente tipo pyrex o una de porcelana (porque la usaremos para cocinar). Vas a dejarlo entre 2 y 10 horas en la heladera.

La zanahorias, peladas, las pasás 1 a 2 minutos por el microondas para ablandarlas un poco. Y cortalas a lo largo, en bastones finos

Sobre una mesada limpia y seca, colocá un recorte de film de cocina de unos 40 cm de largo, sobre el que disponés la manta de pechuga y la vas cubriendo de hojas crudas de espinaca. A distancia de 2 cm entre si, colocas los bastoncitos de zanahoria.

“Espolvoreá” con queso en hebras y aceitunas picadas.

Cuando terminaste de apilar los ingredientes procedé al enrolle. Ayudate con el film para hacer el roll de pollo, apretando con firmeza. Al terminar, envolvela con el film, girá el sobrante de las puntas como si fuera un caramelo. No hacen falta hilos ni precintos.

Recordá que lo tuyo es creatividad y algunas sugerencias en las recetas que te proponemos

Cambiar es una tarea desafiante, generalmente incómoda, sin embargo aporta resultados apasionantes y transformadores.

Siempre estaremos disponibles para probar cosas diferentes

¿Qué hay de Postre?

Las frutas de estación deberían cantarán:  presente!  Frescas, deliciosas, coloridas

Pero por supuesto también un trozo de turrón de Alicante y una porción de Pan Dulce, estarán acompañando el Brindis y los buenos deseos, para festejar con familia y /o amigos.

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Arrolladitos de zucchini con un paté de tomates secos

La semana pasada le pregunté a Susy si podíamos hacer algo con unos tomates desecados (muy mediterráneos). Me dijo que los tomates secos no le quedaban bien. Pregunté curioso: ¿Cuantas veces los usaste? –Una vez. No más preguntas

Así fue que sin decir una palabra más, hoy en la feria del barrio, compró tomates secos y llegamos a casa con ellos y un desafío culinario.

Esta receta la buscamos y adaptamos, quedó increíble. Y superamos el bloqueo de los tomates desecados. Hurra!!

Ingredientes

  • 1 zucchini
  • 1/2 taza de almendras
  • 8 tomates secos
  • Hojas de albahaca fresca
  • Una cucharadita de limón
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Lava bien el zucchini.

Con ayuda de una mandolina o con un cuchillo cortalo en láminas muy finas.

Pintá ambas caras de las rodajas con aceite de oliva y gríllalas en una parrilla, plancha o sartén hasta que estén doradas.

Disponelas en un plato o placa

Para preparar el relleno colocá los tomates secos en un bol, agregales agua hirviendo para hidratarlos y dejalos reposar unos 10 minutos. Escurrilos.

Poné las almendras en el vaso un procesador  o licuadora. Añadís  sal, el limón, una cucharada de aceite de oliva, albahaca fresca y los tomates hidratados.

Procesalos  hasta integrar bien todos los ingredientes y obtener una pasta homogénea.

Ya para terminar, disponés una lámina de zuchini sobre un plato, untala con tu “pate” de tomates secos en un extremo y enrollala.

Para la Liga de Cocineros/as del Club, recuerden:

 «Te respetan por lo que sabés hacer, pero te aplauden por COMO lo hiciste».

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Un Brócoli atractivo y sabroso

¿Por qué se ha instalado al brócoli como la hortaliza que más aterroriza a los niños? ¿Qué ha hecho este noble vegetal un sinónimo de castigo? Probablemente haya que buscar en el mal manejo que se le ha hecho -y se le siguen haciendo- en la cocina hasta convertirla en un bodrio insufrible. Hablo de esos hervidos laaaargos que la transforman en algo descolorido, pastoso, aguachento y con olor a baño de terminal de trenes.

Si aprendés a  respetar  su punto de cocción y usarlo con inteligencia, el brócoli puede darte muchas alegrías en la mesa familiar. Vuelvo hoy a vistar a Mikel López Iturriaga, el Comidista, que nos invita a probar el brócoli tandoori que preparan en Barcelona. Nos presenta una  receta que hará que salgas a comprar tus brócolis al terminar de leer.

BRÓCOLI TANDOORI

Ingredientes

Para 4 personas

  • 450 g de flores de brócoli
  • 25 g de almendra picada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Salsa Tandoori  (la receta)

  • 200 g de un sofrito base (de tomate, cebolla, pimentón y ajo)
  • 100 g de queso crema
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1/2 cucharadita de romero
  • 1 cucharadita de cilantro picado
  • 1 cucharadita de mezcla de especias Tandoori (se consigue por Mercado Libre)
  • 1/2 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta negra

Crema de Jenjibre

  • 100 g de queso crema
  • Un chorrito de jugo de limón
  • 1/2 cucharadita rasa de jengibre rallado finito
  • Sal

Preparación

Mezclá bien todos los ingredientes de la salsa tandoori:  en un vaso de mixer o licuadora, colocás el sofrito; cilandro y romero;  jugo de limón; las especias tandoori (u otra que tengas), el comino; pimienta negra y finalmente el queso crema. Le das mezcla y reservalo.  Prepará la  crema de jengibre y reservala también.

Colocá  y repartí dos terceras partes de la salsa tandoori  en una fuente que se pueda meter al horno. Calentala un par de minutos en el horno a 180 grados.

Sazoná el brócoli con un poco de sal y aceite, y saltealo directamente al fuego, tapado,  cada tanto removés, hasta que se ablande ligeramente.  En caso de no tener gas, saltearlo en una sartén a fuego muy vivo.

Servi el brócoli sobre la salsa tandoori, y decorar con cucharaditas  de salsa tandoori, cremoso de jengibre, almendra picada, un poco más de mezcla de especias tandoori,  si se quiere.

Una delicia!

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

Llegó Diciembre

Ya está, tenemos a Diciembre a la vista, como corresponde viene con festejos,  y este año un poco más, Emociones que afloran y el deseo de encontrarnos con amigos, compañeros de la vida o el trabajo y el rito familiar del 24 y 31.

Y estas fiestas no serán diferentes a otras, probablemente repitamos ceremonias de manera automática: si hay que reunirnos, buscamos fecha y lugar; si vamos a beber, bebemos lo que la mayoría; a la hora de comer, nos ponemos de acuerdo y se hace en conjunto, lo habitual, lo esperado.

Son momentos que se viven con un alto tono emocional, difícil para una planificación “personal”, de lo que vamos a tomar, de la selección de alimentos, cantidades, etc.

Se suele pensar y decir que  durante las fiestas no hay que privarse. Estoy casi de acuerdo, aunque lo más recomendable (si tenés una enfermedad metabólica, o un exceso de peso o simplemente cuidar la salud de tu futuro yo), es que tomes las riendas, a conciencia de lo decidís que vas a comer y beber. O sea, vas a estar presente y saber de cada porción (o copa) que vas a llevar a tu  boca durante una comida, en reuniones, festejos.

El plan maestro es: comer lo que elegís en lugar de lo que “toca”. Pensar antes y comer lo decidiste, porque querés hacerlo. Comé algo que te guste en la cantidad justa, sin glotonería.

Ser diferente impone un reto, lo sé y te quiero con esa actitud desafiante. Los demás son los otros y tienen nuestro respeto por sus hábitos, cultura y familia.

Siempre podrás elegir, hay muchos alimentos que producen sensaciones placenteras, sin necesidad de llenarnos a tope la panza.

Disfrutá de cada bocado, tanto como de la alegría de ver al familiar que no veías, de compartir la ilusión de los chiquitines, de conversar con algunos parientes o “amigos” con los que tenés conflictos no resueltos. Recordá a los que no están y ahuyentá las malas vibras, los malos rollos (¡olé!).

Es Diciembre amig@s,  busquemos gestionar buenos hábitos emocionales y alimentarios Vamos por unas fiestas sin excesos y con inteligencia emocional, así podremos llegar al próximo año con el orgullo de haber tomado buenas elecciones.

5

  • Organizate y tené un registro de lo que vas a comer esos días.
  • Comé con conciencia. Elegí alimentos que te gusten y disfrútalos al estilo francés. Esto va a hacer que comas rico y  en porciones reducidas,  sabiendo que lo elegiste.
  • Poné atención: cuándo empezás y cuándo tenes que parar;  si estuvo bien, ya es suficiente.
  • Disfrutá de la reunión, de ver a los amigos, la  familia, de las charlas.
  • Si ese día estás en alguna emoción negativa, detectala y buscá a la persona “adecuada” para hablar de lo que te pasa. Ese alguien es quien escucha sin juzgar, y  no te “aconseja” (solo te escucha, está allí para vos).

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

Rollitos con Palta

Cada año tenemos más información sobre las bondades nutricionales de los aguacates o paltas. Y su presencia crece en las recetas que los incluyen. Recordemos que la grasa presente en estos frutos es similar al aceite de oliva (el núcleo vital de la Dieta Mediterránea).

Hoy vamos a hacer unos panquequitos sencillos, que van a enrollar una fresca y oportunísima preparación vegetal. Vamos!

INGREDIENTES

  • 4 panqueques
  • Hojas de lechuga
  • 2 tomates cortados
  • 1 cebolla morada cortada en juliana
  • 1 palta
  • Jugo de limón
  • Aceite de oliva EV
  • Queso blanco untable o yogur natural

Prepará tus panquequitos

Instrucciones

Batí el huevo en un bol. Agregá la fécula de maíz de a poco y agregale la leche mezclando muy bien con un batidor, para que se disuelva bien la preparación.

Calentá una sartén chica o panquequera a fuego mediano, untala con aceite o spray vegetal.

Revolvé bien la preparación del bol.

Sacá medio cucharón de pasta y echalo en la sartén. Inclinalo rápidamente en todas las direcciones hasta que una delgada capa de pasta cubra la base.

Cociná el panqueque hasta que los extremos se doren, despegalo con una espátula y dalo vuelta, dorando el otro lado.

PREPARACIÓN

Pelá la palta y cortala en cubitos. Rociala con jugo de limón.

Cortá también los tomates en pequeños trocitos y picá la cebolla.

Acomodá los panqués sobre una plato, untalos con queso blanco y colocá las hojas de lechuga, los tomates, la cebolla y la palta.

Enrollalos y serví.

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos

El triptófano y serotonina: paladines del bienestar

 

La serotonina, también llamada hormona del humor, es un neurotransmisor (mensajero químico) relacionado con el sueño saludable  y el buen ánimo, su concentración en el cerebro es directamente proporcional a la concentración de triptófano en tu sangre.

Los neurotransmisores son compuestos químicos que producen estimulación neuronal, lo que hace que éstas se comuniquen entre sí y trasmitan sus mensajes. Diversas investigaciones han confirmado que la serotonina es muy abundante en los lugares del cerebro que dirigen el estado de ánimo y el afecto, y por tanto, los cambios en los niveles de serotonina afectan al ánimo. Esta sustancia también actúa como el reloj interno de nuestro cuerpo, y determina nuestros ciclos de sueño y de vigilia.

El triptófano es un aminoácido esencial, es decir, que debe de ser aportado por  la alimentación. En nuestro cuerpo tendrá  cambios metabólicos que lo transformarán en serotonina.

Alimentos ricos en triptófano:

huevos, lácteos, pescados, carnes,  legumbres, frutos secos, bananas, paltas.

Huevos

La mayoría de los alimentos que incluyen proteínas suelen  contener triptófano. Es el caso de los huevos, que por cada 100 g, se estima que tienen 156 mg de triptófano en la clara y 282 mg en la yema.

Pollo

Si te sentís relajada o somnoliento después de comer un pollo, puede ser que en parte se deba al  efecto del triptófano que contiene la carne de estas aves.

Pescados azules

Los pescados azules (los más grasos), además de ser una valiosa fuente de ácidos grasos omega-3, excelentes para la salud cardiovascular, contienen cantidades importantes de lisina y triptófano

Lácteos

Sabemos que los lácteos, y especialmente la leche, favorecen la conciliación del sueño. Y es que el triptófano que contienen actúa como promotor del sueño.

Frutos secos

Si tu comida descarta alimentos de origen animal, hay fuentes vegetales de triptófano como los frutos secos:  nueces, almendras, avellanas… todos ellos son ricos en este aminoácido.

Banana

Una de las frutas con más alto contenido en triptófano es la fruta preferida de Los Minnions. De modo que comer una banana es una buena medida para prevenir el insomnio y favorecer el «buen humor».

Palta

El secreto para dormir mejor está (entre otras cosas) en llevar una dieta que favorezca el sueño. Para este propósito tu dieta debería incluir paltas.

Como ves, la alimentación guarda relación con nuestras emociones de maneras diferentes. Así como el conocimiento te da oportunidad de probar tus reacciones ante cambios favorables en tu dieta. Animate a explorarlas

“Hamburguesas de Arroz Integral y Hortalizas”

Como este fin de semana comimos carnes, pensé en preparar para hoy una receta fácil y vegetariana.

Igual que los flexitarianos, prefiero limitar el consumo de carnes a pocas veces en la semana  y la mayoría del tiempo preparar comidas que no las incluyan. Así que ahora te presento estas pseudo hamburguesas a base de arroz integral.

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz integral cocido
  • ½ taza de zanahoria cocida
  • ½ taza de zucchini cocido
  • 1 rama de apio
  • ½ taza de avena
  • 1 diente de ajo
  • Albahaca fresca
  • Sal y especias a gusto

Preparación

Colocá la avena en el vaso de un mixer y procesarla hasta formar una harina gruesa y retirala. Ponela en un bol.

Luego volcás en el vaso del mixer  (o procesador de alimentos) el arroz, la zanahoria, el zucchini, el apio, el ajo y la albahaca.

Trituralo bien hasta formar una masa pegajosa.

Coloca la preparación en otro bol y añadís la sal y las especias elegidas. Mezclalo bien.

Por último agregás la avena para darle una consistencia más compacta a la masa. Integrá todo.

Poné con la mano porciones de masa y formá hamburguesas del tamaño que te gusten.

Disponelas en una placa para horno previamente aceitada o tapizada con papel manteca.

Cocinalas a horno precalentado a 180° por unos 15 minutos de cada lado o hasta que la superficie de las hamburguesitas esté dorada.

Nota

Van muy bien con un aderezo de «mayogur» https://doctorugarte.wordpress.com/2021/05/17/la-mayogur/

Si buscás adelgazar, o tenés diabetes, podés consumirlas también. Solo comé un par y acompañalas de una ensalada a base de hojas verdes.

por DoctorUgarte

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos