Cómo hacer puré de zapallo casero

Hay una “legión” de amantes del zapallo. Para ellos van a publicarse una serie de preparaciones que van a apreciar especialmente.

Con este puré de zapallo o calabaza vas a poder hacer un montón de recetas. Aquí va la recetita.

Precalentás el horno a 200ºC y forra una bandeja de horno con papel  de aluminio. Lavá tus calabazas para que tengan una superficie impecable. Desechá los extremos. Cuidadosamente cortá cada calabaza en dos mitades, mediante un corte longitudinal. Retirale las semillas con una cuchara (y guardalas). Se pueden en otras preparaciones.

Colocá las mitades de calabaza boca abajo en la bandeja y volcales un vaso de agua. Hornealas durante unos 25-30 minutos, hasta que la carne esté muy blanda. Retiralas del horno, dales la vuelta y dejá que se  enfríen hasta que las  puedas manipular sin quemarte.

Si están bien asadas, vas a poder extraer la “carne” con una cuchara sin problemas. Sacá bien toda la pulpa de las calabazas, poniéndola en un cuenco grande o en un bol de batidora. Triturarla hasta que quede una textura cremosa y suave.

Colocá un colador grande sobre un recipiente amplio, y poné encima un paño limpio. Volcá el puré de calabaza sobre la tela, tapalo con otro paño y dejalo reposar durante varias horas, mejor toda la noche. Después de ese tiempo, se habrá escurrido una buena cantidad de agua.

Ya te queda el puré de calabaza para usar en las recetas que vendrán, dulces o saladas.

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Pollo, una alternativa más accesible

En tiempo de crisis, como el actual, poner comida nutritiva y sabrosa en la mesa es un desafío. Hoy el pollo resulta una carne de menor precio que la vacuna. Por lo que te voy a proponer una receta que además de cuidar tu economía, te resulte sencilla de hacer

Brochetes de Pollo

Necesitarás

  • 1 pechuga de pollo entera
  • 1 morrón  rojo
  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharada de mostaza
  • Aceite de oliva
  • Sal y  Pimienta

Preparación

Ponés en un bol:  5 cucharadas de aceite de oliva, el ajo picado, jugo de limón, mostaza, curry, sal y pimienta negra. Mezclalo muy bien con un batidor y reservalo, será para tu marinada.

Cortá el pollo:  en dados grandes y metelos en una bolsa para congelar o en un recipiente de plástico con tapa. Añadí tu marinada, cerrá la bolsa o el recipiente y remové muy bien para que se impregne todo con el aliño. Guardalo en la heladera durante (mínimo) una hora.

Cortá el morrón y la cebolla en rodajas. Poné en el pincho un trozo de pollo, morrón y cebolla repitiéndolo hasta completar el palito de brochete. Ponelo en el grill o en una plancha aceitada y cocinalas unos 15 minutos. Dales la vuelta de vez en cuando y regalas con un poco de la marinada.

Acompañalas con una ensalada de hojas verdes tomate y zanahoria rallada

Y tu comida esta lista!

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Pescado a la plancha

Ya fuimos a comprar el pescado, elegiste filet (sin espinas por favor) y lo trajiste a casa. ¿Y ahora que?. Vamos a cocinarlo

Mi primer sugerencia es hacer una breve maceración. Disponé las piezas en una fuente y rociales con jugo de limón y especias. Pensá en un poco de sal y pimienta, provenzal, orégano. Si te gusta, aplastás un para de dientes de ajo y adentro.

Cubris con una bolsa de plastico limpia o un film. ! hora, máximo 2. Que el limón no te cocine el pescado.

Precalentá la plancha, untala con aceite de oliva y un papel de cocina, preferimos este método al rociador de aceite en spray comercial.

Colocá los filetes y guardate el liquido de la maceración. Los dejás unos 5 minutos o hasta que se esté dorando en la base. Allí les das vuelta y le volcás el liquido “macerador” a la parte ya cocida; aprovechá para cocinar en la plancha mitades de tomates frescos, que serán parte de la guarnición.

Cuando estén listos emplatás y llamás a comer.

Agregá una ensaladita de hojas verdes para completar la comida.

Un plato nutritivo, fácil y con un sabor embriagante.

DoctorUgarte “Come Bien Vive Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Dale protagonismo al pescado en tu dieta

Come pescado que es saludable, lo decía mi abuela y no era especialista en nutrición (¿o si?). Como todas las semanas hoy fuimos a la feria del barrio. Estuvimos en animada charla con el puestero de pescado, que nos ilustró sobre las virtudes de la mercadería que presentaba esta mañana.

Veamos como superar las supuestas dificultades que se presentan para incrementar el consumo de este alimento “bíblico” en la dieta habitual de los argentinos.

Sin espinas

Las espinas del pescado pueden ser peligrosas para los más pequeños, y generan miedo en aquellos ya mayorcitos que se imaginan como se les clavan en la faringe.  La solución parece sencilla: elegir el pescado en filetes o lomos sin espinas, en lugar de enteros o trozos, esto hasta que seas más consciente de lo que estás comiendo (un entrenamiento). La oferta de estas presentaciones sin espina es muy grande: merluza,  lenguado, pollo de mar, brótola, lomos de atún o salmón blanco…, aunque también se puede pedir otros y que te los limpien en la pescadería.

No aburras con el filet de merluza

A muchos resulta monótono y aburrido comer pescado porque se prepara o se condimenta siempre de la misma manera (frito, rebozado o empanado). La alternativa para que ésta no sea la razón de su rechazo también es sencilla: cambiar la preparación, la condimentación y la guarnición que acompaña al pescado; cocinalo de forma que resulte más atractivo. En croquetas, buñuelos, albóndigas,  estofado, en tortilla, con salsas diversas, con papas, acompañado de verduras, a la plancha, al horno, a la parrilla, relleno… Con una pizca de imaginación, un pescado se puede convertir en un plato muy apetitoso.

Disimulá  el sabor del pescado

A los que no les gusta el pescado se los puede “engañar”. Algunos lo rechazan porque lo encuentran insípido, comparado con otros alimentos, mientras que a otros es por el sabor y el olor de algunos pescados, sobre todo los más grasos; les resulta muy fuerte.

Hay trucos que pueden solucionar este inconveniente. Por ejemplo, macerarlos con limón, aceite y hierbas aromáticas, acompañarlos de salsas diversas y de guarniciones de hortalizas, papas o arroz, son maneras prácticas y sencillas de cambiar el sabor del plato.

Si se cocina hervido o a la plancha, el sabor y olor a pescado está más marcado, por lo que se puede atenuar o disimular su sabor sin ocultarlo del todo. Con el acompañamiento de distintas salsas (bechamel, salsa rosa, salsa verde…) y las diferentes formas de preparación (horno, papillote, escabeche, rebozado,…) se suaviza su sabor.

Que el pescado “no me llena”

El tipo de proteína característica de los pescados, distinta a la de otras carnes, hace que los primeros sean, en general, más fáciles de digerir. Eso es lo que provoca que noten el estómago “vacío” a las pocas horas de comer pescado. Aunque esta sensación depende del contenido en grasa del pescado (los azules tienen más grasa y su digestión es más lenta), de la forma de cocinado y de cuál sea su acompañamiento.

Un pescado al horno o en  guiso y acompañado de papas, garbanzos  o arroz, “llena” tanto o más que un bife de cuadril con papas.

¿Pescado fresco, congelado o en conserva?

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, los alimentos congelados son muy nutritivos porque la congelación en rápida, posterior a la pesca, así no se alteran sus cualidades. De manera que el pescado congelado se conserva en perfecto estado durante más tiempo que el fresco, que tiende a estropearse en pocas horas. Por tanto, si no vas a consumir el pescado de inmediato, mejor compralo congelado o congelalo vos, si lo llevás fresco. Además, por lo general el pescado congelado es más barato que el fresco y no tiene desperdicio, está limpio de espinas y sin piel.

Las conservas de pescado son otra opción para añadir a ensaladas, pizzas, empanadas. También sirven para elaborar bocaditos (de atún, de anchoas o de sardinas), o como ingrediente de platos de arroz o pasta (macarrones, lasaña). Mantienen muchos nutrientes del pescado fresco como las proteínas de alto valor biológico y las grasas (las famosas omega 3). Hay que tener en cuenta el tipo de conserva; si es  “al natural”, ya que “en aceite” se  modifica su valor energético.

Secretito

Cuando estás en una pescadería y no te invade el olor a pescado, comprá allí. El pescado fresco casi no hule a pescado.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  

También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Las Grasas y nosotros

Primero lo primero:  la grasa de la alimentación y la de nuestro cuerpo no son iguales.

Hay una creencia popular, “la grasa es diabólica, fuente de todos los males de la humanidad”. “es decir…si como grasa, almaceno grasa”.  Creo que hoy deberíamos desconfiar de estos dichos.

Peor y más confuso es en inglés , ya que “grasa” y “gordo” son la misma palabra: “FAT”

¿Por que almacenamos grasa en el cuerpo?

  • Cuando sobran calorías, las guardamos como grasa
  • Reservamos esa fuente de energía para contingencias, para la supervivencia, en cantidad ilimitada.
  • En cambio, sólo  podemos guardar cantidades “limitadas” de glucógeno
  • Y además, podemos hacer grasa desde cualquier fuente de energía (carbohidratos, proteínas y alcohol)

¿Y porqué se recomienda disminuir la grasa en las dietas de adelgazamiento?

A la primera vista 1 g de grasa aporta 9 calorías (o Kcal, que es lo mismo), en tanto que 1 g de carbohidrato o de proteína son  4 Kcal para cada uno. Las grasas nacen estigmatizadas. Durante años su limitación fue la base de tratamientos para adelgazar. “Evitá las grasas”, repetíamos las/os nutricionistas. Es como culpar al marcador de punta derecha por una mala campaña. Se trata de un equipo el que pierde los partidos.

¿Habría que hacer una dieta sin grasa para adelgazar?

Comparando dietas para adelgazar restringidas en… Grasa,  Carbo Hidratos (CH) o altas en Proteínas. Lográs el objetivo, sin embargo en el largo plazo, el peso que alcanzaste es muy difícil de sostener con todas.

Si por ejemplo, cambiás grasa por azúcar siempre es peor. Los CH son mas adictivos y pensando en que sacaste las grasa, subestimás las calorías,  es una trampa. Lo que debemos desaconsejar son:

  • Los alimentos con muchas calorías por porción (como un alfajor)
  • Los poco saciantes (como las gaseosas con azúcar o las galletitas)
  • Los que tiene poco valor nutritivo (bebidas alcoholicas)
  • Los que carecen de fibra o proteínas (pan, jugos de fruta)

Alimentos grasos que son “saludables”

  • El aceite de oliva
  • Los frutos secos
  • Algunas semillas
  • Los huevos
  • Pescados grasos
  • Las paltas

Productos que aún teniendo un valor calórico importante. Dan saciedad, buen sabor, nutrientes valiosos, mejoran tus recetas.

En adelante cuando veas un alimento empaquetado que diga “Bajo en grasa” (Low Fat), prestá mucha atención a lo que contiene, puede ser una versión comestible del “Caballo de Troya”

Un Informe británico reciente dice “comé grasa, cortala con los carbohidratos y evita los snaks (colaciones) para revertir la Obesidad y la Diabetes Tipo 2″.

En resumen

Se puede llevar una dieta tanto moderada como alta en grasas; el hecho de que sea saludable o no, dependerá de la calidad concreta de tus alimentos.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

Ideas para optimizar la (auto) motivación

Todos los días se acercan a verme personas que desean bajar de peso, corregir su colesterol o mejorar el control de su diabetes. En todos los casos esas personas deberán participar activamente del proceso o tratamiento. No siempre están listas para iniciar acciones, que cambiarán poco o mucho su “estilo de vida”. Si estás en esa situación. ¿Cómo motivarte?

Auto-Motivación

La motivación es una palabra compuesta (“motivo” para la “acción”)  La automotivación es básica, aunque haya también un impulso externo que te anime a la acción, sos vos quien acepta el desafío y se pone en movimiento.

La motivación es intangible, en ella aparecen retazos de nuestra infancia, educación, experiencias personales y cercanas,  elementos de nuestra vida que fijan las creencias que nos llevarán a decidir a qué le damos importancia y a qué no.

La automotivación se puede definir como el proceso que inicia, conduce y sostiene las conductas orientadas a lograr un objetivo. Aporta la energía, orientación y persistencia, necesarias para avanzar cuando el escenario de nuestras acciones es, digamos: incómodo.

La capacidad de automotivarse es fundamental para vivir el día a día con ganas, intensidad y actitud positiva.

Ideas para potenciar la automotivación

Fijate metas: diarias y semanales. Los objetivos importantes, conviene dividirlos en pequeñas metas que al alcanzarlas, te animen a continuar.

Tené conciencia de tus fortalezas, apoyate en ellas siempre que lo necesites.

Si no tenés ganas, hacelo igual. Así de simple. No procrastines, si hay que hacerlo porque es bueno para vos, para cumplir tus objetivos, etc., lo hiciste y luego te felicitás por haberlo completado.

¿Con quién te relacionás? Escapá de la gente tóxica y vinculate con aquellas que te potencien y empoderen. Las personas que viven para quejarse te quitan energía.

Creá hábitos que te aporten cosas positivas. Practicá ejercicios, comé bien (saludablemente) , meditá sobre tus logros, escuchá música que te ponga para arriba… En definitiva, practicá rutinas que te entrenen en la tareas necesarias a tus objetivos. “La práctica hace al experto”.

Prestá mucha atención a como te hablás.  Sos la persona con quién más hablarás en tu vida. El dialogo interno, esa voz interior, puede ser tu mejor consejera o tu peor enemigo. Los pensamientos que tengas te llevarán a los emociones y sentimientos que vivas. Fijate cómo te hablas en cada momento y si esa voz, tono, etc., es adecuado para alcanzar tus objetivos. En caso de no serlo, cambialo porque podés.

Premiate. Es una forma de reconocerte el trabajo bien hecho, los logros conseguidos o los pequeños hitos que te acercan a ellos. Es un modo de ponerte en valor. Con cuidado, el premio debe ir en el sentido de tus objetivos, no debe alejarte de tus metas.

Finalmente, dejate ayudar, de lo contrario te quedás encerrada/o en creencias del tipo: “esto no es para mí”, “yo no voy a poder” “en estos momentos me es imposible” etc. etc. Siempre se encuentra el camino cuando hay una buena motivación.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

TORTILLITAS DE LENTEJA CON TOMATES SECOS Y ALBAHACA

Son fáciles de hacer, requieren de pocos ingredientes y son aptas para celíacos 

Si nunca se te había ocurrido la idea de utilizar las legumbres para hacer este tipo de preparaciones, más allá de usar la harina de garbanzo para hacer la típica tortilla de vegana, puede que este sea el momento de probarlas.

Tiene la ventaja de necesitar pocos ingredientes: las lentejas, agua y algo más que le aporte un poco de sabor. No lleva huevo, ni gluten (para los celíacos y otros temerosos de esa proteína). Otra ventaja es que no necesitas harina, con tener en casa un procesador de alimentos o una batidora o potente es suficiente, ya que con remojar la legumbre y triturarla, tenés lo necesario. Al igual que cualquier tipo de tortita o crepe, podés adaptarlas a tu gusto y añadir diferentes ingredientes para aportar sabor. En este caso, combiné albahaca fresca con tomates secos, pero quedan muy bien también con verdeo picadito, diferentes especias -con curry y jengibre queda de rechupete- o con hierbas aromáticas.

INGREDIENTES

  • 300 g de lentejas
  • 3-4 tomates secos en aceite bien escurridos
  • Un manojo generoso de albahaca fresca
  • 3 cucharadas soperas de jugo de limón
  • 1 cucharada de postre de polvo para hornear (tipo Royal)
  • 1 cucharada de postre (al ras) de sal
  • Aceite de oliva
  • Para servir: rúcula, espinacas picadas, cebolla de verdeo, tomate fresco, mozzarella

Preparación

  1. Pones las lentejas en remojo con 450 ml de agua durante tres horas.
  2. Pasado el tiempo, las lentejas habrán absorbido casi toda el agua. Pasalas a un procesador de alimentos o batidora de vaso potente, junto con el jugo de limón, el polvo de hornear y la sal, y procesalo hasta que te quede una masa fina semilíquida.
  3. Picá los tomates secos y la albahaca muy finita y añadilo a la masa de lenteja. Removes bien para que se distribuyan homogéneamente.
  4. Calentá una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva y colocá unos 100 ml de masa (el equivalente a un cucharón de servir). Lo cocinás a fuego medio-alto unos dos minutos, hasta observar que se hayan formado burbujas en la superficie y ésta se vea opaca en lugar de brillante y húmeda. Dale la vuelta con ayuda de una espátula y cociná otros dos o tres minutos más, bajando un poco la temperatura para que no se queme. Las tortitas tienen que quedar doradas por fuera, así que se les puede ir dando la vuelta de vez en cuando hasta que tengan ese color dorado.
  5. Servilas con vegetales frescos por encima, como rúcula, tomate y verdeo picado. Condimentá con sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. También se pueden utilizar para rellenarlas con tus ingredientes favoritos.

A comeeer!

La receta original es de Raquel Bernácer. Editada y adaptada por Doctor Ugarte para vos.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

El Polvo Mágico insiste

En la Argentina (según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2019) el 61% de la población presenta  exceso de peso (sobrepeso / obesidad). La Salud de este grupo de personas está en  posibilidad de desarrollar alteraciones metabólicas que pueden conducir a Diabetes tipo 2, hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular y hasta algunos tipos de cáncer. 

Al mismo tiempo existe un “deseo” mayoritario de ADELGAZAR. Vaya paradoja. El punto crítico es que para lograr el objetivo se deben realizar cambios en la alimentación y la actividad física. Entonces el deseo se pospone, por motivos tan validos como cuestionables.

Atentos a esta encrucijada “los visionarios” de los buenos negocios tienen ideas espectaculares que proponen e ilusionan a un público tan numeroso como susceptible al engaño. Un ejemplo de solución ideal: “comer lo que se me antoja y perder peso”.

Sumemos el confinamiento pandémico de 2020 y tendremos “La tormenta perfecta”.

La forma de alimentarnos que en el actual contexto empeoró. El encierro y el estrés o la ansiedad sumaron para que el impulso de comer sea intenso y en exceso. La ropa holgada ocultó esos “kilos emocionales” (por miedo, enojo, tristeza, aburrimiento, etc.).

La compulsión a comer no es una conducta “natural” ni “normal”, sino aprendida –un hábito–. La comida se convierte en el elemento al que muchos recurren, de manera a menudo inconsciente y casi automática, cuando te sentís mal o atravesás algún problema; perdés registro de lo que estás comiendo.

Lo que te hará bien:

  • Gestionar de una manera eficaz y saludable tus emociones
  • Cambiar hábitos, y actuar con mayor conciencia
  • Entrenarte para detectar tus emociones y desviar la compulsión por los alimentos
  • Diferenciar el hambre fisiológica del hambre emocional, y responder adecuadamente
  • Asumir la responsabilidad con respecto a tu salud y bienestar.

Lo que te van a ofrecer

  • Chicles,
  • “Comida” en  polvos para preparar
  • Dietas basadas en jugos o evitando alimentos específicos
  • Batidos, viandas de todo tipo
  • Y un polvo para rociar a tus comidas preferidas. Promete evitar que absorbas el hidrato de carbono (glucosa) y… a comer sin culpa. 

Con mucha publicidad, en boca de artistas, periodistas, comunicadores y hasta (insólitamente) algún médico aparece en la insistente campaña publicitaria del “polvo mágico”.

¿Te ilusionaste?

Hay quién necesita eso de vos, alentar tu pensamiento mágico, alejado del esfuerzo de cambiar tu estilo de vida y buscar una alimentación saludable. Te promueven un supuesto camino simple, de entregarte al placer del producto muy calórico. Y si no llegás al resultado deseado, será una nueva frustración (una mas). Los visionarios de oportunidades de negocios tienen un plan que está funcionando. Venderte un producto que promete, sin explicar suficientemente su funcionamiento.

El polvo es obtenido de legumbres (porotos) y es una fibra dietética. En la mezcla digestiva se unirá a la glucosa, haciendo más lenta la absorción de la misma, con claras ventajas metabólicas. El punto ciego es definir la dosis, tanto la del producto como de la porción. Si comés un plato de ravioles bien completo, ¿cuanto producto es necesario espolvorear?. ¿Está probado en estudios de “fase 3”?

Comete una ensalada

La fibra dietética es una parte de los alimentos de origen vegetal que nuestro intestino no dejará pasar a la sangre, sin importar cuanto esfuerzo hagan las enzimas gastrointestinales por digerirlas. No obstante es excelente comer fibra. Además de su ligazón temporal con la glucosa, ayuda a que la materia fecal sea mas fácil de eliminar, a hacer que las comidas tengan mas volumen con menos calorías, algunas actúan como prebióticos (mejoran la composición bacteriana del intestino grueso), hoy conocido como microbioma.

Si acompañaras por ejemplo tus ravioles (la mitad de los que comerías), con un plato de ensalada mixta, obtendrías el mismo efecto que con el polvo, o aún mejor, ya que también incorporás minerales y vitaminas de las hortalizas. Sin olvidarte de la importancia de las porciones.

Un dato no menos significativo, es que invertís mejor tu dinero.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

La Dieta Mediterránea y sus méritos

¿Es una coincidencia puramente geográfica que tantas personas habitantes del área que rodea el Mar Mediterráneo vivan más que el resto de los humanos de Europa y los EEUU?

Parece que no. Y que la causa sería que a lo largo de las costas de España, Francia, Italia y Grecia se  tiende a comer una dieta con abundancia en frutas y vegetales frescos, pescado, legumbres, nueces, yogur, aceite de oliva y … vino tinto. Alimentos que aportan a su dieta saludables ácidos grasos y antioxidantes.

Esta dieta también minimiza los no saludables, como pastelitos y postres envasados, además de los ultraprocesados.

Hay estudios que han vinculado la dieta mediterránea con una serie de beneficios para la salud, incluyendo una reducción del colesterol “malo” (LDL). También se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer, la enfermedad de Parkinson y muerte prematura.

Es una dieta que tiene algunos componentes clave, como el aceite de oliva y las nueces.

Para adoptar un estilo mediterráneo probá estos consejos:

• Reemplazá la carne roja por pescado, especialmente pescados grasos como salmón, abadejo, caballa, sardina y atún fresco o claro enlatado, que tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, al menos dos veces a la semana.

• Cociná con una grasa insaturada como girasol alto oleico o aceite de oliva.

• Que la mitad de lo que comas sean frutas y hortalizas.

Cuanto más colorido sea el producto que elijas, más antioxidantes y micronutrientes consumirás. Zanahorias, brócoli, morrones rojos, naranjas y espinacas son todas buenas opciones.

• Podés beber vino tinto (con moderación). Un vaso al día si sos mujer, uno o dos si sos hombre. Si tenés alguna condición de salud crónica, consultá antes con tu médico para asegurarte de que sea seguro.

• Hacé que sus granos sean integrales. Asegurate de que las pastas, panes y cereales que compres contengan lo más cercano al 100% de granos integrales. Avena, quinoa, cebada y centeno son algunos de los cereales integrales que podrías elegir.

• Nueces, almendras y otras frutos secos son excelentes bocaditos porque contienen proteína y abundante grasa insaturada (la más saludable)

• Comé fruta de postre. Un cuenco de pasas dará tus comidas un final dulce, sin añadir grasa y calorías. Además, las pasas de uva son antioxidantes.

Secretito

La Palta entraría conceptualmente en esta dieta, sin embargo no se la menciona por no ser un autóctono “alimento mediterráneo”

Hablando de sardinas. Receta fácil de pastelitos de sardina

  • Estiras uno cuadrados de masa tipo tarta (casera es lo mejor);
  •  Cubrilos con hojas de espinaca cortadas en juliana; 
  • Agregás una cucharada de cebolla picada y salteada; 
  • Colocás encima una sardina de lata, trocitos de pulpa de limón, aceitunas negras picadas y huevo duro picado; 
  • Lo cerrás como un paquete rectangular, pincelalo con huevo y al horno hasta que se te doren un poco.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.

El Plan de Alimentos

Hace unos años cuando alguien quería adelgazar pensaba en hacer “dieta” o “régimen”, términos que se fueron corriendo del uso habitual de los profesionales. Hoy se prefiere decir “Plan de alimentación”.  “Plan”: idea del modo de llevar a cabo una acción. También decimos “Programa”: es cuando se detalla el modo y conjunto de medios necesarios para llevar a cabo ese objetivo.

En los tiempos que corren, ajustarse a algo tan fijo como una dieta, es difícil que tenga continuidad. La flexiblidad es la clave para sostener la actitud positiva y permitir que se generen nuevos hábitos. Para manejar esta dinámica, necesitás que te guíe un profesional de la nutrición y si está entrenado en educación emocional: mejor.

No es solo un Plan de Alimentos. Es un compromiso con tu futuro.

Hoy te traigo una de mis recetas preferidas. Ya verás por qué.  

Acelga salteada

Ingredientes

  • Acelga  400 gr. 
  • Cebolla   1 de 200 g.
  • Vino blanco 1/2 vaso
  • Sal  1 cdita
  • Ajo 2 Dientes    
  • Oliva 1 cda. sopera      

Preparación

1. Limpiá, pelá  y cortá   todos los vegetales.

2. Las hojas de acelga, las ponés a hervir durante 5-10 minutos en agua con sal. Una vez cocidas, las escurrís hasta que expulsen toda el agua y las reservás.

3. En una sartén con aceite de oliva dorás el ajo. Una vez dorado, agregás la cebolla y lo vas removiendo hasta que quede pochadita.

4. A continuación, añadís las espinacas y el vino y lo dejás  freír a fuego lento dándole vueltas.

5. Por último, rectificás sal y ya tenés listo este manjar.

Información adicional

Podés usar acelga congelada, si no conseguís fresca

Este plato aporta una hortaliza (acelga), con un alto contenido en vitaminas, minerales (magnesio, potasio y yodo), antioxidantes y fibra (mejora el tránsito intestinal). Aportan pocas calorías. Es uno de los alimentos que contiene ácido fólico, que forma parte de los nutrientes que colaboran en la  producción de glóbulos rojos.

Resumiendo, es una receta, que además de saludable, es rápida y riquisima, que acompañada de un segundo plato rico en proteínas o hidratos de carbonos, conseguís una receta equilibrada, excelente además si tu objetivo es adelgazar.

DoctorUgarte “Comé Bien, Viví Mejor”

Seguinos en Instagram: @adelnutonline y en @doctor_ugarte

Si necesitás hacer una consulta o querés iniciar un tratamiento: Nos escribís a:  eldoctorugarte@gmail.com  …y lo hacemos.  También por whatsapp al 11-5907-2200

Te damos propuestas para que tengas opciones “con ciencia” frente a un mundo saturado de información nutricional.

Todos los contenidos de doctorugarte.com tienen un propósito informativo. En ningún caso sustituyen el consejo, consulta, diagnóstico o tratamiento de tus médicos.